Política

Paso 2019: el Frente Progresista se arma sin el sello de UCR

El Frente Progresista decidió armar su estrategia electoral sin el sello de la Unión Civica Radical (UCR) y evitar cualquier proceso judicial que atraviese el radicalismo santafesino y que pueda terminar afectando a la alianza con el socialismo y el resto de los partidos frentistas, según publicó ayer UNO Santa Fe.

Miércoles 13 de Febrero de 2019

El Frente Progresista decidió armar su estrategia electoral sin el sello de la Unión Civica Radical (UCR) y evitar cualquier proceso judicial que atraviese el radicalismo santafesino y que pueda terminar afectando a la alianza con el socialismo y el resto de los partidos frentistas, según publicó ayer UNO Santa Fe.

El radicalismo santafesino había convocado el lunes a la convención provincial donde debía definir la estrategia electoral del partido para las elecciones provinciales de este año. Sin embargo, algunos afiliados ya habían realizado presentaciones objetando la convención provincial debido a que todos los mandatos están vencidos. Esa presentación ya se hizo a nivel provincial y a nivel nacional.

De hecho, hoy se reunirá el Comité nacional del radicalismo para analizar la situación del partido en la provincia de Santa Fe. La estrategia del Frente de no incluir a la UCR entre los partidos que constituyen esa alianza tiene como objetivo no depender de lo que el radicalismo pueda decidir desde Buenos Aires en pleno proceso electoral.

Estrategias del pasado

Desde que se constituyó Cambiemos, en 2015, el radicalismo santafesino logró dividir las aguas entre los asuntos provinciales y los nacionales. En la política vernácula respondía al Frente Progresista, un espacio que integra desde hace más de 20 años; y, en la nacional, a Cambiemos.

En 2017, los radicales santafesinos tuvieron libertad de jugar cada uno donde se sentía más identificado. Y aunque las tensiones eran evidentes funcionó como estrategia electoral. Pero en 2019 se pone en juego la gobernación y la mayoría de los ejecutivos locales, por lo que los tironeos aumentaron.

Viendo el desarrollo de ese conflicto interno y que la disputa puede tener coletazos judiciales, el Frente Progresista decidió no correr riesgos y competirá sin el sello de la UCR. En la conformación del espacio electoral habilitará que ciudadanos independientes y afiliados a otros partidos políticos puedan participar. Con eso se darían todas las garantías para que los afiliados al radicalismo que se quieran presentar como candidatos del Frente, lo puedan hacer. Luego quedará para los radicales resolver sus problemas internos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});