Política

Parrilli: "No se va a investigar a los que compren dólares"

El gobierno desmintió versiones periodísticas y empresarias. "Quieren tergiversar un hecho trascendente", acusó el director de la Agencia Federal de Inteligencia.

Jueves 09 de Julio de 2015

El director de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Oscar Parrilli, aseguró ayer que "no se investigará" a compradores de dólares, aunque sí se estará alerta a maniobras que impulsen "corridas cambiarias y golpes de mercado". El funcionario salió a aclarar los alcances de la nueva Doctrina de Inteligencia Nacional, presentada el martes, y enfatizó: "No es nuestra función investigar a quienes compran dólares, eso es una tergiversación de los medios" de prensa.

"No se ha modificado absolutamente en nada en lo que tiene que ver con el terrorismo de Estado. No vamos a estar por las casas de cambio para ver quien compra o vende dólares, de ninguna manera", afirmó Parrilli.

Según la nueva doctrina, la Agencia buscará prevenir "corridas y golpes de mercado" de bancos y empresas así como "desabastecimientos" de productos de consumo masivo, lo que no indica que apunten a personas particulares. Se tipifica como "atentado contra el orden constitucional y la vida democrática" las "corridas bancarias, cambiarias, desabastecimientos, golpes de mercado" y crea una dirección para estos delitos.

Parrilli descartó que se vaya a realizar espionaje contra los ciudadanos argentinos y aclaró que todas las intervenciones telefónicas fueron transferidas a la Procuración General de la Nación, órgano independiente con autonomía funcional y autarquía financiera (ver aparte).

"Esto va a redundar en una mejor calidad, privacidad y transparencia en el manejo de las escuchas telefónicas. Ahora hay inteligencia específica con el terrorismo internacional, el narcotráfico, trata de personas, la delincuencia económica, trafico de armas y cyberseguridad", dijo.

Y en esa línea indicó que "antes había inteligencia delivery, cada uno hacía la inteligencia que quería", por lo que "se está dejando de lado esa vieja inteligencia que venía de la época de la dictadura y que había seguido durante los 30 años de democracia en la Argentina".

"La mala interpretación es tendenciosa, busca desvirtuar un hecho trascendente. También se dijo que nos íbamos a perpetuar en el cargo. Nunca se pensó en eso. El director y el subdirector son nombrados por el presidente con rango de ministros. El 10 de diciembre, o antes si lo dispone la presidenta, me voy", aseguró Parrilli.

El gobierno publicó en el Boletín Oficial la nueva Doctrina de Inteligencia Nacional a través del decreto 1.311/15, que está acompañado de un anexo de 408 páginas y lleva la firma de la presienta Cristina Fernández.

Ayer Parrilli salió al cruce de publicaciones de los diarios Clarín y La Nación que indicaron que el gobierno había "habilitado el espionaje para evitar golpes de mercado".

"Hay mala intención de presentar esto de una forma absolutamente tergiversada para generar desconfianza", insistió el funcionario, quien destacó "la valentía y la decisión política" de la presidenta al promover la reforma integral de la Inteligencia.

Parrilli sostuvo que se trataba de "una deuda que tenía la democracia con el pueblo y los ciudadanos, tendiente a democratizar y transparentar todo lo que hacían los organismos de Inteligencia", y reafirmó que, "hasta ahora, nadie le había puesto el cascabel al gato".

Por su parte, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, justificó la norma al sostener que "hay muchos puntos que le han hecho daño al país y que es imperioso que sean investigados". Advirtió que se actuará "cuando bancos, empresas y compañías financieras que generen corridas bancarias o desestabilizaciones o movimientos de mercado".

En su habitual conferencia de prensa matinal, Fernández recalcó que se actuará sobre "aquellas acciones nocivas que impacten contra la gestión de gobierno", y remarcó que "la ley dice específicamente hasta dónde se puede llegar con cada una de las investigaciones". Y remató que "el empresario que no tiene nada que ver con las corridas cambiarias no tiene por qué preocuparse".

Gils Carbó habló de las escuchas

La procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, dijo que la transferencia a la órbita del Ministerio Público Fiscal de las escuchas de inteligencia va “a aportar transparencia a este sistema. La diferencia con el viejo sistema es abismal porque en un Estado de derecho las escuchas telefónicas son un tema muy sensible”. Recordó que “quienes ordenan las escuchas son los jueces, los que realizan la intercepción son las prestadoras telefónicas contra el oficio del juez, por eso no es que nosotros manejamos este instrumento, somos administradores calificados, porque al ser un ministerio público controlamos la legalidad”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario