Política

Para Urtubey, el kirchnerismo se acabó en el PJ

Interna peronista. Para el gobernador de Salta, el justicialismo debe dejar el "estigma" de ser un partido que cuando es oposición no permite gobernar.

Martes 09 de Febrero de 2016

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, afirmó ayer que "definitivamente" el kirchnerismo se acabó dentro del peronismo, ya que el "seguidismo" a la ex presidenta Cristina Fernández "está cediendo", y consideró que el Partido Justicialista "debe rearmarse de una lógica de conducción colectiva".

Tras la ruptura de un sector de diputados con el kirchnerismo, Urtubey resaltó que "el personalismo es un mal que viene acompañando a la política argentina".

El mandatario salteño, uno de los referentes que propiciaron la fuga de dirigentes del FpV y que conformaron en la Cámara baja el bloque Justicialista, afirmó que en las discusiones por la reestructuración del PJ afloraron "tensiones" entre los peronistas moderados y los cristinistas duros.

Urtubey consideró como "muy loca" la postura de los kirchneristas que calificaron de "traidores" al grupo de 12 diputados que se fueron del bloque y, al ser consultado durante una entrevista radial, si el kirchnerismo y la obediencia indiscutida a la ex presidenta "fue", respondió: "Sí, definitivamente".

Para el gobernador, las derrotas electorales del FpV a nivel nacional y en distritos importantes como la provincia de Buenos Aires "terminaron de poner en crisis a toda una organización que estaba atada a un personalismo muy fuerte", y que esa situación decantará en una reformulación del perfil partidario del justicialismo.

"Al cambiar la situación política, el peronismo se debate en cómo se reestructura e institucionaliza. Ahí afloran las tensiones entre aquellos que estamos pensando en un partido moderno y que apunta a la gobernabilidad, y otros que sostienen una posición más tradicional de ser opositor a todo", sostuvo.

"Eso es algo que la sociedad no quiere más", destacó, y aseguró que el peronismo debe dejar el "estigma" de ser un partido que cuando está en la oposición no deja gobernar al oficialismo de turno.

"El justicialismo es una fuerza política que va camino a una institucionalización como partido. En el medio habrá gente con visiones diferentes. Está claro por qué se viene planteando la visión de ese sector que plantee una posición de autonomía del peronismo. Es una decisión que cada uno tiene que tomar", apuntó luego.

Urtubey volvió a señalar al gobernador de San Juan, José Luis Gioja, como el hombre indicado para conducir el proceso de "transición", ya que lo considera un dirigente "interesante" que es capaz de "contener distintos sectores".

En una crítica por elevación a Cristina Kirchner, Urtubey señaló que la "lógica de conducción" que primó en los últimos años y que le "faltó el respeto a aquellos que fueron electos por el voto popular" tuvo como consecuencia lógica la ruptura del espacio, y recalcó que para la nueva etapa "no es conveniente" asumir una mirada "totalmente refractaria" a cualquier acto de gobierno.

"Yo no voy a dejar de ser peronista pero no significa que me voy a oponer a las cosas que haga Macri", expresó Urtubey, que insistió en que su compromiso va a ser "apostar a que al gobierno le vaya bien para que le vaya bien a la Argentina".

"No soy macrista, no me pienso hacer del PRO y voy a hacer oposición al gobierno, pero debo decir que en 60 días han logrado cosas que en 8 años desde la provincia (de Salta) se venían reclamando y no se podían lograr. Esas cosas las tengo que reconocer", subrayó.

Perdedores, afuera. Por su parte, el intendente de José C. Paz, Mario Ishii, diferenció ayer al PJ del FpV al señalar que en el Congreso y en las Legislaturas provinciales los representantes parlamentarios "están divididos", a la vez que pidió que ante la renovación de autoridades en el partido "los que perdieron se corran".

"Hemos perdido las dos últimas elecciones. Algo está mal. Se ha cerrado el partido. No jugó el PJ. Necesitamos que se cambien las autoridades y los que perdieron que se corran", apuntó Ishii, quien trazó una línea divisoria entre el PJ y el FpV y cuestionó a Máximo Kirchner por asimilar los dos espacios. "Máximo dice que el FpV es lo mismo que el PJ, pero no es lo mismo", sentenció.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario