Política

Para Pérez Esquivel, los Kirchner son "igual al menemismo"

El premio Nobel de la Paz Adolfo  Pérez Esquivel acusó al Gobierno nacional de “violar  sistemáticamente los derechos humanos” y de ser “igual al menemismo” al poner  en práctica una “política neoliberal a ultranza”.

Sábado 18 de Octubre de 2008

Buenos Aires-  El premio Nobel de la Paz Adolfo  Pérez Esquivel acusó al Gobierno nacional de “violar  sistemáticamente los derechos humanos” y de ser “igual al menemismo” al poner  en práctica una “política neoliberal a ultranza”.

Pérez Esquivel le envió una carta abierta a la presidenta  Cristina Fernández, en la que utilizó un duro tono de reproche:  “Anunciás con gran publicidad que el Gobierno ha decidido el pago de la  deuda externa, al Club de París, deuda que bien sabés es inmoral,  injusta e ilegítima”, lanzó, tuteándola.

“¿Qué esperás? ¿Que si hacés bien los deberes que te imponen  los que mandan, recibirás como regalo que el país sea aceptado en  el sistema financiero capitalista y recibir préstamos que el país  deberá devolver con intereses y la deuda seguirá creciendo hasta lo  infinito?”, le inquirió en la misiva.

Con ironía, el dirigente le recordó a la mandataria: “(Néstor)  Kirchner, a quien bien conocés, decidió pagar al FMI y la  situación del país no ha mejorado, por el contrario ha transferido dinero  del pueblo sin ninguna consulta y ha aumentado la pobreza, el  desempleo, el analfabetismo”.

El titular del Servicio de Paz y Justicia añadió: “El  vapuleado Indec se especializa en hacer dibujitos muy malos para demostrar  lo indemostrable”.

En un reportaje que hoy publica el diario Crítica de la  Argentina, el Premio Nobel de la Paz 1980 insistió en su áspera  arremetida contra la primera mandataria y su esposo y antecesor.

“Los Kirchner son iguales al menemismo, sólo sostienen un  discurso progresista y, en paralelo, impulsan políticas neoliberales.  No hay coherencia entre lo que dicen y lo que hacen. Y no tienen  un proyecto de país. Hay que revisar esta democracia antes de que  sea tarde”, advirtió.

El dirigente recordó que la última carta -con fecha 9 de  octubre- es la segunda que le escribe a la Presidenta, pero puntualizó  que en ninguno de los dos casos recibió respuesta.

“El Gobierno ignora todas las observaciones críticas”, se  quejó y, ante una pregunta, descartó que el Gobierno se haya  “derechizado” en los últimos tiempos: “No, siempre fue esto, quizás ahora  se profundizó”, reflexionó.

Pérez Esquivel denunció que el oficialismo “mantiene una  política neoliberal a ultranza. Este es el mismo Néstor Kirchner que,  cuando gobernaba Santa Cruz, impulsó la privatización de YPF y sacó  el dinero del país, que aún no se sabe dónde está. Los Kirchner  son eso. Y son autoritarios, además”.

Cuando se le consultó si, al menos, compartía la política  oficial de derechos humanos, aclaró: “Que se impulsen los juicios, sí,  pero hay que juzgarla integralmente”.

Al respecto, abundó que el hecho de que “aumente la pobreza  mientras se paga la deuda ilegítima, que los hospitales estén  colapsados y los medios de comunicación concentrados, que haya  mortalidad infantil evitable, son violaciones a los derechos humanos que  suceden hoy”.

“El Gobierno de los Kirchner viola los derechos humanos  sistemáticamente”, resaltó.

El dirigente pacifista dijo comprender que en la Argentina  haya sectores que celebren la política oficial en este tema porque  “hay organismos -aceptó- cuyo objetivo central era derogar las  leyes de impunidad, recuperar a los niños expropiados, impulsar los  juicios”.

Sin embargo, sostuvo que “los derechos humanos no terminan  ahí”.

Pérez Esquivel precisó más adelante que el Servicio de Paz y  Justicia que  preside no recibe ninguna ayuda gubernamental: “Nada,  ni un peso”, resaltó.

“Trabajamos con chicos de la calle y el Gobierno ni se acerca.  No son olvidos casuales. No importa. Soy un hombre de lucha y no  me voy a pegar un tiro como René Favaloro”, concluyó en alusión a  la trágica decisión que adoptó hace años el reconocido cardiólogo  argentino por la falta de ayuda oficial frente a la grave  situación financiera de la fundación que presidía. (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario