Política

Para la Iglesia, la paz social en la Argentina "está alterada"

El vocero del episcopado, Jorge Oesterheld, indicó que existe preocupación "por el clima de conflicto" entre los argentinos y que "la seguridad es un tema muy grave que preocupa desde hace mucho tiempo a la Iglesia"

Martes 24 de Marzo de 2009

Capital Federal- La Iglesia advirtió hoy que la  paz social “está alterada” y reiteró su preocupación por “el clima  de conflicto” permanente en el país, sobre todo por la tensión por  el paro del campo, al comenzar dos días de deliberaciones de la  comisión permanente que preside el cardenal Jorge Bergoglio.

“Hay mucha preocupación, la paz social está alterada en la  Argentina”, subrayó el vocero episcopal, presbítero Jorge Oesterheld,  al dialogar con la prensa antes de que se iniciaran la sesiones  en la sede de la Conferencia Episcopal Argentina.

El portavoz reiteró que “el clima de conflicto” entre los  argentinos y la falta de seguridad son motivo de “preocupación  permanente entre los obispos”.

Una veintena de obispos se reúnen desde esta mañana por  primera vez en el año con una agenda cargada de temas eclesiales  internos, pero también con cuestiones coyunturales como el adelantamiento  de las elecciones, el paro del campo y la ola de inseguridad.

Los prelados analizan la situación del país a través de un  “intercambio pastoral”, instancia que puede derivar, si lo aprueban,  en la difusión de una declaración mañana al termino de las  deliberaciones.

Voceros eclesiásticos adelantaron a DyN que “no escapará al  análisis” de los prelados el adelantamiento de las elecciones,  iniciativa que “no fue bien recibida” en la Iglesia, sobre todo porque  se consideró que la decisión del matrimonio presidencial “no es  resguardar la institucionalidad del país”.

También está previsto que refieran a la reciente marcha contra  la inseguridad a Plaza de Mayo, ya que causó malestar entre  ciertos obispos la participación del sacerdote Guillermo Marcó, ex  vocero del cardenal Bergoglio.

Los prelados, explicaron las fuentes, no quieren que se  confundan eventuales “apoyos espirituales” con discursos partidarios de  tono opositor, como surgieron -reconocieron- en la manifestación  por la prédica del rabino Sergio Bergman, a quien Marcó acompañó en  el escenario.

No obstante, el temario oficial circunscribe el debate a  cuestiones intraeclesiales como el estudio del Documento de Aparecida y  las acciones para llevar adelante la Misión Continental en cada  diócesis.

Los obispos dedicarán buena parte de las sesiones a  intercambiar impresiones sobre la reciente visita “ad límina”, que un primer  grupo encabezado por Bergoglio realizó entre el 7 y el 14 de  marzo pasado al papa Benedicto XVI y los dicasterios vaticanos.

Ante el pontífice, el primado argentino alertó sobre el riesgo  de “descomposición del tejido social” y sobre el “escándalo” de  la pobreza y la exclusión.

Sus expresiones causaron malestar en el Gobierno, como también  que durante ese viaje el secretario general del Episcopado,  Enrique Eguía Seguí, haya dicho que la corrupción “estaba ya  institucionalizada” en Argentina.

El plenario acotado también se abocará al nombramiento de los  secretarios ejecutivos de las comisiones en las que está  organizada el Episcopado, y de peritos que trabajan en ellas.

La reunión concluirá con informes de comisiones episcopales. (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario