Política

Para la CGT, la reforma laboral"no tiene ningún futuro"

El triunviro Acuña también acusó a la Casa Rosada de estar detrás del avance de las causas por corrupción en los sindicatos

Lunes 15 de Enero de 2018

Carlos Acuña, uno de los integrantes del triunvirato de la Confederación General del Trabajo (CGT), sostuvo ayer que la reforma laboral impulsada por la Casa Rosada "no tiene ningún futuro". Además, apuntó al gobierno de Mauricio Macri al afirmar que la actual es "la etapa de los patrones".

A pocos días de la cumbre sindical prevista en Mar del Plata, la CGT criticó al gobierno de Cambiemos, al que vinculó al reciente impulso de investigaciones por corrupción, que incluyó detenciones de varios referentes de gremios.

"El gobierno está haciendo una campaña de difamación para que no tengamos éxito en los reclamos", acusó el líder de los empleados de estaciones de servicio.

Las declaraciones del sindicalista se produjeron poco antes de que empiece a funcionar el plan del Ejecutivo destinado a auditar los gremios, con controles en libros contables, padrones y bienes (ver aparte).

"Si alguien hace las cosas mal, que se haga responsable", expresó Acuña respecto de las detenciones de referentes como Marcelo Balcedo (Soeme, ver página 11), Juan Pablo Pata Medina (Uocra) y Omar Caballo Suárez (Somu), además de las investigaciones a Víctor Santa María (Suterh) y Hugo Moyano (Camioneros).

"La reforma laboral no tiene ningún futuro", subrayó el gremialista, para luego aseverar que la iniciativa "no tiene ninguna ventaja, no hay un equilibrio".

Tratativas

En tanto, Acuña aludió a las negociaciones salariales y consideró: "Las paritarias son para que cada sector, con cada sindicato y de acuerdo a las posibilidades, discutan los salarios".

"Hay actividades en las que están peleando los puestos de trabajo", advirtió el sindicalista, al tiempo que criticó que "el gobierno no tiene que fijar el sueldo a nadie". Por eso, agregó: "Para eso, que establezca un decreto para determinar lo sueldos y ya está".

En ese sentido, Acuña recordó que "el primer año que (Macri) asumió se acordó paritarias a partir del 30 por ciento y la inflación fue de 40 por ciento".

"No puede decir que los gremios y los trabajadores no acompañaron", fustigó el dirigente, que evaluó: "El consumo es mantener el kiosco o el almacén. Son puestos de trabajo informales que antes sobrevivían con eso. Ya hoy no es más creíble".

Además, puntualizó que "el gobierno no tiene que fijar el sueldo a nadie, porque cada sector debe discutir de acuerdo a las posibilidades que tiene".

Fue entonces cuando, al evaluar a la administración de Cambiemos, enfatizó que esta "es la etapa de los patrones".

"Como dijo Juan Domingo Perón, de vez en cuando está bien que gobiernen los radicales, pero esta es la etapa de los patrones", resaltó.

Asimismo, Acuña se manifestó a favor de la "unión del movimiento obrero", aunque dejó abierto el interrogante acerca de si la conducción de la CGT mantendrá la actual estructura del triunvirato o si volverá a tener un solo secretario general.

"Pueden haber tres, pueden haber uno o cinco secretarios generales. Lo importante es la unión del movimiento obrero", señaló.

Acuña representa al sector de la CGT que responde a Luis Barrionuevo (Gastronómicos), quien el miércoles pasado lanzó una sorpresiva advertencia al gobierno al enfatizar que "a los sindicatos los atacaron los militares, (Raúl) Alfonsín y (Fernando) De la Rúa y no terminaron sus mandatos".

crítico. Carlos Acuña cuestionó al gobierno de Cambiemos por la embestida contra dirigentes sindicales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario