Política

Pandemia, vacunas y economía, pilares del discurso presidencial en el Congreso

Fernández inaugurará el período de sesiones ordinarias. Será una ceremonia atípica, ya que estará marcada por estrictos protocolos de prevención contra el Covid-19. Escenario político signado por las inminentes elecciones y la polémica vacunación VIP

Domingo 28 de Febrero de 2021

El presidente Alberto Fernández se presentará este lunes ante la Asamblea Legislativa para inaugurar el período de sesiones ordinarias y dar cuenta del estado de la Nación, en un escenario político marcado por la inminente campaña electoral y la polémica por la vacunación VIP.

La ceremonia, prevista para las 12, contará con estrictos protocolos de prevención contra el Covid-19, lo que le dará un elemento extra: será la primera Asamblea Legislativa realizada en pandemia y con una modalidad mixta de asistencia remota y presencial.

Diputados y senadores fueron convocados para las 10.30. El protocolo y las comisiones de Interior y Exterior tienen que empezar a moverse a las 11 y el presidente llegará al Congreso a las 11.45.

Los detalles del discurso que Fernández pronunciará ante la Asamblea Legislativa se mantuvieron bajo reserva. Aunque se prevé que realice en primer lugar un repaso de las medidas adoptadas por el gobierno nacional frente a la pandemia, que marcó como pocas cosas su primer año de gestión. Estiman que el presidente hablará durante 45 minutos.

Luego de asumir el 10 de diciembre de 2019, Fernández encabezó su primera apertura de sesiones del Congreso el 1º de marzo de 2020, 19 días antes de que comenzara el aislamiento preventivo y obligatorio (Aspo) como consecuencia del avance del coronavirus en todo el país, algo que impensado cuando brindó su discurso en el Congreso.

Las medidas adoptadas durante todo ese año en torno al sistema de salud y a la economía golpeada por la pandemia, la adquisición de insumos médicos como los respiradores y la compra de vacunas a distintos laboratorios y países formarán parte del discurso del jefe del Estado, junto a otros temas.

Uno de ellos, destacado por la Casa Rosada en cada oportunidad, es la necesidad de una recuperación económica tras el peor momento de la pandemia y la crisis que el país ya arrastraba desde 2018, cuando la gestión de ese entonces debió recurrir al Fondo Monetario Internacional (FMI) para tratar de paliar los efectos de una falta de crédito internacional privado.

Además, la presentación de Fernández ante el Congreso se dará en la previa del debate al que dará inicio la Cámara de Diputados en los primeros días de marzo para modificar Ganancias, un proyecto del presidente del cuerpo, Sergio Massa, que cuenta con el visto bueno del Ejecutivo.

El acto tendrá lugar pocos días después de que se destara el escándalo por el denominado vacunatorio VIP del Ministerio de Salud, que llevó a la coalición opositora Juntos por el Cambio (JxC) a reclamar informes e interpelaciones de distintos funcionarios.

El nuevo conflicto político entre el oficialismo y la oposición se convirtió, además, en el primer contrapunto de un año que estará definido por las elecciones legislativas, en las que el gobierno buscará un respaldo a su gestión y el arco opositor un trampolín para las presidenciales de 2023.

Medidas especiales

El 23 de febrero pasado, Massa se reunió con los jefes de bloque de la Cámara baja para informarles acerca del protocolo que se adoptará para la Asamblea Legislativa, a fin de reducir las posibilidades de contagios de coronavirus.

La sesión tendrá lugar bajo modalidad mixta presencial y remota, por lo que asistirán al recinto sólo unos 90 legisladores, con 25 senadores y 65 diputados cuyos lugares se repartirán de forma proporcional a la cantidad de bancas que tiene cada espacio político.

Teniendo en cuenta que el Congreso está conformado por 257 diputados y 72 senadores, el resto de los legisladores nacionales participará de la Asamblea Legislativa a través de la plataforma Webex, que se utiliza desde el año pasado para las sesiones.

También se resolvió reducir la cantidad de invitados, de modo tal que sólo estarán presentes el presidente, su gabinete y miembros de la Corte Suprema de Justicia, mientras que los gobernadores lo harán de forma remota.

Para garantizar el distanciamiento social se evalúa la habilitación de algunos de los palcos para grupos reducidos de legisladores. Y reservarán otros dos para la prensa, cuya presencia estará limitada a los periodistas acreditados permanentes en el Congreso.

Las direcciones médicas del Senado y de Diputados pidieron a las autoridades que dispongan como requisito para concurrir a la Asamblea Legislativa la presentación de una constancia de resultado negativo del test de coronavirus.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS