Política

Pablo Moyano renunció a la CGT, a la que acusó de no representar a los trabajadores

El referente camionero Pablo Moyano renunció ayer a su cargo de secretario gremial de la CGT por "no estar de acuerdo" con la actual conducción de la central obrera, ya que consideró que el triunvirato "no representa los intereses de los trabajadores".

Miércoles 07 de Marzo de 2018

El referente camionero Pablo Moyano renunció ayer a su cargo de secretario gremial de la CGT por "no estar de acuerdo" con la actual conducción de la central obrera, ya que consideró que el triunvirato "no representa los intereses de los trabajadores".

"Como secretario gremial de la CGT renuncio por no estar de acuerdo con esta conducción, porque no representa los intereses de los trabajadores y lo que demandan. Tenemos un camino y líneas bien claras, iniciados hace años, y no serán abandonadas", sostuvo el secretario adjunto del Sindicato de Choferes de Camiones.

A través de un comunicado, el dirigente opositor cuestionó a los integrantes del triunvirato cegetista, Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña: "Estos dirigentes están en las antípodas de la lucha obrera, entregan a los trabajadores ante la reforma flexibilizadora de (el presidente Mauricio) Macri".

"Significando precarización, despidos, suspensiones. Quita de derechos para los trabajadores y de mayores beneficios para los empresarios", afirmó.

En alusión al posible resurgimiento del Movimiento de los Trabajadores Argentinos (MTA) que lideró Hugo Moyano en la década del 90, agregó: "Queremos llevarles tranquilidad a todos los trabajadores haciéndoles saber que seguiremos defendiendo sus derechos incondicionalmente en cualquier espacio futuro, tal como lo hicimos frente a las sinrazones que sufrimos durante este tiempo".

Operativo judicial

La sede de la obra social del Sindicato de Camioneros, de Hugo y Pablo Moyano, en el barrio porteño de Constitución fue blanco ayer de un operativo judicial en el que se secuestró documentación solicitada por el juez Claudio Bonadio, en el marco de la denuncia de la diputada Graciela Ocaña por presunta administración fraudulenta del servicio de salud que presta el gremio.

"Simplemente llegó un oficio de Bonadio pidiendo documentación y ya se llevaron todo el material", sostuvo el abogado de la familia Moyano, Daniel Llermanos, quien así negó las primeras versiones que indicaban que se habían realizado allanamientos para secuestrar los libros contables de la obra social del gremio.

El letrado sostuvo que la documentación "bancaria, tributaria e institucional" entregada fue en el marco de la denuncia de Ocaña "diciendo que la obra social de Camioneros sería deficitaria por una mala administración", pero advirtió: "Nosotros ya aclaramos que el pasivo que sufre la obra social es responsabilidad del Estado nacional que retiene los fondos".

"El Estado nacional retiene los fondos de los aportes que hacen los trabajadores hace muchísimos meses ilegalmente y en segundo término está lo de (la empresa de correo privada) OCA, que le debe 800 millones a la obra social. Son 2.300 millones que le deben entre el Estado y OCA", señaló Llermanos al salir al cruce de la denuncia de la diputada de Cambiemos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario