Política

Pablo Moyano le respondió a Carrió: "Tiene lengua de víbora"

El dirigente aseguró que demandarán a la diputada por sus dichos. "Esta no se la dejamos pasar. Que demuestre que somos asesinos", desafió.

Martes 27 de Febrero de 2018

El secretario adjunto de la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros, Pablo Moyano, dijo que Elisa Carrió "tendrá que mostrar las pruebas de a quién matamos", luego de que la diputada oficialista asegurara que él y su padre, Hugo Moyano, "son criminales que han tapado muchas muertes".

"Ni Hugo ni yo fuimos funcionarios en la dictadura, cuando mataban gente. Ella sí. Que Carrió se banque y demuestre que somos asesinos. Se nota que les dolió la marcha a los gorilas", aseguró.

"Yo no estoy preocupado por la Justicia, pero ella tendrá que mostrar pruebas de a quién matamos", sostuvo, y aseguró que "ésta no se la dejaremos pasar". En declaraciones a radio La Red, ayer sostuvo que no le sorprende "lo que dice esta mujer".

"Una cosa es el enriquecimiento de lavado de dinero y otra cosa es decir que tenemos crímenes", subrayó el sindicalista.

"Carrió tiene una protección mediática porque nadie le consulta y le dice que muestre las pruebas", puntualizó.

Dijo también que donará el dinero que puedan ganar a él y su padre por la eventual demanda contra la legisladora de la Coalición Cívica (CC).

"Encabezamos un club donde le doy al 80 por ciento una contención social bárbara, con comedores escolares, comedores populares. Nuestra organización trabaja para que el trabajador gane el dinero que se merece; salir con una barbaridad de estas no tiene sentido", sostuvo, al ser consultado sobre los dichos de Carrió.

En un reportaje publicado el domingo por el diario El País de Uruguay, la diputada defendió la lucha del presidente Mauricio Macri contra "la mafia sindical" y sostuvo que Pablo Moyano forma parte de "una familia de criminales" de la que Hugo Moyano "es el jefe".

"Es una mujer que denuncia constantemente", insistió Pablo Moyano, quien consideró que "habría que preguntarle la actividad del hijo de Carrió en México".

"Se va a tener que morder la lengua de víbora que tiene", puntualizó el secretario adjunto de la Federación nacional de Trabajadores Camioneros.

Además, sostuvo que "hay una campaña contra la organización (sindical) y contra los Moyano que está pasando los límites".

"Esta mujer corresponde a este modelo económico, que es desprestigiar a los dirigentes gremiales para avanzar con una política en contra de los trabajadores", afirmó.

En sus declaraciones de ayer, Pablo Moyano se refirió además a los insultos contra el presidente Mauricio Macri en estadios fútbol y desvinculó a su gremio.

"El otro día (su padre) los repudió (a los insultos) en la marcha y el domingo, también a la noche, salió a decir como presidente de Independiente que por más diferencias que tengan con el presidente Macri" no corresponde insultarlo, indicó el dirigente gremial.

En ese contexto, evaluó que se registra "algo social", que vinculó con "una bronca acumulada que se expresa en las canchas".

Otra causa

La Justicia Federal de Córdoba pidió que se cite a indagatoria a Hugo Moyano para que declare como presunto responsable de los delitos de lavado de dinero y defraudación vinculadas a operaciones a la compra de terrenos en la localidad cordobesa de La Falda, según confirmó una fuente de esa jurisdicción judicial.

El fiscal federal Gustavo Vidal Lascano confirmó ayer a la mañana a radio Universidad que solicitó que Moyano sea llamado a "indagatoria", y que ese trámite se encuentra en manos del juez federal Nº2 de Córdoba, Alejandro Sánchez Freytes, quien deberá resolver al respecto.

"Moyano, junto a otras personas, fue imputado en diciembre del año pasado por los delitos lavado de dinero y defraudación", manifestó el fiscal Vidal Lascano, y precisó que la investigación se originó a partir de una "operación sospechosa" por la compra de cinco terrenos en La Falda, y que fue denunciada ante la Unión de Investigación Financiera (UIF) y luego la causa derivada a la Justicia federal local.

El fiscal sostuvo que las operaciones de compra y venta de los terrenos se realizaron en 2004 y que, en un lapso de tres meses, hubo una sucesión de compradores que, "sospechosamente", hizo que los terrenos pasaran de un valor de 300.000 pesos a seis millones de pesos.

De acuerdo a los datos conocidos ayer, los terrenos fueron comprados primero por Kiano SA por un valor de 300 mil pesos; luego fue adquirido por Carlos Mesías por 500 mil pesos y finalmente por el Sindicato de Choferes de Camiones de Buenos Aires, Obreros y Empleados del Transporte de Cargas por Automotor, Servicios, Logística y Distribución, que conduce Hugo Moyano, por seis millones de pesos.

La Justicia investiga a todos los involucrados por la presunta maniobra de "sobrefacturación" de los bienes adquiridos con fondos del sindicato, que al momento de la operación inmobiliaria Hugo Moyano firmó como apoderado de la entidad gremial, precisó el fiscal Vidal Lascano.

"Ni Hugo ni yo fuimos funcionarios en la dictadura, cuando mataban gente. Ella sí. Les dolió la marcha a los gorilas"

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario