Política

Pablo Moyano intentó justificar su advertencia sobre "muertos"

El secretario adjunto de Camioneros atribuyó a un “momento de calentura” su advertencia de ayer acerca de que el conflicto por la basura puede dejar “uno, dos o tres muertos”.

Miércoles 30 de Abril de 2014

Buenos Aires.- El secretario adjunto del sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, intentó hoy justificar su advertencia de que podía haber muertos en el conflicto por la recolección de residuos en Quilmes, pero citó el asesinato de un intendente y habló de un “avance más” del gobierno contra su gremio.

Trabajadores del sindicato mantuvieron hoy por tercer día consecutivo una medida de fuerza contra la municipalización del servicio de recolección de residuos en ese distrito gobernado por Francisco Gutiérrez, quien rechazó las “amenazas de muerte” del referente gremial y ratificó que no dará marcha atrás en la decisión de rescindir el contrato con la empresa Covelia.

El hijo de Hugo Moyano, jefe de Camioneros y de la CGT Azopardo, atribuyó a un “momento de calentura” su advertencia de ayer acerca de que el conflicto por la basura puede dejar “uno, dos o tres muertos”, pero recordó que “tiempo atrás un empleado municipal (del partido de Lobería) que fue despedido, mató al intendente y a un director”.

“La gente está dispuesta a pelear y a luchar. Y si tiene que dar la vida, la va a dar”, sostuvo en declaraciones a radio Rock & Pop, y advirtió que si no hay “marcha atrás” con la municipalización del servicio de recolección de residuos, “va a haber un paro en Quilmes que se va a extender a todo el país”.

Moyano le reclamó al intendente Gutiérrez, apodado El Barba, que “garantice” la continuidad laboral de los 400 trabajadores camioneros que se “quedarán sin laburo” a partir del 5 de mayo, cuando finalice el contrato de explotación de Covelia.

El referente gremial volvió a negar presuntos vínculos de Camioneros con esa empresa y denunció que la municipalización del servicio es parte “del ataque permanente que está teniendo nuestra organización sindical a través de la señora presidenta y el ministro (Carlos) Tomada”.

“Este es un avance más para tratar de destruir nuestra organización”, aseveró.

En tanto, el intendente Gutiérrez repudió las declaraciones de Moyano y lamentó que el dirigente camionero crea que “la única solución es la amenaza de muerte”.

“Lo tomo como de quien viene. Me parece que son declaraciones fuera de contexto, fuera de lugar, lamentables. El costo lo pagará él, porque lo que dice es una amenaza, no a Gutiérrez, sino a los trabajadores que quiere imponer por la fuerza un contrato que se le venció”, evaluó.

“Con ese tipo de actitudes no se puede dialogar”, cuestionó en declaraciones a radio La Red.

El jefe comunal dijo que “hace tres días” que los camioneros “están impidiendo los accesos al municipio” de Quilmes, donde hay gran cantidad de bolsas de basura en las calles, y subrayó que la decisión de municipalizar la recolección de residuos “no es sólo mía, sino de todas las fuerzas políticas del Concejo Deliberante” local.

El secretario de Ambiente de Quilmes, Claudio Olivares, afirmó que “no hay conflicto“ con los trabajadores de la empresa Covelia porque “serán indemnizados“ y empleados por el municipio, y responsabilizó por la situación al sindicato de Camioneros porque “privilegian la afiliación a su gremio“. (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario