Elecciones 2019

Pablo Javkin ganó la Intendencia tras imponerse en una ajustada elección

Le sacó algo más de 7.800 votos de diferencia al peronista Roberto Sukerman y ahora gobernará Rosario hasta el 2023.

Lunes 17 de Junio de 2019

En una elección muy pareja, el candidato del Frente Progresista Cívico y Social, el radical Pablo Javkin, se convirtió anoche en el nuevo intendente de Rosario. Su contrincante más cercano, el peronista Roberto Sukerman, reconoció la derrota varias horas después en su cuenta en la red social Twitter y tras haberlo tildado de "irresponsable" por haberse adjudicado el triunfo cuando aún faltaba casi la mitad de las mesas por escrutar. Javkin ganó la elección tras cosechar el 34,5 por ciento de los sufragios.

Fue el corolario de una noche intensa, con rostros adustos y fiscales atentos. Cerca de las 22.30 en ambos búnkers se vivía clima de fiesta, aunque los rostros en el del Frente Progresista no eran del todo alegres en virtud de la derrota del candidato a gobernador por ese sector, Antonio Bonfatti, y de la propia intendenta Mónica Fein en el cargo a senadora departamental.

Javkin se adjudicó la victoria a las 21.20, cuando se había escrutado el 53 por ciento de las mesas y la diferencia con Sukerman era de apenas 600 votos. No obstante, dijo que en base a los resultados de sus mesas testigo, la victoria era "irreversible".

Embed

Minutos antes, desde el búnker del peronismo habían reclamado al tribunal electoral que cargara los votos de los barrios.

Javkin subió al estrado acompañado de sus dos pequeños hijos y compañeros de militancia radicales, como María Eugenia Schmuck, Gustavo Zignago y Nicolás Gianelonni. También a su lado aplaudieron la victoria los socialistas Enrique Estévez, Verónica Irizar y la periodista Susana Rueda, que logró una muy buena elección a concejal para el Frente Progresista.

En efecto, con la voz entrecortada por la emoción, Javkin destacó el "holgado triunfo" de la lista de concejales que encabezó Rueda y sin medias tintas, aseguró: "Hemos ganado en la categoría a intendente".

Tras remarcar que el triunfo era "irreversible", les pidió a sus fiscales que se quedaran controlando voto a voto el escrutinio, que tuvo una paridad absoluta.

La respuesta no tardó en llegar. Minutos después de las 22, tanto el primer candidato a concejal por el frente Juntos, Eduardo Toniolli, como el propio Sukerman, cuestionaron las declaraciones de Javkin. "Es una irresponsabilidad. Vamos a contar voto a voto. Si tienen esa cara ganando, no tienen sangre en las venas", disparó Sukerman.

Mientras tanto, la carga de las mesas seguía ampliando la ventaja en favor del radical, que lograba terminar así con treinta años de sucesiones de intendentes socialistas en Rosario y el 10 de diciembre reemplazará a Fein en el Palacio de los Leones en el periodo 2019-2023.

Altos y bajos

Detrás de Javkin y Sukerman se encolumnaron el candidato de Cambiemos, Roy López Molina (obtuvo el 15,4 por ciento de los votos) y el de Ciudad Futura, Juan Monteverde (con el 14,9 por ciento de los sufragios).

La elección de Roy fue un claro contrapunto con lo que le había sucedido hace dos años, cuando cosechó más de 200 mil votos y se había impuesto en todos los barrios. Anoche, los rostros en el búnker de Cambiemos reflejaron esta nueva realidad. Roy pasó de ser el más votado en 2017 a disputar ayer el tercer lugar con Ciudad Futura. No obstante, remarcó que "toda elección deja enseñanzas" y se comprometió a seguir trabajando por Rosario, ya que aún le quedan dos años como concejal.

En Ciudad Futura, en tanto, anoche todo era alegría. Monteverde obtuvo más de 77 mil votos y si bien quedó en cuarto lugar, sumó unos 26 mil sufragios a los que había obtenido en las Paso. Y su sector político retuvo las tres bancas que ponía en juego en el Concejo, ya que la lista que encabezó Caren Tepp hizo una excelente elección.

Más allá de los cortocircuitos entre el Frente Progresista y el peronismo, anoche Javkin se alzó con la victoria y se convirtió en el próximo intendente de Rosario.

En el horizonte cercano tendrá el desafío de sacar al Frente Progresista de una coyuntura compleja, ya que los rosarinos castigaron ayer con dureza la gestión de la intendenta Fein, que tras ocho años gobernando esta ciudad perdió su candidatura a senadora departamental ante el periodista Marcelo Lewandowski.

Javkin remarcó que el Frente está unido y valoró la presencia de su contrincante en la interna, la socialista Irizar. Ahora, por primera vez en 30 años, le tocará a los radicales tomar las riendas del Ejecutivo local. Todo un desafío.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario