Política

Oyarbide confirmó que los Schoklender usaron material de las casas populares en el country

El juez federal que investiga el desvío de fondos de parte la Fundación Madres de Plaza de Mayo de parte de su ex apoderado, Sergio Shocklender, para su beneficio. Hoy allanó el country El Patacón en Pilar, donde se encontraron viviendas construidas con materiales del plan Sueños Compartidos.

Miércoles 22 de Junio de 2011

Los chalés de los hermanos Sergio y Pablo Schoklender y de sus allegados en el country El Patacón de Pilar fueron construidos con materiales del plan de viviendas populares Sueños Compartidos, que organizó la Fundación Madres de Plaza de Mayo con fondos públicos.

Así lo reveló esta tarde el juez federal Norberto Oyarbide al finalizar el allanamiento que encabezó en aquella urbanización privada, en el barrio La Lonja, del partido bonaerense de Pilar.

“Se ha podido observar con toda claridad que (los chalés) están construidos con materiales que se emplean para construir las casas de la fundación” Madres de Plaza de Mayo, sostuvo el magistrado.

Oyarbide detalló que durante el operativo se registraron “siete propiedades y nueve son las que nos interesan en particular”, por pertenecer a Sergio y Pablo Schoklender, y a la ex esposa del primero, Viviana Sala, psiquiátra jefa de servicio en el hospital porteño Mari Curie.

Además señaló que en el allanamiento pudieron secuestrar “papelería en general y otra de altísimo valor” probatorio.

Los vecinos del country habían filtrado días atrás a la prensa que en los últimos meses vieron vehículos con el logo de Madres de Plaza de Mayo ingresando al lugar y cargados con materiales de construcción.

Además de este operativo, Oyarbide prorrogó hoy diez días más el secreto de sumario de la causa penal en que investiga a los Schoklender por supuesto desvío de fondos públicos y lavado de dinero en la Fundación de Madres de Plaza de Mayo.

Así lo aseguraron hoy fuentes judiciales e indicaron que la medida pretende “asegurar el éxito de la investigación” y frenar la filtración de datos del expediente que, según el juez, la fiscalía habría facilitado últimamente a algunos medios de comunicación.

Oyarbide investiga si Schoklender y otras personas desviaron parte de los 765 millones de pesos del Estado nacional que estaban destinados al programa de viviendas sociales Sueños Compartidos, implementado por Madres de Plaza de Mayo.

En la causa, además de los ex parricidas Sergio y Pablo Schoklender, más cinco allegados a ellos, está imputado Alejandro Abraham Gotkin, que habría vendido al primero la empresa Meldorek, a nombre de la cual hay registrados aviones, barcos y autos de lujo.

Gotkin dirigía Meldorek, la empresa constructora contratada por la Fundación Madres de Plaza de Mayo para la misión “Sueños Compartidos”, de construcción de viviendas populares, pero que a partir de 2010 pasó a estar a nombre de Schoklender y su piloto aéreo, Gustavo Serventich.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario