Cuadernos de las coimas

Otros tres empresarios se sumaron al "club de los arrepentidos"

Uno de ellos, el ex presidente de la Cámara de la Construcción Carlos Wagner, realizó un aporte clave, al brindar detalles sobre supuestos "retornos" por la concesión de obra pública durante el gobierno kirchnerista.

Sábado 11 de Agosto de 2018

Tres nuevos empresarios se sumaron ayer al listado de "arrepentidos" en una jornada cargada de indagatorias por la causa de los cuadernos de las presuntas coimas en los Tribunales de Comodoro Py y uno de ellos, el ex presidente de la Cámara de la Construcción Carlos Wagner, realizó un aporte clave, al brindar detalles sobre supuestos "retornos" por la concesión de obra pública durante el gobierno kirchnerista.

Wagner, dueño de la constructora Esuco, declaró ante el juez federal Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli que negoció directamente con el ex ministro Julio De Vido el pago de coimas para el "reparto" de la obra pública y que se abonaba entre el 10 y el 20 por ciento del precio total.

Seegún fuentes judiciales, Wagner precisó además en su indagatoria que otro de los medios de pago de los sobornos era la devolución del dinero que recibía del gobierno tras cada certificado de obra y que detrás de la trama de recaudación estaban los ex secretarios Roberto Baratta y José López.

Se trata del primer empresario que declara en la causa por asociación ilícita reconociendo el pago de coimas al gobierno kirchnerista a modo de retribución por la concesión de obra pública, que se entregaba en forma discrecional. El juez Bonadio firmó la homologación de su declaración como imputado colaborador y finalmente salió en libertad.

Los otros dos empresarios que fueron aceptados como imputados colaboradores para que al fin del proceso se les reduzca una eventual condena fueron Jorge Neira (Electroingeniería) y Claudio Glazman (Sociedad Latinoamericana de Inversiones), quienes también dejaron Comodoro Py anoche.

Otro que declaró fue el empresario Aldo Roggio, aunque su acuerdo sería aceptado por Bonadio recién el próximo lunes, mientras el director y vicepresidente de Electroingenieria Gerardo Ferreyra y Hugo Eurnekian, respectivamente, sólo prestaron declaración indagatoria y se retiraron.

Respecto al testimonio del presidente de la Compañía General de Combustibles (CGC), la firma indicó en un comunicado que Eurnekian "se presentó voluntariamente para aclarar su situación" frente a la mención de la dirección de su domicilio particular en la causa de los cuadernos".

Eurnekian le dijo al juez que en 2013 hizo un aporte a la campaña electoral, pero que fue "a título personal y con fondos propios debidamente registrados" en sus declaraciones juradas impositivas.

Ante esta circunstancia, la CGC manifestó que no tiene "ninguna vinculación con los hechos descriptos" sobre el presunto pago de coimas, pero que "contribuirá con la Justicia en todo lo que resulte necesario".

De Vido

El ex ministro de Planificación Julio De Vido dijo ayer que no formó parte "de ninguna asociación ilícita" y pidió su sobreseimiento en la causa por los cuadernos. "Niego total y categóricamente los hechos que se me están atribuyendo. Se trata de afirmaciones imprecisas, desprovistas de tiempo lugar o modo", señaló De Vido en un escrito que presentó al juez Claudio Bonadio, donde aseguró no "haber recibido fondos ilegales en bolsos, bolsitas, sobres, cajas y/o de cualquier otra forma o modo".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario