Política

Ordenan la detención de un policía y dos manifestantes

El juez federal Sergio Torres ordenó ayer la "inmediata detención" de dos manifestantes y de un efectivo policial que el pasado 18 de diciembre arrolló con la motocicleta a una persona en los alrededores del Congreso de la Nación en el marco de las protestas contra el tratamiento de la reforma previsional.

Viernes 29 de Diciembre de 2017

El juez federal Sergio Torres ordenó ayer la "inmediata detención" de dos manifestantes y de un efectivo policial que el pasado 18 de diciembre arrolló con la motocicleta a una persona en los alrededores del Congreso de la Nación en el marco de las protestas contra el tratamiento de la reforma previsional.

El magistrado pidió al gobierno nacional que identifique en un plazo no mayor a 24 horas al policía que pisó con su moto a Alejandro Pipi Rosado: se trata de un cartonero que aseguró no haber participado de la protesta y que se había caído al piso tras recibir balazos de goma, cuando la motocicleta lo pasó por encima, generándole una lesión en el pecho y una quemadura en la pierna.

Por otra parte, el magistrado pidió a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que proporcione la identidad del agente que —según captaron imágenes de cámaras de seguridad— "arroja varias veces un spray a escasa distancia y directamente al cuerpo y rostro de un adulto mayor que se encontraba solo y desarmado".

El magistrado consideró que se encuentran reunidas las condiciones procesales para que este efectivo preste declaración indagatoria.

En tanto, Torres también ordenó la detención de dos manifestantes, César Javier Arakaki y Lucas Iván Sauret, a quienes se identificó a través de las imágenes registradas agrediendo a Brian Fernando Escobar, un efectivo de seguridad que fue diagnosticado en el Sanatorio Güemes con "fractura del hueso temporal de cráneo, pérdida de audición del oído izquierdo, cortes en la nuca y frente, además de escoriaciones varias".

A su vez, requirió la declaración indagatoria de Mariano Ernesto Stansiola, un militante de la UOM, quien fue "observado en filmaciones y fotografías atacando al personal policial con piedras y otros elementos contundentes", y momentos más tarde socorriendo en el suelo a un agente caído.

La misma suerte corrió el ex sargento de la Policía Bonaerense Damián Alejandro Ferrero, quien deberá prestar declaración indagatoria ante Torres tras haber sido identificado como una de las personas que arrojó piedras contra los efectivos y por lo cual fue desplazado de la fuerza en forma automática.

Este policía se desempeñaba en el Comando de Patrulla de Escobar, pero desde el 30 de noviembre del año pasado estaba en Junta Médica Departamental por problemas psiquiátricos: el efectivo fue divisado en fotos tirando piedras y, al cruzarse la información, se detectó que era un efectivo de la Policía Bonaerenese.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario