Política

Omar Perotti fue el cómodo ganador en la puja por el Senado

Carlos Reutemann (Cambiemos) quedó segundo y Eduardo Romagnoli (UNA) sorprendió con su tercer lugar. Hermes Binner quedó relegado a la cuarta posición.

Lunes 10 de Agosto de 2015

Después de la pelea por la Casa Rosada, el interés mayor en Santa Fe se centró en los aspirantes que quedarán mejor posicionados para la puja por una banca en el Senado nacional en octubre próximo. Y, al cierre de esta edición de La Capital, el impulso de Daniel Scioli favorecía con creces al precandidato del Frente para la Victoria (FpV), Omar Perotti, quien obtenía el 34,42 por ciento de los votos —51 por ciento de mesas escrutadas—, seguido por Carlos Reutemann (Cambiemos), con el 27,86. Aunque la revelación de la categoría en las Paso fue encarnada por Eduardo Romagnoli (UNA), quien lograba el 18,67 por ciento de los sufragios y, de ese modo, relegaba al cuarto lugar a Hermes Binner (Frente Progresista Cívico y Social, FPCyS), con el 12,66 por ciento.

En principio, la atracción de la competencia se alimentó con los nombres en pugna, y en especial con el duelo entre Binner, el gran elector socialista en los comicios más recientes, y Reutemann, el último recolector masivo de sufragios del justicialismo santafesino (ahora en sintonía con el PRO). Perotti potenció las expectativas en función del oxígeno que le insufló al FpV provincial con el tercer lugar que logró en la compulsa a gobernador de junio pasado.

La categoría también adquirió trascendencia por el hecho de que, al elegirse en octubre dos senadores por la mayoría y uno por la minoría, uno de los tres pesos pesados de la política santafesina quedaría afuera.

Pero la dosis de sorpresa la aportó Romagnoli al irrumpir en escena claramente beneficiado por la decisión de ir a las urnas en el tercer distrito electoral del país junto a las boletas que ofertaban la precandidaturas presidenciales de Sergio Massa (Frente Renovador, FR) y José Manuel de la Sota (UNA). El postulante a una banca en la Cámara alta viene de conducir los destinos de Rosgan, un emprendimiento conjunto de la Bolsa de Comercio de Rosario y consignatarios de hacienda de distintas provincias.

En ese sentido, sobre las 21.30, y mucho antes de la dilatada difusión de los resultados oficiales, referentes del kirchnerismo contaban con indicios que posicionaban a Perotti en primer lugar y a Reutemann en el segundo, al tiempo que ponían en duda la tercera ubicación del Frente Progresista.

A Binner, por su parte, pareció jugarle en contra tanto la presentación de una lista corta (sin postulante presidencial propio) como la devaluación del FPCyS en el menú de preferencia del electorado, algo que quedó en evidencia con el ajustado triunfo provincial en junio. De hecho, el ex gobernador y otrora intendente también quedó relegado al cuarto lugar en el departamento Rosario.

Entonado por la performance de Scioli, Perotti afrontará confiado la disputa final por una banca en el Senado. Sin embargo, el rafaelino puso lo suyo al capitalizar en las Paso la cosecha de votos de junio, cuando se alzó con el 29 por ciento de los sufragios a gobernador, casi un punto menos que el ganador, Miguel Lifschitz (FPCyS), y que el segundo, Miguel Del Sel (PRO).

"Hemos empezado muy bien", sentenció anoche el actual diputado nacional, quien es secundado en la lista por María de los Angeles Sacnun —La Cámpora—. Curiosamente, Perotti no lograba imponerse en su departamento (Castellanos), donde sí lo hacía Cambiemos.

Reutemann, a su vez, constituyó la carta fuerte del macrismo en Santa Fe tras la derrota de Del Sel en la puja por la Casa Gris. El ex gobernador, que por primera vez compitió por fuera de la escudería justicialista y ayer volvió a votar en su Llambi Campbell natal (cambió domicilio tras el escrache que sufrió en junio en la capital provincial), ocupa una banca en el Senado desde 2009.

Por entonces referente de Santa Fe Federal, el Lole obtuvo el 42,34 por ciento de los votos contra el 40,57 por ciento del Frente Progresista. Ahora, pese superar al FPCyS, dejó sufragios al lado del camino.

Sin presidente y con un borracho

Una situación peculiar se vivió en la mesa Nº 3.971, en la Escuela Bernardino Rivadavia (Oroño al 1100). La mesa no pudo constituirse por ausencia de sus autoridades. Cuando se dispuso buscar electores que se hicieran cargo, apareció otro problema: el primero de la fila estaba alcoholizado. El hombre, de unos 30 años, pedía a gritos que lo dejaran votar o que le dieran un certificado porque se tenía “que ir a dormir”. A las 10.15 ya la situación se había solucionado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario