Política

Oficializaron las listas de precandidatos para las Paso del 19 de abril

Santa Fe alista las urnas para el 19 de abril. La novedad fue la lista de unidad del PJ, con una sola fórmula a la Gobernación. El Frente Progresista anotó dos binomios a la Casa Gris.

Domingo 15 de Febrero de 2015

El cierre de listas de precandidatos para las primarias del 19 de abril repitió la clásica postal. Las listas se presentan ante la junta electoral de cada partido, que tienen hasta pasado mañana para elevarlas a la junta electoral provincial. Recién con las primeras horas de ayer comenzó a bajar la adrenalina que fue subiendo desde la tarde del viernes. Para entonces todos los partidos habían logrado inscribir los nombres de sus precandidatos. Solo la lista del Frente Progresista que lleva a Miguel Lifschitz había sido inscripta 24 horas. Los peronistas y a la gente del PRO llegaron a las 24 del viernes con las grillas a medio terminar.

El rasgo distintivo de la jornada no fue el trámite en sí sino en lo que este generó en algunas fuerzas políticas: ¡El peronismo, atomizado hasta el paroxismo en la provincia, inscribió una única fórmula a gobernador y vice, integrada por Omar Perotti y Alejandro Ramos! Una creación de la Casa Rosada que parece haber logrado el milagro de que todo el peronismo que no había sido atrapado por otras opciones se encolumne detrás del binomio.

En cambio, la UCR, que hace escasos meses mostró una postal desacostumbrada en los últimos años, con la totalidad de sus líneas internas y dirigentes más exponenciales juntos, terminó más diseminada que papel picado en fiesta de cumpleaños. El proyecto de Barletta de contar con todo el radicalismo unido para hacer morder el polvo de una derrota interna a sus socios socialistas y arrancarle la candidatura a la Gobernación que estos no le han querido dar por consenso por la fuerza de los votos, chocó con la habilidad socialista, que pudo convencer a la totalidad de esos sectores de acompañar a Lifschitz, dejando al postulante radical (el propio Barletta) acompañado paradójicamente del socialista Rubén Giustiniani. Así, una carta que se pensaba podía ser ganadora toda vez que haría valer la solvencia territorial extendida del radicalismo en apoyo a su propia fórmula terminó con sus expectativas menguadas. Aún con Pablo Javkin peleando Rosario, el casi seguro triunfo de Corral en Santa Fe y lo que aporte Giustiniani, Barletta sacó pecho al cierre de listas: "Estoy orgulloso del equipo que supimos reunir como precandidatos a diputado. Con un verdadero espíritu frentista, hemos sabido representar a las fuerzas políticas que compartimos el Frente Progresista, que fue creado para cambiar la manera de hacer política en Santa Fe".

Lifschitz apareció inicialmente con una postulación más pálida que salina al sol y sin embargo terminó inscribiendo una colorida construcción en la que comprometió a toda la gestión de su antecesor, quien actualmente posee el aparato estatal, a jugar para sí. El gobernador actual, Antonio Bonfatti, su vice Jorge Henn y el ministro de Gobierno, Rubén Galassi van en su grilla como aspirantes a diputados provinciales.

El Frente Progresista también inscribió una lista a diputado de todos radicales: Educación para Crecer, que encabeza Juan Carlos Millet, seguido por Carlos Rovitti, Mirian Talamone, Héctor Darío Masía y Guillermo Franchella.

Que el peronismo es una bolsa de gatos es ya un lugar común. La gracia está en adivinar si se pelean o reproducen. Cuando se pensaba que el show de la arquitecta Bielsa era el número final, sobrevino la sorpresa. Al final se podrá decir que el dedazo presidencial ordenó lo que quedaba de la tropa pero el peronismo nunca se fijó en minucias tales como delicadezas de forma institucional, que, dicho sea de paso, tampoco han tenida esta vez ni radicales ni socialistas dentro de sus propios espacios.

La "unidad" que acompaña al rafaelino fue dejando previamente jirones que terminaron en el PRO o en el Frente Renovador. El pase más estelar lo produjo la agrupación del extinto líder de UPCN, Alberto Maguid, que le impuso al nieto de aquél, Sebastián Pignata, como candidato a intendente de Santa Fe. El dato acá es que el poderoso gremio estatal es una monumental maquinaria que siempre hizo sentir su aporte en todo armado del peronismo. Su líder actual logró torcer el brazo de Macri, quien junto al nombre PRO le puso justicialista en Santa Fe. Cuál será el resultado de esa alquimia, nadie puede aún aventurarlo. Del Sel, que lleva además a Jorge Boasso como segundo confiando en que éste le atraiga radicales desencantados del sur, perdió a Tesandori y debió reemplazarlo por Roy López Molina, de prestigio en Rosario, aunque deberá medirse con los socialista renombrados que encabezan las listas a diputado de otras ofertas: Bonfatti, Giustiniani y Héctor Cavallero (éste al frente de una de las grillas de Perotti por orden presidencial), o Luis Rubeo, quien va por otra nómina detrás del rafaelino.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS