Política

Oficialismo y oposición profundizan diferencias por la marcha de los fiscales

A diez días de la marcha de silencio, para el gobierno, se busca usar “de forma politiquera” la muerte de Nisman. “Es un reclamo contra la impunidad”, le responden.

Lunes 09 de Febrero de 2015

A diez días de la marcha de silencio convocada por un grupo de fiscales para el miércoles 18 en memoria de Alberto Nisman, ayer volvieron a profundizarse las diferencias entre el gobierno y la oposición por su postura ante la convocatoria, mientras los fiscales buscan alejarse de la discusión política.
  El secretario General de la Presidencia, Aníbal Fernández, cuestionó a los dirigentes políticos que utilizan “de forma politiquera” la muerte del fiscal en “beneficio de la política”.
  Sin embargo, varios precandidatos presidenciables, como el gobernador cordobés José Manuel de la Sota y los diputados Hermes Binner y Elisa Carrió, advirtieron sobre la gravedad de la muerte del fiscal para que se tenga que llamar a una marcha por “la independencia del Poder Judicial” y la “libertad de la Nación” (ver aparte).
  A los cuestionamientos también se sumó la presidente de Justicia Legítima, la camarista María Laura Garrigós de Rebori, quien alertó que la marcha responde a un “reflejo lógico de una corporación” que “servirá para saber quién está de cada lado” (ver página 12).
  Por su parte, el fiscal Guillermo Marijuan, uno de los organizadores de la movilización, aseguró que la convocatoria busca “recordar” la memoria del fiscal y aseguró que “no hay intención de estar en contra de nadie”, a la vez que pidió a los dirigentes políticos que concurran que “lo hagan como un ciudadano común”.
  Marijuan aseguró que fiscales y jueces “nunca” dejarán de cumplir sus funciones “ni antes ni después de esta marcha”.
  En rechazo a las críticas del oficialismo sobre si los que deben impartir justicia van a reclamar por ella, dijo: “No estamos pidiendo justicia, ni mucho menos. Nunca tuvimos esa consigna”.
  “Acá no hay intención de estar en contra de nadie, sino de evocar la figura de Nisman y transmitir nuestra solidaridad a su familia y a su equipo de trabajo”, añadió.
  Al respecto, Aníbal Fernández dijo que le daba “una enorme satisfacción lo que dijo Marijuan” porque —apuntó— “después escuchás la ruindad de (Sergio) Massa, y ahí se da cuenta que el objetivo es otro”.
  “Algunos van a tratar en forma politiquera de servirse de la muerte del fiscal Nisman para beneficio de la política. Esas cosas uno no puede alentarlas o motivarlas”, advirtió Fernández.
  Desde la oposición, De la Sota apuntó que “el hecho de que fiscales y jueces tengan que hacer una marcha de silencio para resguardar la independencia del Poder Judicial, nos están diciendo que institucionalmente las cosas andan muy mal en la Argentina”.
  Por su parte, el jefe del bloque de diputados nacionales de la UCR, Mario Negri, aseguró que “a la marcha del 18F hay que ir, no hay opciones”, para reclamar “verdad y contra la impunidad”.
  “La gente, en la calle, ante la recordada resolución 125, fue contra el autoritarismo. Ahora, el 18 de febrero debemos ir por la verdad y contra la impunidad”, expresó Negri. Luego consideró, “ese silencio es el grito más fuerte para decir que se quiere vivir sin impunidad, con independencia de la Justicia y buscando la verdad”.
  En un comunicado, el cordobés afirmó que “el jueves habrá dos Congresos en simultáneo: el oficialismo va estar discutiendo en soledad el proyecto de creación de la AFI y los legisladores de la oposición estarán discutiendo sobre la muerte del fiscal Nisman”.

Milani le sale al cruce a Lilita

El jefe del Ejército, César Milani, dijo ayer que iniciará “acciones legales” contra la diputada Elisa Carrió, quien lo denunció penalmente por encubrir el “crimen” de Nisman. En un comunicado, Milani sostuvo que la denuncia “constituye un agravio malicioso” y que los supuestos episodios “que se pretenden imputar” son de una “manifiesta irracionalidad” y que “esta actitud pone en evidencia a qué oscuros intereses responden las acusaciones de Carrió”.

“El gobierno podría caer si hay violencia”

La diputada Elisa Carrió advirtió ayer que el gobierno podría “caer” si se desatan hecho de violencia extrema en la marcha en homenaje a Alberto Nisman.
  Carrió, que la semana pasada denunció a la presidenta Cristina Kirchner por encubrimiento del “crimen” de Nisman, llamó a la ciudadanía a participar “sin miedo” de la marcha del silencio convocada por los fiscales.
  “Hay que ponerle el cuerpo a la marcha del silencio, yo voy a estar ahí. Hay que ponerle el cuerpo a la República y a la Constitución y salir a la libertad, de la dictadura K”, escribió la legisladora ayer en su cuenta de Twitter.
  “No tengan miedo. Esta vez, no nos pueden hacer nada. Si nos tocan, cae el gobierno. Tranquilos y seguros, vamos a la libertad de la Nación”, agregó.

Contra Oyarbide. Carrió adelantó ayer que recusará al juez federal Norberto Oyarbide, en cuyo juzgado recayó la denuncia que presentó contra la presidente Cristina Fernández y funcionarios del gobierno por una serie de delitos, entre ellos “encubrimiento”, vinculados a la muerte de Nisman.
  La legisladora dijo además en un comunicado que aportará a la Justicia “pruebas de otros funcionarios ligados al terrorismo iraní”.
  “Vaya casualidad, la causa cayó en el juzgado de Oyarbide, empleado directo de la Policía Federal y del criminal Aníbal Fernández”, expresó en su texto la diputada.
  “Oyarbide es el juez más corrupto del Poder Judicial, al que el Senado protegió cuando lo acusé por coimas”, advirtió Lilita, y consideró que “esto muestra de qué manera se maneja el sorteo en la Cámara Federal”.
  Carrió afirmó, asimismo, que “cada vez que acuso a Aníbal Fernández la causa cae en el juzgado de Oyarbide, el que usaba el auto de la Jefatura de Gabinete”.
  “Me voy a presentar ante el juez más corrupto de la Nación y lo voy a recusar por inmoral; por empleado de los negocios oscuros del poder, de la impunidad y de la prostitución en la ciudad de Buenos Aires. Y voy a aportar pruebas de otros funcionarios ligados al terrorismo iraní”, anunció Carrió.
  Por otra parte, Lilita manifestó que el ex espía Antonio “Stiusso, de lo más oscuro de la Side, tiene la oportunidad de confesar sus crímenes y los cometidos durante todos los gobiernos” cuando declare por la muerte de Nisman.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario