Política

Oficialismo y oposición centran la disputa en territorio bonaerense

Ayer Macri lanzó la campaña de Vidal en un acto en La Plata. El Frente de Todos coordina su estrategia con Kicillof, Massa y Magario

Domingo 14 de Julio de 2019

A casi un mes para las Paso, el oficialismo y el principal frente de la oposición se lanzaron a la caza del voto de la provincia de Buenos Aires, el principal distrito electoral del país. Como ocurrió en 2015, quien logre imponerse en territorio bonaerense tiene altas posibilidades de alzarse con el poder presidencial en las elecciones generales de octubre, o enfrentar con muchas más expectativas un eventual ballottage en noviembre.

Las estrategias ya están en marcha. Mientras en Juntos por el Cambio apuestan a que la gobernadora María Eugenia Vidal (va por la reelección) repita su performance electoral de hace cuatro años y le "arrastre" votos a la fórmula Mauricio Macri-Miguel Angel Pichetto, el opositor Frente de Todos tiene a Cristina Kirchner como la figura más convocante en el territorio, sobre todo en el conurbano, pero también busca repartir los roles entre todos sus candidatos para coordinar el discurso entre Sergio Massa y la fórmula a la Gobernación que integran Axel Kicillof y Verónica Magario.

Por caso, ayer el propio Macri lanzó formalmente la campaña bonaerense junto a Vidal. El presidente afirmó que no se ve ni "un minuto gobernando la Argentina sin tener a María Eugenia Vidal como gobernadora" de Buenos Aires.

"Estamos acá contra viento y marea porque hubo muchos argentinos, una enorme mayoría, que nos animamos a decir basta hace tres años y medio, y fue un camino duro", agregó Macri al presentar en un hotel de La Plata a todos los candidatos del espacio oficialista para distintos cargos en la provincia de Buenos Aires.

Macri estuvo acompañado por Vidal y el vicegobernador Daniel Salvador, quienes buscarán juntos su reelección en octubre, el candidato a vicepresidente Miguel Angel Pichetto, los jefes de Gabinete nacional y provincial, Marcos Peña y Federico Salvai, y todos los postulantes de Juntos por el Cambio a intendentes y legisladores bonaerenses.

El presidente aseguró que su gobierno logró hacer girar "el tren que se estrellaba contra la pared" y por eso, remarcó, "el mundo ahora apoya a la Argentina".

"Los argentinos, ahora más que nunca, juntos somos imparables", añadió.

El presidente, al sostener que no se veía gobernando sin Vidal en la provincia de Buenos Aires, agregó: "No existe el «aunque sea gano yo». Eso no tiene ningún valor".

Macri advirtió además que "los ojos de los inversores están puestos en lo que puede pasar en Argentina" con las elecciones de octubre y remarcó la necesidad de "terminar con esa incertidumbre política que hoy existe".

"Los que vienen a anunciarme nuevas inversiones, todos empiezan en diciembre, enero, febrero, marzo (del año próximo). Están atentos por eso es importante sacar la incertidumbre", sostuvo.

Previamente la gobernadora Vidal manifestó que "el pasado con caras nuevas y otras que conocemos muy bien, nos quiere hacer creer que se van a encargar de cuidarnos, pero no van a ser ellos porque no pueden hacerlo", en alusión a los candidatos de la oposición.

"Nunca nos daremos por vencidos ni un minuto para esta provincia que todos nos merecemos. Por eso los necesitamos", afirmó dirigiéndose a los jefes comunales y candidatos.

Vidal recordó que "en 2015 fuimos millones los que dijimos «basta» al sistema que nos gobernó 28 años", en la provincia y agregó que "seremos los mismos millones los que en octubre le diremos a ese mismo sistema que estamos acá y queremos seguir cambiando, porque ya nos pudimos poner de pie y ahora queremos avanzar".

Asimismo, remarcó que se postula por un segundo mandato porque "queremos seguir gobernando" y "seguir transformando profundamente la provincia y el país".

"Nos duele lo que falta", pero "queremos construir ese futuro que está tan cerca con todo lo que ya hicimos, que solo depende de nosotros mismos", acotó y apuntó que la elección de octubre "es mucho más importante que cualquier otra, porque se definen los próximos 20 años para nuestros hijos".

En la otra vereda, el Frente de Todos tiene una mesa de decisión para la campaña donde se sientan Massa, Kicillof y Magario. También tallan en la estrategia los intendentes peronistas como Jorge Ferraresi y Martín Insaurralde.

Ese reparto de roles entre las principales figuras es para consolidar cada cual sus votos propios y ampliarlos con sus respectivos perfiles. Así, por ejemplo, Massa ya acordó coordinar su agenda especialmente con Kicillof y su discurso apunta a temas como seguridad, pymes y jubilados, entre otros.

Aún no está previsto un acto público donde aparezca en escena Cristina. La ex presidenta se está limitando a salir de gira con la presentación de su libro "Sinceramente", dejando a Alberto Fernández la tarea de confrontar directamente con el oficialismo.

En el Frente de Todos están convencidos de que si el peronismo recupera la provincia de Buenos Aires, con Kicillof a la cabeza, las probabilidades de ganar en primera vuelta son altas. En Juntos por el Cambio tienen la misma idea. Si Vidal asegura una victoria, creen que la reelección de Macri está casi asegurada.

Ambos bandos ya comenzaron a jugar todas sus cartas.

Peña: “Es una oportunidad para dejar atrás al populismo”

El jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, consideró ayer que las próximas elecciones representan “la oportunidad para dejar para siempre atrás el populismo”.

   Peña formuló esas declaraciones al presentar junto al presidente Mauricio Macri y a la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, a los candidatos bonaerenses de Juntos por el Cambio, durante un encuentro que se realizó en un hotel de La Plata.

   A su turno, el jefe de Gabinete de la provincia, Federico Salvai, pidió a los candidatos “trabajar con humildad y épica” y “aumentar la participación en algunos municipios”.

   “Estamos en un alto nivel de polarización que se va a ir fortaleciendo”, analizó Salvai y consideró la de octubre “es una elección muy cerrada y muy difícil, pero nos tiene que entusiasmar el desafío”.

   El vicegobernador Daniel Salvador resaltó los logros del gobierno provincial, sobre los cuales dijo que “no son un relato armado sino hechos y valores en un gobierno honesto y de transparencia”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario