Política

Oficialismo y oposición buscan una tregua tras la escandalosa sesión en Diputados

Los jefes de bloques están dispuestos a iniciar el diálogo para descomprimir la tensión política. Por ahora, Juntos por el Cambio no irá a la Justicia para impugnar la última sesión

Viernes 04 de Septiembre de 2020

El oficialismo y la oposición de Juntos por el Cambio buscarán en los próximos días retomar el diálogo y lograr un acuerdo para continuar con la actividad de la Cámara de Diputados, tras la controversia planteada el martes pasado por la modalidad de las sesiones de la Cámara baja.

Si bien continuaron los cruces y acusaciones por la modalidad de trabajo de la sesión de la Cámara de Diputados, que convirtió en ley el proyecto de auxilio al turismo, desde las conducciones de ambos espacios dejaron abierta la posibilidad de retomar el diálogo en los próximos días.

En un principio, el interbloque de diputados de Juntos por el Cambio, que conduce Mario Negri, había anticipado que pediría la impugnación de la sesión en la Justicia por considerar que debía ser presencial por no estar vigente el protocolo de sesiones telemáticas.

Sin embargo, fuentes del principal espacio opositor dejaron entrever en las últimas horas su intención de postergar esa decisión al menos hasta el lunes “a la espera de la continuidad de las negociaciones”.

Incluso el propio Negri dejó abierta esa posibilidad, al sostener que “si nos llaman a dialogar iremos; no queremos entrar a un tobogán en el que en el país haya dos parlamentos”.

“Hay negociaciones”, aseguró otro de los diputados de la JxC que comenzó a trabajar en la confección de la presentación judicial, que sería “un amparo y no una denuncia” aunque insistió, de todos modos, en la importancia de llegar a un acuerdo para la continuidad de la actividad legislativa.

Señales

En ese sentido, el legislador de JxC admitió que, “si no hay señales de acercamiento por parte del Frente de Todos”, podrían avanzar con la presentación de un amparo el lunes.

Este miércoles, el presidente Alberto Fernández se reunió con el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; y el jefe del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner; para definir la agenda legislativa del oficialismo, tras la discusión con la oposición sobre la necesidad de que las sesiones se llevan a cabo de forma telemática o presencial, explicaron las fuentes.

Previamente, en un acto por el Día de la Industria, el presidente reafirmó su actitud de “diálogo” y “búsqueda de consenso” con la oposición, pero le pidió “no ideologizar la pandemia”.

Fernández cuestionó de esta manera la negativa de los ex Cambiemos de prorrogar las sesiones virtuales por 30 días si no se dejaba escrito que temas como las reformas judicial o previsional estaban exceptuadas del temario, y recordó que el objetivo de la sesión del martes era “darle soluciones a quienes viven del turismo, que la están pasando mal”.

Por otra parte, ministros del Poder Ejecutivo y dirigentes sindicales repudiaron en las últimas horas las amenazas intimidatorias contra el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y su entorno familiar mientras se realizaba la sesión virtual del último martes en la que la Cámara baja sancionó proyectos de turismo y de pesca.

Massa presentó una denuncia ante la Fiscalía de Rincón de Milberg, en el partido bonaerense de Tigre, por las amenazas intimidatorias en su contra y de su entorno familiar.

El presidente Alberto Fernández expresó en su cuenta de Twitter que “las amenazas de muerte contra Sergio Massa y Malena Massa son inaceptables desde cualquier punto de vista e impropias de la convivencia democrática. Convoco a quiénes agitan discursos de odio a reflexionar porque sus acciones repercuten en forma negativa en toda la sociedad”, agregó Fernández.

También se sumaron al repudio el jefe de Gobierno de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta y los jefes parlamentarios de Juntos por el Cambio, Mario Negri (UCR) y Cristian Ritondo (PRO), así como dirigentes de diversos sectores.

Por su parte, el canciller Felipe Solá expresó su “apoyo y un abrazo para Malena Massa, Sergio Massa y a toda su familia por las amenazas que recibieron”.

“Son actos cobardes e inadmisibles que todos los argentinos tenemos que repudiar sin dejar lugar a dudas. No hay espacio para violentos y patoteros en nuestra democracia”, tuiteó el ministro de Relaciones Exteriores.

En ese sentido, el ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, manifestó también por la misma red social “toda su solidaridad por las amenazas sufridas” y remarcó que, “en la Argentina de la democracia, la violencia y el odio no tienen lugar y merecen el repudio de todos”.

Por su parte, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, repudió también “las agresiones a Sergio Massa y a Malena Massa” y sostuvo que “las (agresiones) que se realizan en cercanías de la casa familiar son una verdadera canallada”.

Asimismo, el designado embajador en España, Ricardo Alfonsín, tuiteó “un fuerte abrazo”, y expresó “solidaridad” con Sergio Massa, su esposa y su familia.

“Además de repudiar las amenazas que sufrieron, espero que se pueda identificar a los responsables”, añadió.

También, la CGT repudió “la violencia política y las amenazas contra la vida del presidente de la Cámara de Diputados” y sostuvo que “cuando el debate político se transforma en intolerancia y violencia, la política se degrada hasta desaparecer”.

“No debemos pasar por alto el cobarde ataque a las instituciones democráticas y, en ese sentido, el movimiento obrero se solidariza con el compañero Sergio Massa y su familia”, manifestó la central obrera.

El documento agregó: “Basta de violencia y amenazas, la oposición debe asumir su responsabilidad y pacificar el accionar de sus militantes”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario