Política

Obeid renunció a su candidatura y el PJ tildó de "mentiroso" a Rossi

El ex gobernador sostiene que la presidenta Cristina Fernández pidió que Rossi vaya por afuera para no competir con él. Frente a la división, escribió por carta que no quiere ser responsable de la derrota peronista

Sábado 29 de Enero de 2011

El ex gobernador santafesino y actual diputado nacional por el Partido Justicialista, Jorge Obeid, renunció explícitamente a ser candidato a gobernador tras haber leído en LaCapital que la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, le ordenó al sector de Agustín Rossi jugar por afuera de la estructura partidaria. La información publicada por este diario provocó un cimbronazo en el principal partido de la oposición provincial que, por medio del presidente del justicialismo, Ricardo Spinozzi, calificó de "mentiroso" al diputado ultrakirchnerista.

"Con asombro he leído en los matutinos de la fecha la decisión del PJ nacional y de la presidenta de la Nación, de ordenar al candidato del sector kirchnerista, compañero Agustín Rossi, de participar por afuera de la estructura del PJ santafesino en las elecciones a gobernador. Los motivos de esta decisión serian no competir en internas con Jorge Obeid, teniendo en cuenta que en todas las encuestas mi intención de voto duplica o triplica la del compañero Rossi", manifestó el ex mandatario en una carta enviada al presidente del peronismo a la que tuvo acceso LaCapital.

En el texto, Obeid reitera lo que dijo el domingo pasado en una entrevista con este diario: "A nadie escapa (y a esto lo he manifestado hasta el cansancio), que si el justicialismo de Santa Fe se divide, ningún candidato puede ganar las elecciones. En más de una ocasión, he repetido que yo no voy a ser el responsable de la derrota electoral del peronismo sumándome a una estrategia rupturista. Si mi presencia resulta molesta a quienes conducen el partido nacional, mi decisión es entonces la de no participar en actividad electoral alguna en las próximas elecciones provinciales (internas y generales)".

En verdad, lo que terminó de generar la declinación de Obeid a la candidatura -aunque no lo manifieste taxativamente- es la existencia de una "bolilla negra" de parte de la presidenta hacia su figura, algo que se hizo público en las últimas horas tras semanas de especulaciones en tal sentido. "No voy a ser yo un escollo a las estrategias electorales de mi partido. En más de 40 años de militancia, el peronismo me honró con los cargos más importantes a los que puede aspirar una persona. A cambio de ello puse mi vida al servicio de mi partido y su doctrina", sigue manifestando el gobernador, quien ayer dialogó con LaCapital adelantando el contenido de la carta y revelando su decisión de alejarse de los primeros planos electorales en Santa Fe.

En un sugestivo párrafo destinado al interior del PJ, Obeid sostiene que "esto parece ser una etapa terminada. Otros se harán cargo de las estrategias y prepararán los triunfos".

La salida de pista de Obeid también puede leerse como una extraordinaria señal hacia la presidenta que, según las fuentes, le habría dicho a Rossi que "el reutemismo le tendía una trampa en el congreso partidario" antes de obligarlo a no presentar delegados el 5 de febrero y a jugar con el sello Frente para la Victoria en los comicios a gobernador.

A la hora del renunciamiento, el ex mandatario deja en claro su supremacía en las encuestas respecto de Rossi lo que (de ser verosímil) dejará al PJ en un cuadro de extrema precariedad para enfrentar al Frente Progresista. Es que, a la salida de Obeid se le suma la pretensión del kirchnerismo de ir por afuera del sello PJ.

Las horas por venir traerán novedades en el escenario: ¿será la salida de Obeid la puerta de reingreso del kirchnerismo al PJ? Paralelamente, el anuncio de que la presidenta de la Nación estará el lunes en la provincia para inaugurar la autovía Santa Fe-Paraná encontrará a su partido sumergido en una virulenta pelea. ¿Confirmará con el silencio o con gestos explícitos lo que dejó trascender Rossi o lo desmentirá?

Hasta ahora, cl costo político del PJ resulta demasiado gravoso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario