Política

Obeid: la suba de impuestos provinciales se debe al descontrol del gasto

El actual diputado nacional lanzó hoy sus primeras críticas a Hermes Binner desde que el socialista asumió la Gobernación. El ex mandatario esgrimió algunas razones que a su criterio están llevando a aumentar la presión impositiva en la provincia de Santa Fe: la generación de mayor gasto público, armado de nuevos organismos, contrataciones masivas de funcionarios y viajes. “Los sueños son ilimitados, pero los recursos son limitados”, advirtió.

Jueves 31 de Julio de 2008

El ex gobernador y actual diputado nacional esgrimió algunas razones que a su criterio están llevando a aumentar la presión impositiva en la provincia de Santa Fe: la generación de mayor gasto público, armado de nuevos organismos, contrataciones masivas de funcionarios y viajes. “Los sueños son ilimitados, pero los recursos son limitados”, advirtió.

El ex gobernador y actual diputado nacional Jorge Obeid, en declaraciones a medios periodísticos de Rosario, defendió su política de no aumentar impuestos y tarifas y ensayó una metáfora para describir las limitaciones presupuestarias: "Los sueños son ilimitados, pero los recursos son limitados", opinó el ex mandatario, quien a la vez razonó los posibles motivos de un alza en la presión tributaria: "Si se empieza a generar más gasto, armar cada vez más organismos, contratar cada vez más funcionarios, hacer viajar cada vez más gente, se necesita aumentar la recaudación".

En el marco de los anuncios de la administración de Hermes Binner acerca de inminentes incrementos impositivos y tarifarios, Obeid, en declaraciones periodísticas, sostuvo: "Yo puedo dar una definición general, puedo expresar mi idea, la de alguien que gobernó cinco años la ciudad de Santa Fe y ocho la provincia. No conozco el detalle de los números de la provincia en estos momentos, pero sí conozco el estado en que dejamos la provincia y conozco los resultados de la auditoría que el propio gobierno entrante pidió, y que estableció que todo lo que habíamos dicho era exactamente cierto, al pie de la letra".

Obeid hizo un repaso del estado en que dejó la administración a fines del año pasado: "Dejamos 1.600 millones de pesos en caja, dejamos los sueldos pagos, dejamos el dinero para pagar el aguinaldo, dejamos el presupuesto aprobado de acuerdo con la gestión entrante, dejamos 300 millones de pesos del fondo anticíclico, que nos hicimos cargo de más de 90 millones de pesos para paliar los inconvenientes de distinta índole, entre ellos más de 30 millones para Rosario por las lluvias que habían sufrido, que reducimos el nivel de endeudamiento y hasta ahora Santa Fe es la provincia con menos endeudamiento de todas en la Argentina. Ése era el estado de la provincia al 10 de diciembre de 2007, cuando entregamos el gobierno".

El actual diputado nacional se preguntó a sí mismo: "¿Cómo siguen las cosas?", para de inmediato responderse: "Repito, no puedo dar detalles, lo que sí puedo dar como definición es que me opuse siempre, por filosofía, cuando tuve que gobernar, a los aumentos de impuestos, a tal punto que en los últimos cuatro años en que fui gobernador, no tocamos un solo impuesto ni una sola tarifa, y le digo más, en el caso concreto del campo, en los ocho años de mandato no toqué el impuesto inmobiliario rural con el argumento de que esto era una compensación que la provincia le daba al productor por lo que le estaba sacando la Nación en concepto de retenciones".

El ex mandatario, sin embargo, sugirió: "Como criterio general, debo decir que el tema de la recaudación es una ecuación de un término, para no aumentar los impuestos hay que ser muy cuidadoso, extremadamente cuidadoso, en el manejo del gasto público. Sin hablar específicamente de Santa Fe en la actualidad, hay una tentación bastante acentuada de quienes manejan los dineros públicos, de aumentar el gasto. Y los sueños son ilimitados, pero los recursos son limitados".

Por último, Obeid señaló las posibles razones para aumentar la presión tributaria: "Y, si se empieza a generar más gasto, armar cada vez más organismos, contratar cada vez más funcionarios, hacer viajar cada vez más gente, se necesita aumentar la recaudación. Y es tan fácil que no se descontrole el gasto del Estado, pero para eso hay que tener la suficiente rigidez para manejar el presupuesto".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario