Política

Obeid criticó a la gestión Bonfatti y no descartó ser candidato en 2013

El ex gobernador dijo que la reforma tributaria en ciernes sólo habla de cómo aumentar impuestos. Aseguró que recompuso su relación con el kirchnerismo tras la "bolilla negra".

Domingo 29 de Abril de 2012

Jorge Obeid no descarta ser candidato a diputado nacional en 2013 como paso previo al intento de regresar a la gobernación santafesina. Aunque se escuda en el latiguillo clásico de los políticos en épocas no electorales ("falta demasiado tiempo"), el ex mandatario trabajó activamente en el PJ para acordar una lista de unidad. En una entrevista con LaCapital, Obeid se muestra muy crítico con el rumbo del gobierno del Frente Progresista, considera que no tiene rumbo claro y pide que Santa Fe "salga de la postración".

—¿Su participación en el armado de la lista del PJ santafesino implica el regreso a la actividad política plena?

—Yo nunca me fui de la política activa, ocurrió que no fui candidato. Desde hace siete meses estoy recorriendo la provincia, hablando con los dirigentes, con un objetivo que finalmente ocurrió: la unidad del peronismo. Es el prólogo de la elaboración de propuestas que nos permitan llegar nuevamente al gobierno santafesino.

—¿Le cierra el acuerdo?

—Hubo acuerdos producto del diálogo, del encuentro de los dirigentes. Hay algunos peronistas que no formaron parte de ese acuerdo y a los que hay que tener en cuenta; no se debe excluir a nadie. No tiene que quedar nadie afuera.

—El peronismo ganó en Santa Fe las elecciones presidenciales (Cristina), a diputado nacional (Perotti), a diputado provincial (Bielsa), pero salió tercero en la más importante: a gobernador.

—Para evitar que eso se repita, el peronismo santafesino debe lograr la unidad. A partir de ahora tenemos que mirar a la sociedad, hablar con todos. Estoy haciendo eso. La gente tiene que considerarnos creíbles, y se lo dice una persona que fue ocho años gobernador. Conozco los problemas, no hay lugar en el que no haya estado al menos seis veces, pero pasaron 5 años desde que dejé de ser gobernador. Hay nuevos problemas y se deben dar nuevas respuestas. El peronismo salió tercero porque muchísimos votos se fugaron hacia otro lado, muchos al PRO, otros al socialismo. Hay que recuperar esos votos con propuestas sobre seguridad, educación, salud y obras.

—¿Cristina le levantó la bolilla negra?

—Nunca tuve bolilla negra. Tuve un debate con sectores del kirchnerismo que ocurrió después de la 125, pese a que la voté. Pero había cosas con la que no estaba de acuerdo. Pero hoy es totalmente distinto, recompuse mi situación con el gobierno nacional, tengo excelente relación. Ojo que tener buenas relaciones no significa estar de acuerdo en todo. Lo que tiene de bueno el peronismo es que se puede discutir, disentir. Estoy totalmente de acuerdo con la expropiación de las acciones de Repsol en YPF. Ese era un sueño que teníamos. Es fundamental un buen gerenciamiento, un buen socio. Creo que es fundamental que la distribución de las regalías se haga sobre las 23 provincias y no solamente con las petroleras. El producto de las retenciones que el gobierno hace a las provincias agropecuarias se reparte entre todas, sin embargo las petroleras no. Eso es una injusticia. Como Santa Fe aporta por lo que produce la soja, debe venir a Santa Fe el excedente de la producción petrolera.

—¿Será candidato a diputado nacional en el 2013? No me diga que falta mucho, porque eso ya se sabe... ¿Quiere volver a ser gobernador?

—Prefiero no hablar de lugares que podría ocupar, porque eso depende de la suerte del peronismo. Mi suerte es la del peronismo. Aspiro a que triunfe en el 2013 y en el 2015, el lugar en el que yo esté lo determinarán las circunstancias y el propio peronismo. Ni me postulo ni me excluyo. Puedo ser candidato, pero dependerá de lo que pase en el PJ.

—¿Con la pésima performance del PJ a gobernador, podría tener el camino despejado para ser candidato?

—Es una posibilidad que no descarto. Pero falta un año para empezar a hablar en serio de las candidaturas. En mi sector tenemos 200 jóvenes, la mayoría profesionales, que están trabajando y estudiando todos los temas importantes. Gobernar esta provincia dentro de tres años será mucho más difícil que hace 5 años, habrá muchas necesidades que cubrir. Quiero estar respaldado por un equipo. Lo peor es llegar y no saber qué hacer.

—¿Eso le está pasando al gobierno del Frente Progresista?

—Sí, en buena medida le pasa algo de esto. Cuando uno llega al gobierno y no sabe qué hacer empieza a quedar prisionero de todo aquel que le trae una idea, de buena o de mala fe. Ahí empieza a marchar sin rumbo. Nosotros teníamos un programa, el que quedó trunco cuando fue derrocado Sylvestre Begnis, el mejor gobernador que tuvo Santa Fe. La Hidrovía, el Plan Circunvalar, el proyecto productivo, las rutas transversales, todo, venía del programa. Esto es como la frase del Corán: "Para el que navega sin saber a qué puerto va, todos los vientos son buenos". Se empieza a gastar, a gastar, a gastar? El gasto público es lo más fácil de aumentar pero lo más difícil de bajar.

—¿Cuál es el principal error que comete el gobierno provincial?

—Llegaron sin los suficientes proyectos como para buscar un horizonte. Ojalá solucionen los problemas porque siempre es mejor para el que viene encontrar una provincia ordenada que desordenada. Un informe reciente indica que en 2011 Santa Fe tuvo un crecimiento económico del 3,5 por ciento mientras que el del país fue del 6.4. Ese es un dato alarmante. Crecimos la mitad que el país. Cuando yo fui gobernador, la provincia estaba siempre dos o tres puntos por encima de la media nacional. Estamos relegando posiciones.

—¿Y la reforma tributaria?

—Tiene el presupuesto, dos caras: el gasto y los recursos. En esta reforma de lo único que se habla es de cómo cobrarle más impuestos a la gente, cómo aumentar las tarifas. Y no se habla de la reducción del gasto.

—¿Es ahora aliado de Rossi y está lejos de Perotti y Bielsa?

—No. Me reuní con todos los sectores. Mi predisposición fue acordar con todos. La edad produce milagros: ¡Si Fidel se juntó con el Papa, cómo no vamos a acordar entre los peronistas! No permitamos que Santa Fe siga en la postración, tiene que ser la primera provincia argentina.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS