Política

Nuevo frente judicial se abre en el conflicto por Botnia

Unos 20 uruguayos que  residen en Gualeguaychú presentaron ayer a la Justicia de su país  un pedido formal para que el gobierno de Tabaré Vázquez les  entregue toda la información disponible sobre la planta de  celulosa de Botnia, que funciona en Fray Bentos.

Martes 25 de Diciembre de 2007

Buenos Aires.- Unos 20 uruguayos que  residen en Gualeguaychú presentaron ayer a la Justicia de su país  un pedido formal para que el gobierno de Tabaré Vázquez les  entregue toda la información disponible sobre la planta de  celulosa de Botnia, que funciona en Fray Bentos.
Así lo confirmó el asambleísta de Gualeguaychú José  Pouler, que precisó que la presentación fue realizada por el  abogado uruguayo Gustavo Cassola Perezutti ante el juzgado Civil  de Primer Turno de Montevideo, a cargo de la jueza Loreley Operti.
Según interpretó, esta nueva demanda significa “el desembarco  en la justicia uruguaya de la lucha de Gualeguaychú”.
“La idea es usar todas las herramientas disponibles” para  luchar por la relocalización de la planta de Botnia, fuera del  compartido Río Uruguay, argumentó el asambleísta.
Al respecto, el abogado de la Asamblea de Gualeguaychú,  Osvaldo Fernández, explicó que se trata de “una diligencia  preparatoria que se presenta a través de ciudadanos uruguayos que  residen en Gualeguaychú, donde se solicita al Ministerio de  Vivienda, en particular a la Dinama, todos los datos sobre  Botnia”.
“Con esto, estamos poniendo en una encrucijada al gobierno  uruguayo, ya que si no contesta directamente está violentando  elementales derechos, ya no del estado argentino, sino de  ciudadanos uruguayos, y a eso apunta nuestra estrategia”, consignó  el letrado.
Además, dijo, el Estado uruguayo debe cumplir con sus propios  ciudadanos porque, de no ser así, “el gobierno de Tabaré Vázquez  estaría cometiendo un nuevo error”.
Pero además de la instancia uruguaya, Gualeguaychú aspira a  abrir otra en la Justicia europea, además de avanzar en el plano  legislativo con la propiciada “Ley de la Madera” y con la  aplicación del Código Aduanero, agregó el abogado de la Asamblea.
La demanda que ayer se presentó lleva la firma de 20 uruguayos  que residen en Gualeguaychú, y es sólo la primera parte, ya que se  prepara otra para febrero, una vez que la Justicia uruguaya retome  sus actividades, según adelantó Pouler.
“La segunda parte de la demanda la firmarán los argentinos que  tienen propiedades en Las Cañas, el balneario uruguayo que se  encuentra en Fray Bentos, sobre el Río Uruguay, muy cerca de la  planta de Botnia”, precisó el asambleísta.
“Existen muchos puntos oscuros en lo que hace a la  construcción de la planta, existen 22 pozos de 80 metros de  profundidad en el predio, que nadie sabe exactamente para qué se  utilizarán”, dijo Pouler.
Explicó que “la hipótesis más fuerte es que podrían ser  utilizados para llevar agua contaminada” o para “incrementar la  producción”.
Los asambleístas de Gualeguaychú rechazan la presencia de la  planta de procesamiento de pasta de celulosa de la finlandesa  Botnia frente a sus costas porque creen que contaminará las aguas  del compartido río Uruguay.
En Gualeguaychú viven 1.500 uruguayos, de los cuales 150  participan activamente en las Asambleas a la par de los ciudadanos  de esa localidad entrerriana, en rechazo a Botnia.
Esta acción legal se suma a la encarada por el Juzgado de  Concepción del Uruguay, a cargo de Guillermo Quadrini, que lleva  una causa contra los directivos de Botnia por intento de  contaminación.
“Utilizamos todas las alternativas para nuestra lucha”,  concluyó Pouler, que anoche fue uno de los cientos de asambleístas  que brindaron a las 0 hora en el puente internacional General San  Martín, que conecta con Fray Bentos y que está cortado al tránsito  desde el 20 de noviembre del 2006 en rechazo a Botnia.  (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario