Política

"Nuestro proyecto de gobierno no se armó detrás de un escritorio"

El socialista Bonfatti y el radical Henn presentaron la fórmula para la Gobernación. El ministro de Gobierno se define como la "continuidad del cambio" que inició Binner en 2007.

Viernes 18 de Febrero de 2011

Antonio Bonfatti y Jorge Henn se presentaron ayer oficialmente como precandidatos a gobernador y vice por el Frente Progresista. Lo hicieron en dos actos - por la mañana en la ciudad de Santa Fe y por la tarde en Rosario- con la presencia del gobernador Hermes Binner, principal figura de ese armado político que se presenta como la "continuidad del cambio" de la actual administración provincial.

Esta fórmula competirá en la interna del 22 de mayo con el binomio Rubén Giustiniani-Ana Copes y el compuesto por el radical Mario Barletta y el arista Carlos Comi. También en este espacio aún corre Luis Changui Cáceres, de la UCR, aunque no se conoce el nombre de quién lo secundará.

La presentación de Bonfatti-Henn se realizó en Rosario en La Fluvial. Los precandidatos hicieron su aparición al salón de actos junto a Binner. Una segunda entrada incluyó al intendente Miguel Lifschitz con la precandidata socialista a la Intendencia Mónica Fein. Hubo aplausos para todos, pero en ese gesto simple, quedó la evidencia política más profunda y trabajada: quién "apadrina" a quién en la furiosa interna en la que está sumergido el socialismo.

El radicalismo no le va en saga. La estructura orgánica va detrás de la candidatura de Barletta, pero ayer se pudo ver al presidente de la convención radical provincial, el rosarino Julián Galdeano, entre quienes festejaron el lanzamiento en sociedad de Bonfatti-Henn. El dato no es menor: fue el propio Galdeano el que presidió el cónclave radical, en noviembre pasado, que resolvió apoyar a un candidato radical a la Gobernación.

Las malas noticias para Barletta no acabaron allí. Tres intendentes radicales de ciudades electoralmente fuertes decidieron fichar para las aspiraciones de Binner: Jacinto Cacho Esperanza (Reconquista), Leonardo Raimundo (San Lorenzo) y Palo Oliver (Santo Tomé). También se mencionó a Horacio Vaquié (Villa Constitución), pero fuentes del radicalismo lo salieron a negar de manera tajante. La incorporación de estos jefes distritales fue el motivo por el cual no se oficializó la fórmula Bonfatti-Henn el lunes pasado, como estaba prevista. Faltan cuatro días para el cierre de listas y todavía puede seguir la "fuga" radical a las huestes binneristas.

Bonfatti, en su discurso como candidato oficial, hizo gala del armado plural de ese espacio, que contiene a socialistas, radicales, el SI y el Pares. "Este proyecto, que es la continuidad del cambio, no se realizó en un escritorio. Tenemos un equipo para gobernar y profundizar las transformaciones que empezamos con el gobernador Binner", dijo. "No queremos empezar de cero", agregó, en la única mención lateral a su rivales internos Giustiniani y Barletta.

Henn, en tanto, dijo que le era más fácil explicar por qué los radicales están con Bonfatti y no detrás de Barletta. "Los radicales estamos donde queremos estar. Esto no es un progresismo testimonial", dijo, y en un tiro directo hacia Jorge Boasso, el candidato de la UCR a la Intendencia, dijo que la candidatura de Fein es la fiel expresión de que "la derecha en Rosario no vuelve más".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario