Política

"Nos fugamos con la ayuda del Servicio Penitenciario Bonaerense"

Martín Lanatta, uno de los tres condenados por el triple crimen, declaró ante la jueza Servini de Cubría. Volvió a vincular a Aníbal Fernández con el tráfico de efedrina y el triple homicidio. 

Sábado 12 de Marzo de 2016

El condenado por el triple crimen de General Rodríguez Martín Lanatta declaró ante la jueza federal María Servini de Cubría y afirmó que personal del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) lo ayudó a escapar, al tiempo que volvió a vincular al ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández con los asesinatos y el tráfico de efedrina.

El ex prófugo prestó declaración ante la magistrada el pasado miércoles durante una hora y media en el penal de Ezeiza, donde se encuentra detenido tras ser recapturado luego de escaparse de la cárcel de General Alvear el 27 de diciembre último.

Martín Lanatta afirmó que Jorge Mario Bolo, ex jefe del Complejo Centro Zona Sur del Servicio Penitenciario Bonaerense, le indicó cómo salir del penal a él, a su hermano Christian y a Víctor Schillaci, trascendió de fuentes judiciales.

Según señaló, el objetivo de ayudarlos a escapar era desestabilizar al SPB y para que se retractara de la acusación que había hecho contra Aníbal Fernández por supuestos vínculos con el triple crimen de General Rodríguez y con el tráfico de efedrina.

En tanto, Servini de Cubría le preguntó al condenado si conocía el paradero de Ibar Esteban Pérez Corradi, señalado como supuesto autor intelectual de los asesinatos de Damián Ferrón, Sebastián Forza y Leopoldo Bina.

Lanatta aseguró desconocer dónde se encuentra el prófugo, buscado en el marco de la investigación del tráfico de efedrina que tiene a cargo la jueza, que concurrió a la cárcel de Ezeiza acompañada por el fiscal Juan Pedro Zoni.

El condenado a prisión perpetua como autor material de los crímenes se escapó el pasado 27 de diciembre del penal de General Alvear junto a su hermano y a Schillaci y tras varios días prófugo fue detenido el 9 de enero, mientras que los otros dos fueron recapturados días después en Santa Fe.

Los Lanatta y Víctor Schillachi estuvieron prófugos 14 días luego de fugarse del penal de General Alvear el 27 de diciembre último. Los tres y Marcelo Schillaci, hermano del anterior, cumplen prisión perpetua por el triple crimen de General Rodríguez, cometido en agosto de 2008, y por el que aún permanece prófugo el empresario farmacéutico Ibar Pérez Corradi.

El 9 de enero, Martín Lanatta fue detenido en Cayastá, mientras que su hermano y Schillaci continuaron la fuga, pero dos días más tarde los capturaron cuando se escondían en una arrocera en la misma localidad.

Tras la recaptura, los tres quedaron alojados en el penal federal de Ezeiza y en febrero se les dictó la prisión preventiva por la evasión del penal y también por el ataque a tiros contra los policías de Ranchos Fernando Pengsawath y Lucrecia Yudati, atacados mientras escapaban.

Además, el fiscal federal de Santa Fe, Walter Rodriguez, pidió las indagatorias de los Lanatta y de Víctor Schillaci, por los delitos de "robo, daños y resistencia a la autoridad" que le atribuyen haber cometido durante los operativos de recaptura en esa provincia.

Además, a Martín Lanatta también lo acusa de la "tentativa de homicidio" contra el efectivo de la Gendarmería Nacional José María Valdez, a quien hirió de un balazo en un brazo en las mencionadas circunstancias.

En la causa por la evasión, a cargo del fiscal general de Azul Cristian Citterio, también están imputados, pero excarcelados, el penitenciario César Tolosa y la ex suegra de Cristian Lanatta, Elvira Martínez.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario