Política

"No tienen vergüenza en discutir cuando la ciudad vive en un clima de violencia"

El concejal Diego Giuliano criticó la polémica que se suscitó entre el secretario de Seguridad, Sergio Berni, y el gobierno socialista por la partida de Gendarmería. 

Martes 06 de Enero de 2015

El titular de la Comisión de Seguridad del Concejo Municipal, Diego Giuliano, criticó con dureza el enfrentamiento que protagonizaron el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, y las autoridades provinciales y municipales socialistas que, tras la partida de las fuerzas nacionales, cruzaron acusaciones sobre el combate de la seguridad en Santa Fe.

"Es muy difícil interpretar una relación que pasa de la danza a la vergüenza", reflexionó el edil de Rosario Federal, y añadió: "Pasamos de un momento de euforia con Gendarmería, de una intendenta (Mónica Fein) que bailó un chamamé con Berni y de un gobernador que recibió con los brazos abiertos la intervención federal, a la vergüenza"

"Yo creo que no tienen vergüenza en decir las cosas que dicen, porque la ciudad está viviendo un clima de violencia muy fuerte, este minué entre el municipio y la provincia con el secretario de Seguridad es vergonzoso", disparó el concejal en declaraciones al programa "Una tarde perfecta", que se emite por La Ocho.

"Mientras la ciudad está en una crisis de violencia, con situaciones tan dolorosas como la que estamos viviendo hoy con el entierro de este joven que termina siendo víctima de una policía que un día tiene un hombre y otro otro, hablar de las contradicciones permanentes que tienen realmente es vergonzoso", insistió Guiliano.

La Gendarmería fue un salvavidas que le envió el gobierno nacional a la provincia de Santa Fe, ahora había que aprender a nadar, no es posible que ese salvavidas dure para siempre. Nosotros lo planteamos desde un primer momento, va a haber un día después y tenemos que estar preparados para cuando llegue".

La provincia tiene que asumir su responsabilidad institucional, que durante nueve meses delegó a través de una intervención federal en materia de seguridad. Si es tan terrible que se vaya Gendarmería es porque sin Gendarmería no había posibilidad de ordenar esto, porque se había desmadrado, porque se reconocía desde todo los niveles que no se daba más

Guiliano se preguntó qué pasó en estos nueve meses que la provincia no puede retomar el camino de la prevención del delito. "Esta metodología de echarle la culpa al otro se agotó -apuntó-, ahora no hay más tiempo para que la culpa sea de otro, porque los vecinos son conscientes del nivel de violencia que están viviendo y de la vulnerabilidad de Rosario".

"El problema es muy serio, muy grave, y hay que asumirlo", enfatizó el edil rosarino, quien criticó al gobierno santafesino porque "se acordaron muy tarde de abordar la cuestión de la inseguridad" y reclamó: "Hay que trabajar muy fuerte ahora, porque ya no hay más lugar para los discursos y las quejas y menos de los que gobiernan hace dos períodos".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS