Política

"No somos marcianos, nos duele lo que nos pasa", aseveró Galassi sobre la inseguridad en Santa Fe

El ministro de Gobierno dijo que la provincia tiene en marcha una política concreta, pero lamentó: "Pareciera que a Santa Fe le cuesta todo el doble, que no somos parte de la Argentina".

Jueves 17 de Septiembre de 2015

El ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Rubén Galassi, lamentó que el gobierno central deje de lado a la provincia, al punto que sostuvo que "pareciera que a Santa Fe le cuesta todo el doble, que no somos parte de la Argentina". Sentenció que "hay una política que se está encarando" en materia de seguridad y afirmó: "No somos marcianos, nos duele lo que nos pasa".

"Esta mañana asumieron (Rafael) Grau y (José Luis) Amaya como nuevos jefes de Policía para seguir trabajando en una de las principales demandas de la población que es mejorar la seguridad", indicó Galassi, quien destacó que desde que el socialismo asumió en la provincia se sumaron cinco mil policías. "Vivimos en un momento difícil en Santa Fe y en toda la Argentina, pero estamos con un plan que no tenemos dudas de que va a arrojar otro resultado. Le dejamos a (Miguel) Lifschitz una plataforma de trabajo mucho mejor que lo que recibimos nosotros en 2007", sostuvo.

En diálogo con LT3, el ministro puntualizó que la provincia tuvo una escalada del delito y la inseguridad "a partir de 2012 con un pico en 2013 y 2014, y hoy estamos con indicadores mejores. No es para celebrar nada pero sí es para marcar que hay una política que se está encarando y está empezando a dar resultados".

"Lamentablemente Argentina no tiene estadísticas oficiales serias de todos los lugares del país. Santa Fe tiene indicadores críticos en sus dos grandes ciudades y, objetivamente, comparadas Rosario y Santa Fe con el resto de aglomerados similares, estamos en indicadores altos. El resto de la provincia tiene tasas normales", sostuvo.

Advirtió que "uno no pondera acá indicadores económicos o producción de soja, sino delitos que en muchos casos cuestan la vida de los ciudadanos, y hablar de cifras no nos hace felices. Pero hay que tomarlo como referencia para saber si una política empieza a dar resultados".

También puntualizó que "no se hubiese llegado a esta situación" si "muchas de las cosas que hoy se están implementando en la provincia" hubiesen comenzado a desarrollarse "diez, quince o veinte años antes".

Además, Galassi remarcó que Santa Fe debe correr con los gastos del personal de Gendarmería, algo que no ocurre en otros distritos. "Somos la única provincia que se tiene que hacer cargo de los hoteles donde paran los gendarmes, la comida... Pareciera que a Santa Fe le cuesta todo el doble, que no somos parte de la Argentina, que no nos pueden incluir en un plan, así no estamos casi rogando por favor que se nos contemple en un plan de seguridad".

Destacó que "la Policía es parte de la solución, nadie en su sano juicio puede creer que una sociedad pueda funcionar sin policías", y remarcó que el problemas son algunos uniformados en particular, que —sentenció— son la minoría. Indicó: "Hablamos de individualidades, no hay profesión donde todos estén inmaculados. El blanqueo de capitales que proviene de negocios ilícitos lo hacen profesionales de los números y a veces del derecho, y esto no quiere decir que uno le esté haciendo una imputación a todos los profesionales formados en los números o en el derecho".

"Lamentablemente en la Policía también hay corrupción. Pero tenemos que trabajar con los buenos policías, que estamos convencidos de que son la mayoría, porque la sociedad los necesita. Y también una Justicia que juzgue en tiempo y forma y que sea ejemplar, ayuda a la seguridad ciudadana y modifica conductas", dijo el ministro.

Finalmente, destacó que los funcionarios del gobierno también son parte de la sociedad y les "duele lo que ocurre".

"No somos marcianos, vivimos aquí, tenemos hijos que estudian, trabajan, tienen su familia, somos parte de esta sociedad y nos duele lo que nos pasa. No miramos para otro lado y a veces no poder dar mayores respuestas es una carga que la llevamos sobre nuestra gestión de gobierno y nos hacemos cargo de eso, no miramos para otro lado".

Galassi ofreció estas declaraciones en la inauguración de un espacio de memoria en el ex Servicio de Informaciones de Rosario, donde funcionó el principal centro clandestino de detención de la provincia. El ministro y el gobernador Antonio Bonfatti participaron del acto en el edificio de Dorrego y San Lorenzo, donde ahora se implementó un Archivo Audiovisual de Juicios de Lesa Humanidad de consulta pública.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS