Política

"No quiero parecerme a países que echan inmigrantes y dejan morir chicos en las playas"

La presidenta lamentó que "se anden tirando a los inmigrantes de un país a otro como si fueran bultos. Nosotros que hemos recibidos a nuestros abuelos, somos un ejemplo", clamó.

Miércoles 09 de Septiembre de 2015

Cristina Fernández de Kirchner encabezó este mediodía un acto de campaña en la localidad bonaerense de José C. Paz. Junto al gobernador y candidato presidencial, Daniel Scioli, brindó un efusivo discurso. Se dirigió tanto al postulante a sucederla por el FPV como al ex primer mandatario de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, también presente en el acto.

El dirigente del Partido de los Trabajadores (PT) brasileño está en la Argentina para apoyar la candidatura del gobernador bonaerense. Hoy fue uno de los protagonistas del acto con fuerte contenido proselitista que se celebró en el barrio René Favaloro. El último encuentro de Cristina con Lula había sido en junio en de Roma, antes de la audiencia que la jefa del Estado mantuvo con el papa Francisco en el Vaticano.
 
La presidenta se mostró emocionada desde que comenzó su alocución, cuando dijo que la lluvia que caía era "una bendición". Saludó primero a Lula (lo llamó "compañero presidente, porque cuando uno ha ejercido la presidencia como lo ha hecho Lula nunca deja de ser presidente"), luego a Scioli (lo llamó "compañero y gobernador"), y finalmente al intendente local, Mario Ishii y al jefe de Gabinete y candidato a la gobernación bonaerense, Aníbal Fernández.
 
El momento de mayor efusividad del discurso de la presidenta  se produjo cuando se refirió al aluvión de inmigrantes que se dirige a Europa para escapar de la guerra en los países del norte de África y de Medio Oriente. En particular aludió a la foto del nene sirio Aylan Kurdi, que murió cuando intentaba cruzar el mar Mediterráneo junto a su familia.
 
"Por favor, que nadie nos venga a poner de ejemplo a algunos países del norte. Yo no quiero parecerme a países que dejan morir chicos en las plazas. Eso no es de cristianos, es decadencia cultural. Se andan tirando a los inmigrantes de un país a otro como si fueran bultos. Nosotros, un país de inmigrantes y que recibió a nuestros abuelos, somos un ejemplo", clamó.
 
Y enfatizó: "No quiero parecerme a nadie que le dice que se tiene que ir a una piba de 15 años que se quiere quedar a estudiar. No quiero parecerme a los que dejan que se muera gente en las bodegas de los barcos. Ni a los que crean un muro a lo largo de su frontera para que no pasen los de al lado, que son los que sostienen el trabajo y la producción del país. Quiero ser como nosotros, trabajadores, jugados por el desarrollo y la industria", clamó la mandataria.
 
"Por eso, mi querido compañero Lula, por eso Daniel, hay que redoblar el esfuerzo", agregó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS