Política

"No justifico la agresión, pero la impunidad que tuvo en estos 12 años da mucha frustración"

 Así se refirió María Claudia Albornoz, integrante de la Carpa Negra, al escrache al senador Carlos Reutemann anoche en la ciudad de Santa Fe.

Viernes 12 de Junio de 2015

María Claudia Albornoz, integrante de la Carpa Negra donde militan los perjudicados por las inundaciones de 2003 en la ciudad de Santa Fe, señaló hoy que "la agresión no la puedo reivindicar de ninguna manera, pero también es difícil entender todo lo que nos pasó y cómo nos da la espalda la justicia", al referirse a los incidentes registrados con el senador nacional Carlos Reutemann anoche, en el ciere de campaña del PRO.

En declaraciones al programa "Santa Fe Directo", Albornoz señaló que "yo soy defensora de derechos y tampoco adhiero a la violencia, pero me parece que hay situaciones donde la impunidad que se tuvo a lo largo de 12 años, genera un nivel de frustración y dolor que revive lo que pasó entonces".

Continuando con su referencia al desborde del río Salado en 2003 en la capital provincial, la militante abundó que "nos cansamos de decir, contar y revivir el dolor. Somos traumatizados, hay un trauma que no se ha solucionado, esto se resuelve con justicia, se metieron con cosas que son sagradas, con 130 mil santafesinos, nos hicieron pedazos, nuestras casas tapadas con agua, ese dolor está".

Al hacer referencia a los incidente registrado a la salida del hotel Los Silos, Albornoz destacó que "un escrache es una forma de mostrar lo que nos pasa, diciendo al escrachado que es quien debería pasar por la justicia, que es el que toma siempre un atajo, que sigue culpando a los intendentes, a los de hidráulica. Son cachetadas que nos dan continuamente". Y agregó que "violencia es mentir".

Por otra parte, catalogó al senador Reutemann como "un inútil" ya que "en el Congreso no presenta proyectos, no defiende a la provincia, sigue mintiendo cuando dice que puede caminar la calle libremente".

Acerca de los incidentes, Albornoz dio su versión y contó que "cuando el senador bajaba, yo subí tres escalones y me acerco a la cara, algo que estaba tratando de hacer hace 12 años. Le digo 'inundador asesino' y él trastabilla porque pensó que lo iba a saludar. Me bajo y me pongo detrás del custodio. En eso se desmarca una mujer rubia, bien vestida, y me dice '¿por qué le gritaste eso?', me insulta y me tira una patada, me corro para atrás, la sacan y seguimos gritando, lo que gritamos siempre en la plaza".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS