Política

Nisman: la jueza separó a Fein y se puso al frente de la investigación

Muerte en Le Parc. Fabiana Palmaghini decidió desplazar a la fiscal que llevaba el expediente. Ordenó ampliar la declaración del ex agente de inteligencia Antonio Stiuso.

Viernes 18 de Diciembre de 2015

La jueza en lo penal Fabiana Palmaghini decidió ayer asumir personalmente la investigación por la muerte del fiscal Alberto Nisman, al tiempo que desplazó a la fiscal Viviana Fein de la jefatura del expediente y ordenó la ampliación de la declaración del ex agente de inteligencia Antonio Stiuso.

Palmaghini se hizo cargo de la causa, que hoy cumplirá 11 meses de tramitación, ante una serie de planteos de las querellas que derivaron en que la fiscal Fein resolviera paralizar virtualmente la investigación.

La sorpresiva decisión de la magistrada implica, en los hechos, que será ella quien dirigirá la investigación de ahora en más, pero Fein —que seguirá interviniendo en la causa— podrá igualmente presentar el dictamen en el que viene trabajando desde hace meses para expresar qué fue lo que le ocurrió a Nisman, según su apreciación.

Consultado sobre la cuestión, el ministro de Justicia, Germán Garavano, afirmó: "No he podido leer el pronunciamiento y los alcances que tiene, pero la verdad que el tema de la investigación por la muerte de Nisman nos preocupa mucho como todo el tema Amia".

"Una de las cosas que más nos preocupa es que pasó casi un año (desde la muerte de Nisman) y no tenemos noticias o certezas de qué fue lo que pasó... Ni hablemos de los culpables, si es que no fue un suicidio", dijo.

Aclaró que la causa por la muerte de Nisman "es un tema que vamos analizar con mucha prudencia" para ver "en qué podemos apoyar", pero —señaló— "lo que sí es nuestra preocupación es el tiempo transcurrido sin certezas".

Mediante una resolución fechada ayer y ya notificada a todas las partes involucradas en la causa, Palmaghini advirtió que las diferencias entre Fein y las querellas que representan, por un lado, a las hijas de Nisman y por el otro a la madre y a la hermana del fiscal, dilataron los tiempos de la investigación.

En ese sentido, graficó que la propia fiscal dejó asentado por escrito que hasta tanto no se resolviera un pedido de las querellas para que la investigación pasara a la Justicia federal, correspondía interrumpir todas las medidas pendientes, entre ellas las declaraciones testimoniales de ex colaboradores de Nisman y de ex agentes de inteligencia.

Al reasumir la investigación, Palmaghini dispuso rápidamente una batería de medidas de prueba, que incluyen la ampliación de la declaración testimonial de Stiuso, para lo cual resolvió cursar notificaciones a todas las fuerzas de seguridad locales para que le informen dónde está.

La información provista en otros expedientes indica que Stiuso estaría viviendo en los Estados Unidos.

Palmaghini ordenó medidas para evaluar el desempeño de los custodios que tenía asignados el fiscal Nisman, entre ellas los sumarios a cargo de la división Asuntos Internos de la Policía Federal sobre la actuación que le cupo a cada uno de ellos en el contexto de la muerte del ex titular de la UFI Amia.

Pero además, la jueza dispuso nuevos análisis tecnológicos sobre computadoras de Nisman que nunca habían sido revisadas, abrir un dispositivo del tipo agenda electrónica que está cifrado con una clave de seguridad, citar a una decena de testigos (entre declaraciones nuevas y ampliaciones), peritajes planimétricos de Le Parc y la profundización de líneas de investigación que quedaron truncas durante la actuación de Fein.

Además, la jueza postergó para las próximas semanas la resolución sobre el planteo de "incompetencia" de las querellas para que la causa pase al fuero federal y la supeditó a la "certificación" del expediente en el que el juez federal Daniel Rafecas archivó la denuncia de Nisman contra el anterior gobierno por presunto "encubrimiento" de los iraníes acusados por la voladura de la Amia.

Según el abogado querellante Pablo Lanusse, quien representa a la madre de Nisman, el fiscal fue "asesinado" por el contenido de aquella denuncia.

Las medidas que ordenó la magistrada

Las medidas que ordenó la jueza Fabiana Palmaghini son las siguientes: ampliación de la declaración testimonial de Stiuso : el ex espía tenía un vínculo estrecho con Nisman. Para poder obtener una ampliación en su declaración, Palmaghini resolvió cursar notificaciones a todas las fuerzas de seguridad locales para que le informen dónde está. La información provista en otros expedientes indica que Stiuso estaría viviendo en Estados Unidos.

El desempeño de los custodios: el fiscal Nisman tenía asignados un gran número de custodios. La jueza pidió los sumarios a cargo de la división Asuntos Internos de la Policía Federal sobre la actuación que le cupo a cada uno en el contexto de la muerte del ex titular de la UFI Amia.

Nuevos análisis tecnológicos sobre computadoras de Nisman: algunas nunca habían sido revisadas. Palmaghini pidió además abrir un dispositivos del tipo agenda electrónica que está cifrado con una clave de seguridad.

Nuevas declaraciones de testigos: la jueza citará a una decena de testigos (entre declaraciones nuevas y ampliaciones).

Peritajes planimétricos: se realizarán en el edificio Le Parc de Puerto Madero, donde Nisman fue hallado muerto.

Nisman apareció muerto en su departamento un día antes de declarar en el Congreso.

Las medidas que ordenó la magistrada

Las medidas que ordenó la jueza Fabiana Palmaghini son las siguientes: ampliación de la declaración testimonial de Stiuso : el ex espía tenía un vínculo estrecho con Nisman. Para poder obtener una ampliación en su declaración, Palmaghini resolvió cursar notificaciones a todas las fuerzas de seguridad locales para que le informen dónde está. La información provista en otros expedientes indica que Stiuso estaría viviendo en Estados Unidos.
  El desempeño de los custodios: el fiscal Nisman tenía asignados un gran número de custodios. La jueza pidió los sumarios a cargo de la división Asuntos Internos de la Policía Federal sobre la actuación que le cupo a cada uno en el contexto de la muerte del ex titular de la UFI Amia.
  Nuevos análisis tecnológicos sobre computadoras de Nisman: algunas nunca habían sido revisadas. Palmaghini pidió además abrir un dispositivos del tipo agenda electrónica que está cifrado con una clave de seguridad.
  Nuevas declaraciones de testigos: la jueza citará a una decena de testigos (entre declaraciones nuevas y ampliaciones).
  Peritajes planimétricos: se realizarán en el edificio Le Parc de Puerto Madero, donde Nisman fue hallado muerto.
      Nisman apareció muerto en su departamento un día antes de declarar en el Congreso.

La familia de Nisman la quería afuera del caso

El 19 de enero de este año, un día después de conocida la muerte del fiscal Alberto Nisman,Viviana Fein se hacía cargo de la investigación. Era la fiscal de instrucción en lo criminal de turno durante la feria. Desde allí, comenzó a transitar un año repleto de confusiones, contradicciones, pedidos de separación de su cargo, presiones del gobierno y hasta una ridícula polémica por la fecha de sus vacaciones, escenario que terminó ayer con el desplazamiento ordenado por la jueza Fabiana Palmaghini.
  Fue la querella encabezada por Sandra Arroyo Salgado, ex esposa de Nisman y jueza del fuero Federal, quien impulsó desde un principio el pedido para que Fein sea separada de su cargo.
  Esa parte de la querella acusó a Fein durante buena parte de los 11 meses que lleva la causa de una investigación “ineficaz” e “irregular”. Su intención era que la jueza Palmaghini asumiera la dirección del caso. Incluso el fiscal de Cámara Ricardo Sáenz había apoyado el pedido para correr a Fein, aunque por motivos formales, sin criticar su investigación.
  La Cámara rechazó a principios de septiembre los planteos. Dijo que la decisión de delegar o asumir el caso la tenía Palmaghini, quien en ese caso resolvió que siguiera investigando Fein, y que esa decisión no la podía revisar la Cámara. Dos semanas después, Arroyo Salgado presentó un recurso de queja ante la Corte Suprema de la Nación para que Fein fuese separada de la causa, pero en ese caso el máximo tribunal también desestimó el recurso.
  Finalmente, y de forma sorpresiva, la jueza Palmaghini decidió ayer asumir personalmente la investigación, virtualmente paralizada por los cruces entre la querella y la Fiscalía.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS