Política

"Necesitamos tender puentes con el mundo para reactivar la economía"

Macri dijo que la Argentina va recuperando la confianza en el plano internacional. "Vamos por buen camino", dijo. El jefe del Estado consideró clave que el Congreso apruebe el acuerdo.

Lunes 07 de Marzo de 2016

El presidente Mauricio Macri subrayó ayer la necesidad de "tender puntes" con el mundo para "reactivar la economía" y consideró que las visitas de mandatarios extranjeros demuestran que se está "en el buen camino", porque "si somos confiables", dijo, se logrará que "inviertan" en el país.

El jefe del Estado destacó la importancia de las visitas oficiales de Rosen Plevneliev, presidente de Bulgaria; Matteo Renzi, presidente del Consejo de Ministros Italiano; François Hollande, presidente de Francia y el viaje previsto del mandatario de Estados Unidos, Barack Obama.

"Demuestran que vamos por buen camino, que estamos yendo hacia esa Argentina confiable que nos va a abrir las puertas hacia un futuro mejor", aseguró el mandatario.

En su introducción, el jefe del Estado expresó su compromiso para que los argentinos "vivan mejor" y explicó que para alcanzar las metas de su gobierno en cuanto a empleo, seguridad, educación, etcétera, "necesitamos poner en marcha nuestra economía", dijo.

Al respecto sostuvo que "una forma de activarla es tender puentes con el mundo ¿Por qué? Porque necesitamos generar trabajo para lograr nuestro objetivo de pobreza cero".

"Si somos confiables y establecemos relaciones inteligentes y maduras con otros países, vamos a conseguir que inviertan en nuestro país. Más confianza es más inversión. Más inversión es más trabajo. Y más trabajo es la forma más genuina para salir de la pobreza", enfatizó.

Para Macri, el país "tiene un rol importante para jugar en el escenario internacional".

"Somos un país con un potencial enorme, no sólo por nuestras riquezas naturales: la creatividad, el ingenio, la capacidad de innovación y la pasión de los argentinos son reconocidas en todo el mundo. En los últimos años, lamentablemente usamos mucha de esa energía en pelear entre nosotros y aislarnos del mundo", cuestionó.

Por eso, insistió: "Estamos trabajando para mostrarle al mundo que vale la pena apostar por la Argentina" porque, estimó, "podemos pasar de ser el granero del mundo a ser el supermercado del mundo".

En este contexto, afirmó que la "decisión de cerrar el problema de la deuda con los holdouts responde a este mismo objetivo".

El acuerdo para el pago de la deuda "es una condición clave para construir la confianza que queremos generar: es difícil que un vecino nos preste su pala si todavía no le devolvimos el rastrillo que nos prestó hace un tiempo. Desde ya, el problema es bastante más complejo", reconoció.

El presidente celebró la medida al indicar que "Argentina debía honrar sus deudas para ser confiable y poder acceder al crédito internacional".

"Si tenemos crédito, por ejemplo, va a ser más fácil para los emprendedores contar con el dinero que necesitan para empezar sus proyectos; las familias podrán sacar un crédito hipotecario para tener su casa propia, y el Estado va a poder hacer las obras de largo plazo que de otra forma no podría hacer, como el Puente Chaco-Corrientes, que será de vital importancia para el transporte y el crecimiento de las provincias del noreste argentino", aseguró.

"O como la mejora de la hidrovía como sistema de transporte de carga en la región, para que sea la puerta de salida de sus exportaciones", agregó y sostuvo que la obtención de crédito internacional "no va a ser de un día para el otro".

Disputa con el peronismo por las comisiones en el Senado

Los senadores nacionales llegaron a un preacuerdo respecto del reparto de las comisiones, pero el PJ-FpV se niega a ceder las más importantes y el macrismo quiere dirimirlo en una votación en el recinto, aunque la pierda.

El oficialismo se quedará con la presidencia de la Comisión de Relaciones Exteriores, que sería para el radical Julio Cobos, pero la bancada del PJ-FPV, liderada por Miguel Angel Pichetto, se niega a entregar las de Presupuesto y Asuntos Constitucionales, consideradas centrales.

En principio, el oficialismo aceptó que ese bloque, por ser mayoría, mantenga al bonaerense Juan Manuel Abal Medina al frente de Presupuesto y Hacienda y al neuquino Marcelo Fuentes en Asuntos Constitucionales, pero reclama para sí 9 de los 17 lugares que tiene cada una.

Durante una reunión de jefes de bloque realizada el último jueves, Pichetto rechazó el pedido y sentenció que el PJ-FPV tendrá mayoría en todas las comisiones y el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, respondió que de ser así, llevará la disputa al recinto para se resuelva mediante votación.

Tanto Pichetto como Pinedo y los senadores de la UCR saben que esa votación terminará en una derrota del oficialismo frente al PJ-FPV, que tiene una holgada mayoría de 43 senadores sobre 72 que integran la Cámara.

Sin embargo, Pinedo esgrimió durante la reunión que él tiene sus razones para llevar el tema a votación y por estos días, los radicales intentan convencerlo de que desista para evitar un mal trago en el recinto.

El preacuerdo implica también que el oficialismo se quede con las presidencias de las comisiones de Defensa; Salud; Derechos y Garantías; Asuntos Administrativos y Municipales; Educación y Cultura y de Agricultura Ganadería y Pesca.

La presidencia de la Comisión de Industria y Comercio también fue cedida por la mayoría justicialista, pero el oficialismo podría dejarla, a su vez, al bloque UNA, satélite del massismo en el Senado.

La Comisión de Coparticipación Federal de Impuestos, en tanto, podría quedar en manos del oficialismo o del Peronismo Federal de Adolfo Rodríguez Saá.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario