Política

"Nadie puede probar quien es el homicida de Nisman, pero no hablemos de suicidio"

Lo pidió el ex fiscal Julio César Strassera, quien confirmó su presencia en la marcha del 18 de febrero y además señaló que "la justicia la partió en dos la Procuradora Gils Garbó"  

Sábado 07 de Febrero de 2015

El ex fiscal Julio Cesar Strassera dijo hoy que la muerte del fiscal federal Alberto Nisman está "bastante claro". Y si bien reconoció que no se puede hablar de "quien fue el homicida", descartó de plano que se haya tratado de un suicidio. También confirmó su presencia en la marcha del 18 de febrero próximo, denominada marcha de los Fiscales y que se realizará a un mes de la muerte de Nisman. 
 
“Esto es bastante claro, nadie puede probar quien es el homicida, pero no hablemos de suicidio”, pidió Strassera, respecto de la dudosa muerte del fiscal Nisman. 
 
El ex fsical también dejó en claro los motivos por los cuales piesna acudir a la marcha. “Yo voy a ir, primero porque he representado al Ministerio Público. Me parece una convocatoria digna y se va a rendir homenaje a un colega muerto en circunstancias graves”, señaló, al tiempo que agregó: “Lo importante es el aviso de que no haya banderías políticas, porque yo conozco a muchos de estos fiscales que promueven esta marcha y son de distintas  inclinaciones políticas". 
 
Strassera también arremetió con todo contra el gobierno nacional y dijo que a la justicia la dividió la Procuradora General de la Nación, Gils Garbó. “La justicia la partió en dos la procuradora Gils Carbó, que pretende que la justicia sea un apéndice del Poder Ejecutivo”, enfatizó esta tarde el ex fiscal en diálogo con LT 3. 
 
Respecto a su punto de vista sobre la nueva Agencia de Seguridad que impulsa el Ejecutivo Nacional, Strassera expresó: “Es puro maquillaje. Esa gente que la presidenta echó de un plumazo hace un mes es la misma de la cual se sirvió antes de retirarla”, y a continuación reflejó que “hay una prueba categórica, la señora presidenta (vestidita de blanco y en silla de ruedas para dar lástima) dijo que el fiscal Nisman había dejado a sus hijas en el aeropuerto de Barajas solas durante tres horas y eso era rigurosamente cierto. Eso demuestra que lo estaban espiando”. 
 
En cuanto al controversial tema de las escuchas, el ex fiscal remarcó que “las escuchas (que tenía Nisman) son terminantes para incriminar a todos", al tiempo que destacó el trabajo del fiscal federal muerto. "Si la tarea de Nisman hubiera sido floja, el encubrimiento está harto probado con la firma del memorándum”, argumentó.
 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario