Política

Multitudinaria y emotiva despedida a Raúl Alfonsín

Los restos del ex presidente Raúl Alfonsín, que falleció antenoche a los 82 años, fueron despedidos ayer por miles de ciudadanos que expresaron en un silencioso dolor la sensación de pérdida del símbolo de una de las etapas más significativas de la historia argentina.

Jueves 02 de Abril de 2009

Los restos del ex presidente Raúl Alfonsín, que falleció antenoche a los 82 años, fueron despedidos ayer por miles de ciudadanos que expresaron en un silencioso dolor la sensación de pérdida del símbolo de una de las etapas más significativas de la historia argentina.

  Miembros del gobierno, ex presidentes argentinos y de países vecinos, integrantes de la Corte Suprema, dirigentes de todos los partidos políticos, líderes sindicales, representantes del clero, defensores de derechos humanos, coincidieron ayer, junto a miles de personas anónimas, en su conmovedora despedida al ex mandatario.

  El común denominador del recuerdo que hicieron de Alfonsín quienes lo conocieron fue destacar su honradez, convicción democrática y honestidad, así como la búsqueda de la unidad a través del diálogo.

  Durante todo el día, una fila de centenares de personas se extendía en una interminable ida y vuelta de las columnas, desde la que se vivó reiteradamente a Alfonsín y menudearon los aplausos espontáneos en su honor, a la espera del ingreso al Congreso donde velaban los restos del ex presidente.

  Los diarios del mundo destacaron la trayectoria de Alfonsín, principalmente como defensor de los derechos humanos. Numerosas personalidades internacionales hicieron llegar sus condolencias, entre ellas el presidente del Uruguay, Tabaré Vázquez, quien se presentó en el Congreso, así como los ex mandatarios Julio María Sanguinetti (Uruguay), y José Sarney y Fernando Henrique Cardoso (Brasil).

  La muerte de Alfonsín encontró a la presidenta, Cristina Kirchner, en Londres, donde participa de la Cumbre del Grupo de los 20, y luego decidió adelantar su regreso al país para poder expresar sus condolencias a la familia mañana, un día después de las exequias.

  El vicepresidente a cargo de la Presidencia, el radical Julio Cobos, tuvo la responsabilidad de rendir los honores máximos a Alfonsín, al recibir en el Senado su féretro y cargarlo, junto al titular de la Cámara de Diputados, el justicialista Eduardo Fellner, y efectivos de Granaderos, hasta depositarlo en la capilla ardiente levantada en el Salón Azul del Senado, donde tradicionalmente se velan a los presidentes de la Nación.

  El féretro llegó al Congreso a las 8, donde una larga bandera argentina cubría un vallado instalado sobre el frente del Parlamento. Los restos de Alfonsín vestían traje de gala, cruzado por la banda presidencial, junto al bastón presidencial, en tanto una bandera argentina cubría los pies del ataúd.

  Durante dos horas solamente las autoridades parlamentarias y los familiares y amigos más íntimos de Alfonsín pudieron permanecer en la capilla ardiente, hasta que a las 10 se abrieron las puertas para permitir el acceso del público que ya aguardaba en largas filas.

  A partir de entonces fue incesante el desfile de personalidades como los ex presidentes Fernando de la Rúa, Carlos Menem y Eduardo Duhalde; los gobernadores Daniel Scioli (Buenos Aires), Juan Urtubey (Salta), Celso Jaque (Mendoza), y el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.

  También el ex ministro Roberto Lavagna; el titular de la CGT, Hugo Moyano; el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández; los ministros Carlos Tomada (Trabajo), Aníbal Fernández (Justicia), y el ex canciller de Alfonsín, Dante Caputo, entre muchísimos otros.

  Por la tarde concurrió el ex presidente Néstor Kirchner, junto a los ministros Sergio Massa, Florencio Randazzo, Alicia Kirchner, Nilda Garré y Oscar Parrilli, y los jefes de los bloques oficialistas, Agustín Rossi y Miguel Pichetto.

  Tras mantenerse menos de diez minutos junto al féretro, la comitiva se trasladó al Salón Gris, donde se encontraba la familia del ex mandatario, y tras saludar a sus hijos y al vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, se retiró del Palacio.

  Durante el día, estuvieron la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió; y la cúpula del radicalismo encabezada por el titular del comité nacional, Gerardo Morales; y el jefe de bloque del Senado, Ernesto Sanz.

  A las 11 de hoy, será cerrado el ingreso del público y comenzará en el Congreso el acto de despedida institucional. Serán oradores quien fuera vicepresidente de Alfonsín, Víctor Martínez, Eduardo Fellner, Gerardo Morales, el ex presidente de Brasil José Sarney, y el vicepresidente Julio César Cobos. Posteriormente se oficiará una misa que estará a cargo del arzobispo de Santa Fe, José María Arancedo.

  A su finalización, el féretro con el cuerpo de Alfonsín será llevado por la avenida Callao y luego por la calle Guido, en una cureña remolcada por un jeep militar, hasta el Cementerio de La Recoleta. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS