Política

Múltiples actos en Rosario contra el ajuste y los despidos

La Multisectorial 21 F y los docentes concentraron en Plaza San Martín. El MSR se movilizó a la Plaza Montenegro. Hubo cortes de la CCC.

Viernes 05 de Abril de 2019

En coincidencia con la marcha nacional que se realizó en Buenos Aires (ver pág. 9), los gremios y movimientos sociales rosarinos volvieron ayer a ocupar la calle para protestar contra la política económica. Aunque esta vez no hubo acto único, la dispersión tuvo su efecto multiplicador: mañana y tarde hubo expresiones masivas de rechazo al gobierno nacional. La Multisectorial 21 F, junto a los docentes y estatales rosarinos, movilizó temprano a la Plaza San Martín. Horas más tarde, el Movimiento Sindical Rosario marchó a la Plaza Montenegro. Las consignas fueron comunes: basta de ajuste, tarifazos y despidos, y el reclamo a la CGT para que convoque a un paro nacional.

La jornada arrancó con una cálida y húmeda mañana en San Luis y Corrientes. Allí se concentraron los gremios de la Multisectorial 21F. Marcharon hasta la Gobernación, donde fueron recibidos al grito de "unidad de los trabajadores", por Amsafé Rosario, ATE Rosario y Siprus, que protestaban también por la paritaria provincial.

Del recorrido participaron delegaciones de Smata, aceiteros y otros gremios que viajaron mayoritariamente a la marcha de Buenos Aires. También estuvieron los cadetes, choferes de Aota y los maleteros. Universitarios, municipales y organizaciones sociales como la CCC, la Ctep y la FOL, nutrieron las columnas.

"La gente no soporta más esto, hay que juntarse", dijo Marcelo Barros, secretario general de Smata Rosario, para quien "estamos peor que en 2001". José Berra, de la Ctep, coincidió y advirtió que son las organizaciones sociales las que ofician hoy como una "contención" para que la historia no se repita.

Lorena Almirón (CTA-A) arrancó la lectura coral del documento consensuado. "Los tarifazos y los despidos son parte esencial de la política de este gobierno", denunció. Eduardo Delmonte, de la CCC, agregó que la reducción de jubilaciones y la devaluación elevaron la cantidad de argentinos bajo la línea de la pobreza. Jorgelina Yocco, de la Ctep, dijo que ese menor poder adquisitivo "impacta directamente sobre comercios y pymes". Y Yamile Baclini, del Sindicato Municipal, culpó a los gobiernos nacional, provincial y municipal por "descargar los tarifazos sobre el pueblo". Claudia Indiviglia, de Norte, expresó el apoyo a todos los trabajadores del sector público que "están luchando por salarios dignos".

Por la tarde

Horas más tarde, los gremios del Movimiento Sindical Rosario (MSR) marcharon hacia la plaza Montenegro, el mismo sitio en el que hace tres años el nucleamiento hizo su primer acto contra Macri.

"Prometimos hace tres años estar en la calle todo el tiempo que sea necesario para resistir", recordó desde el palco Marcelo Liparelli (Sanidad). Durante ese período, apuntó Martín Lucero (Sadop), la administración de Cambiemos se fue revelando como "el fraude y el fiasco más grande de la historia contemporánea". La razón, explicó Edgardo Carmona, de Prensa Rosario, es que "Macri miente y construyó desde la mentira un país ficcional, Macrilandia, en el que ningún argentino vive".

El país real, en su hora crítica, "debe cambiar de gobierno", dijo Alberto Botto (Luz y Fuerza).En esa línea, Walter Palombi (Correo), llamó a "crear un enorme frente nacional que gane en las urnas". Para Sergio Rivolta (La Bancaria), "octubre está muy lejos". El presente, subrayó, "está en la calle". Según Marcelo Brizuela, de la CGT San Lorenzo, es en ese terreno donde "hay que parar este modelo".

Rita Colli, titular del sindicato de amas de casa, instó a la unidad, y Oscar Danielle, titular de Apel, aclaró: "Que nadie se confunda, hubo dos marchas en Rosario pero todas tuvieron el mismo objetivo: decirle basta a Macri". Banderas de Luz y Fuerza, judiciales, Sadop, Prensa, la CGT San Lorenzo, la CTA-T, Correo, Sutracovi y Telefónicos, entre otros, nutrieron la movilización.

Distribución

El Indec dio a conocer ayer su informe sobre la distribución del ingreso, que fue menos equitativa durante el crítico año 2018 Según el organismo, el 10 % de los hogares más ricos concentraron a fines del año pasado el 32,3% de los ingresos, mientras que el 10% más pobre sólo el 1,6%. A finales del 2017 esa relación era de 31% contra 1,8%.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});