Política

Mujer reemplaza a mujer, en sintonía con lo reciente

El 14 de febrero la Cámara de Diputados de Santa Fe reanuda la actividad parlamentaria y deberá decidir acerca de quién ocupará la banca vacante por el fallecimiento de la Diputada Claudia Moyano.

Lunes 11 de Febrero de 2019

El 14 de febrero la Cámara de Diputados de Santa Fe reanuda la actividad parlamentaria y deberá decidir acerca de quién ocupará la banca vacante por el fallecimiento de la Diputada Claudia Moyano.


En el año 2013, al fallecer la entonces diputada Silvia De Cesaris, el cuerpo por mayoría decidió el ingreso de Mariana Robustelli, pese a que en el orden de la lista le antecedía un varón: Julio Lopez. El argumento entonces fue que de asumir un varón la banca vacante, el cuerpo en su conjunto no alcanzaba el mínimo del 33 por ciento de bancas ocupadas por mujeres que establece la ley. El caso se judicializó y la Justicia le dio la razón a la cámara.

En Santa Fe la ley 10882, conocida como Ley de Cupo, establece: "En toda lista de candidatos que presenten los partidos políticos para elecciones provinciales, municipales, comunales y/o de convencionales constituyentes, la tercera parte como mínimo, estará compuesta por mujeres en forma intercalada y/o sucesiva, entendiéndose en la totalidad de las candidaturas titulares y suplentes, con posibilidades de resultar electas, cualquiera sea el sistema electoral que se aplicare".

Aunque la ley no dice que la Legislatura debe tener un tercio de sus bancas ocupadas por mujeres, ya que habla de listas, en el 2013, la legislatura al incorporar a Mariana Robustelli estableció un antecedente de interpretación amplia de la norma, cumpliendo así con el mandato constitucional de promover la Igualdad real entre varones y mujeres con todos los medios a su alcance.

La decisión de "mujer remplaza mujer " se condice con la jurisprudencia mas avanzada en lo que hace a la interpretación del mandato constitucional de igualdad y la situación de desventaja estructural en que se encuentran las mujeres y que impone a los poderes del estado tomar todas las medidas a su alcance para desmantelar la subordinación de género producto de prácticas sociales ancestrales.

No perpetuar la inferioridad

Esta concepción del mandato constitucional de igualdad, entendida no solo como no discriminación sino como mandato de "no perpetuación de la inferioridad" de las mujeres pertenecientes a un grupo subordinado históricamente, ha sido reforzado con la reforma del 94 que impuso al estado la obligación de la adopción de medidas de "acción positiva" en favor de las mujeres como instrumento de desmantelamiento de un sistema cristalizado en el tiempo que deja a las mujeres como grupo en condición permanente de exclusión.

La diputada Moyano llegó a la cámara en 2015 integrando la lista del FPCyS, que cumplió con la ley de cupos en forma estricta incorporando el mínimo de mujeres exigido por la ley. Asi de 28 diputados/as que ingresaron a la cámara por el FPCyS, solo ingresaron por esa lista 10 mujeres, lo que representa un 35,7 por ciento. Si la banca dejada por Moyano, fuera ocupada por un varón, esa lista incorporaría una representación menor a la tercera parte de mujeres exigido en la ley.

Por tanto, a diferencia de 2013, en esta oportunidad es la lista y no el cuerpo la que incumpliría con la representación mínima de mujeres, situación mucho más clara aún, que la interpretación realizada al ingreso de Robustelli.

La cámara de diputados tiene además los antecedentes de numerosos cuerpos legislativos en todo el país que, frente a la renuncia o vacancia producido en una lista por una candidata mujer, han resuelto su remplazo por la primer mujer que continuaba en la lista. Si la vacante producida por el fallecimiento de Claudia Moyano se hubiese producido en diciembre de 2015, nadie hubiese dudado respecto a que una mujer hubiera tenido que asumir en remplazo de otra mujer. La pregunta hoy es porqué sería distinto tres años después.

El argumento de mayor peso para la decisión de "mujer rermplaza mujer" son las dos medias sanciones a la ley de paridad que la Cámara de Diputados ha producido en este período parlamentario, siendo la última vez por unanimidad, reconociendo con estas votaciones, la necesidad de dar un paso más para resolver la discriminación histórica que sufren las mujeres en los poderes del estado.

El remplazo por un varón de la banca de Moyano sería una acción que perpetúa la infrarepresentación de las mujeres en el poder legislativo, mientras que el remplazo por una mujer sería transformadora, en sintonía plena con las demandas y reivindicaciones sociales del movimiento de mujeres que ocupan la agenda pública de los últimos años, y a las que la legislatura ha adherido en numerosas oportunidades.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});