Política

Moyano y Barrionuevo aseguraron que la medida fue "masiva y contundente"

El secretario general de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, remarcó ayer que el paro "tuvo una contundencia muy importante", pese a denunciar que "el gobierno usó el aparato estatal para impedirlo".

Viernes 29 de Agosto de 2014

El secretario general de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, remarcó ayer que el paro "tuvo una contundencia muy importante", pese a que denunció que "el gobierno utilizó todo el aparato estatal para impedir o debilitar esta jornada".

"Son muy altos los porcentajes de adhesión, a pesar de que el gobierno utilizó todo el aparato estatal para impedir o debilitar esta jornada", resaltó Moyano en conferencia de prensa acompañado por el líder de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, y los principales dirigentes de ambas centrales opositoras.

En la sede de la CGT de Azopardo al 800, el referente del gremio de Camioneros subrayó: "Nos sentimos satisfechos porque hemos interpretado la voluntad de la gente", al tiempo que volvió a reclamarle a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner que "dé algún tipo de respuesta" a los reclamos sindicales y advirtió que en caso contrario van a "profundizar el plan del lucha".

A su vez, Moyano dijo que con esta medida de fuerza "quedó demostrado que el transporte de colectivos no es determinante en un paro", y añadió: "Ustedes vieron que las unidades circularon vacías, iban los colectiveros solos".

Voluntad. "Quedó demostrado que contra la voluntad de los trabajadores no se puede", sentenció el jefe de la CGT Azopardo en la rueda de prensa que brindó para hacer un balance de la jornada de huelga en el Salón Felipe Vallese, mientras afiliados de Camioneros entonaban el cántico "Cristina decime que se siente... sacarle plata al trabajador".

A su vez, Moyano calificó como una "tomada de pelo a la sociedad" las declaraciones del ministro de Trabajo, Carlos Tomada, quien había minimizado el impacto del paro y su nivel de adhesión, mientras que Barrionuevo dijo que la exposición del funcionario "dio lástima".

"La medida fue contundente, la soledad que hubo en las calles lo demuestra. Los colectivos no llevaron pasajeros, así que ya no tienen la excusa de los paros anteriores para decir que este paro no tuvo acatamiento", sostuvo, a su turno, el líder de la CGT Azul y Blanca.

El dirigente gastronómico dijo que espera "soluciones y respuestas" por parte de la presidenta, en alusión a los principales reclamos, entre ellos la actualización del impuesto a las ganancias y la reapertura de paritarias por la "pérdida del poder adquisitivo", que será eje central de una movilización de estos nucleamientos sindicales prevista para el mes próximo.

Al ser consultado sobre los pasos a seguir en el plan de lucha que las CGT opositoras y la CTA de Pablo Micheli viene realizando, Barrionuevo sostuvo que aún "no se está evaluando un paro de 48 horas", pero dijo que no descarta una movilización "a la Plaza de Mayo".

Por último, Moyano volvió a tomar el micrófono para lanzar un mensaje a los sindicalistas de la CGT oficialista de Antonio Caló, que no adhirieron a la huelga. "Algunos llegaron a decir que estaban de acuerdo con los reclamos pero que este no era el momento para el paro ¿Cuál es la fecha entonces? Que lo digan ellos", los desafió.

Asistieron también a la conferencia de prensa los secretarios generales de Petroleros, Guillermo Pereyra; de Peones Rurales, Gerónimo Venegas; de Aeronáuticos, Ricardo Cirielli; de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid; de Canillitas, Omar Plaini; de Panaderos, Abel Frutos; de Estaciones de Servicios, Carlos Acuña, y de Municipales, Amadeo Genta, entre otros.

Debajo del escenario estuvieron los hijos del titular de la CGT Azopardo, el diputado y secretario general del sindicato empleados de Peajes (Sutpa), Facundo Moyano, y el secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano.

Por su parte, el secretario adjunto de la CTA opositora, Ricardo Peidro, aseguró que el paro nacional de 36 horas que cumplió ese sector fue "contundente" y consideró que "la pirotecnia que generó en los funcionarios ratifica lo que evaluamos".

Peidro recordó que "en el paro del 10 de abril pasado los funcionarios dijeron que la gente quería trabajar pero que no pudo hacerlo por la falta de transporte y hoy (por ayer) que hubo transporte los colectivos circulaban vacíos".

Peidro enfatizó que la medida de fuerza que cumplió la CTA junto con otros organizaciones sociales demostró "el descontento de los trabajadores y del pueblo en general con las políticas socioeconómicas del gobierno".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS