Política

Moyano se queja de Cristina pero le pidió una audiencia

La CGT que conduce Hugo Moyano envió ayer una nueva carta a la presidenta Cristina Fernández en la que ratifica los reclamos sobre la pérdida del poder adquisitivo de los salarios por la...

Jueves 19 de Julio de 2012

La CGT que conduce Hugo Moyano envió ayer una nueva carta a la presidenta Cristina Fernández en la que ratifica los reclamos sobre la pérdida del poder adquisitivo de los salarios por la inflación, el impuesto a las ganancias, las asignaciones familiares y la deuda del Estado con las obras sociales. Además, el líder camionero le solicitó una audiencia a la primera mandataria.

La carta lleva como título: "Reclamos CGT" y está firmada por Moyano, acompañado por el secretario adjunto de la central, el petrolero Guillermo Pereyra, y el secretario gremial, Abel Frutos.

En la misiva le reclaman a la jefa del Estado "lo planteado en la nota del mes de enero" respecto a "las preocupaciones que vienen afectando a los trabajadores y sobre lo cual hasta el momento desafortunadamente no hemos encontrado respuestas siquiera parciales".

"Habiéndole expuesto a la señora presidenta nuestras preocupaciones fundamentales, que por supuesto no abarcan toda las problemática de los trabajadores, y requieren su urgente tratamiento, aprovechamos la oportunidad para solicitar una reunión donde los integrantes de este consejo directivo recientemente asumido puedan expresarle y cambiar opinión acerca de los justos reclamos que realizan las trabajadoras y los trabajadores argentinos", dice la misiva.

 

Masoquistas. Antes de dar a conocer la carta, Moyano tomó mayor distancia de la presidenta al afirmar que le "sería imposible" votar nuevamente por la mandataria, porque —dijo— el movimiento obrero serían "masoquistas" si la eligiesen para un tercer mandato.

Por otra parte, sindicalistas opositores a Moyano ratificaron ayer el congreso para el 3 de octubre en el que elegirán un nuevo secretario de la CGT y pidieron subir el salario mínimo vital y móvil. Los opositores a Moyano buscan así reemplazar al camionero, que lidera su propio sector, en una CGT fracturada, en el primer encuentro que realizaron después de recibir el lunes el apoyo de la presidenta Cristina Fernández.

Los gremialistas próximos al gobierno anunciaron que reclamarán una suba del salario mínimo, vital y móvil, cuya convocatoria se espera para fines de agosto o comienzos de septiembre, tal como se los anunció la presidenta el lunes. Precisaron, en cambio, que no llevarán a ese ámbito el reclamo de aumento del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias, sino que lo harán directamente ante la Afip.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario