Política

Moyano reunió a su tropa y tomó más distancia con la Casa Rosada

El líder de la CGT reveló que le mandó una carta a Cristina con una lista de sus reclamos. Volvió a tildar de "chirolitas" a los funcionarios y ligó al gobierno con el neoliberalismo.

Sábado 04 de Febrero de 2012

El jefe de la CGT, Hugo Moyano, profundizó ayer sus diferencias con la Casa Rosada al reunir a sus aliados de la central obrera en un almuerzo de "camaradería", vincular al gobierno nacional con políticas neoliberales y profundizar su reclamo, en particular, la normalización de las obras sociales.

Moyano convocó ayer a representantes de unos 70 gremios, en una demostración de fuerza en la que habló durante más de una hora para brindar un detallado informe acerca de la relación con el gobierno nacional, el contenido de la carta que el envío a la presidenta Cristina Fernández y la reiteración de los viejos reclamos.

Antes de ingresar al encuentro y sin evitar, como en los últimos tiempos, a la prensa, el jefe de la CGT lamentó que los reclamos presentados al gobierno "no han tenido respuestas" y afirmó que responder a declaraciones de funcionarios oficiales es "como pegarle al muñeco del ventrílocuo".

Moyano negó haber perdido poder tras sus cruces con el gobierno e ironizó: "Me di cuenta en Huracán que no la pude llenar a la cancha", azuzó el jefe gremial sobre el acto en el que se conmemoró el Día del Camionero, al tiempo que admitió que "aparentemente no" coinciden hoy las agendas del gobierno y de la CGT, "porque lo que hemos reclamado no hemos tenido respuesta", señaló.

Previamente, el líder sindical difundió una carta que le envió a la presidenta en enero pasado y en la que le recordó los reclamos "que son preocupación permanente" de esa central obrera y a los que el gobierno todavía no respondió.

En la misiva, que aclaró se hizo "por mandato" del consejo directivo de la entidad sindical, Moyano ratificó el pedido para que la Casa Rosada defina la elevación del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias, la universalización de las asignaciones familiares y la actualización de la asignación por ayuda escolar, además de incluir medidas especiales para eliminar el trabajo no registrado y la situación de subcontratados y tercerizados.

Pero -como en el acto de Huracán- dedicó un capítulo de la carta a un detallado y extenso informe sobre la situación de las obras sociales que atienden "a más de 20 millones de argentinos" (ver parte).

Tras afirmar antenoche por televisión que la "sintonía fina" que promueve la jefa del Estado "suena como lo que proponía en su momento (el ex presidente Carlos) Menem", ayer Moyano difundió la carta donde vincula a la gestión de Fernández de Kirchner con las "políticas neoliberales" seguidas por los gobiernos de Menem y de Fernando de la Rúa.

Según lo confirmó luego el titular del gremio de los Canillitas, Omar Plaini, del cónclave participaron dirigentes de la Uocra, pero no se hizo presente su titular, Gerardo Martínez (uno de los dirigentes mencionado como posible sucesor de Moyano). Tampoco estuvo el líder de la UOM, Antonio Caló, quien sería el predilecto del gobierno para reemplazar al actual jefe de la CGT en junio próximo.

Lejos de los 90

El canillita Omar Plaini advirtió que “algunas personas prefieren una CGT que no reclame, como en los 90”, pero que ni él ni Moyano van a participar de “un modelo sindical como en la era menemista”. Justificó las disidencias en que “nunca hubo uniformidad” en la CGT y lamentó que “el último encuentro” con la presidenta fuera “en septiembre”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS