Política

Moyano responsabilizó al gobierno por posibles hechos de violencia en el paro

"Pedimos que todo se haga con tranquilidad y espero que no haya ningún hecho de violencia", sostuvo el camionero.

Jueves 28 de Agosto de 2014

El titular de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, denunció ayer que en la jornada de paro de hoy podrían producirse "hechos de violencia" por los que el gobierno va a querer "responsabilizar" a las centrales obreras, por lo que pidió "tranquilidad" en las movilizaciones y protestas.

"Pedimos que todo se haga con tranquilidad y espero que no haya ningún hecho de violencia, porque nos han comentado que se pueden producir y nos van a responsabilizar. Pero los trabajadores no producen hechos de violencia", sostuvo Moyano en conferencia de prensa.

Desde la sede de Azopardo y acompañado por la conducción de la central, Moyano sostuvo que "va a ser un paro que va a tener mucha adhesión", tras señalar que mantuvo contactos con "diversos sectores, incluso que no están" en su central y que "hay un deseo muy grande de adherir y mostrar a las autoridades que la gente está agotada y está pidiendo respuestas".

Respecto a los piquetes que desarrollarán agrupaciones de izquierda, Moyano insistió que este tipo de medidas "le da argumentos al gobierno" y agregó: "Nosotros no compartimos pero tampoco podemos evitarlo".

El líder camionero señaló que el gobierno "está operando con profundidad" para limitar el impacto del paro y puso en duda la decisión de la UTA: "Ellos han dicho que no adhieren, pero vamos a esperar a ver qué pasa mañana (por hoy) y si los trabajadores voluntariamente deciden defender sus derechos".

Deseo de parar. Moyano aseguró que en los gremios que responden a la CGT oficialista "hay un deseo muy grande de adherir" al paro de hoy porque "la gente está agotada, cansada y pidiendo respuestas a sus reclamos".

"Creemos que va a ser un paro que va a tener mucha adhesión porque hemos estado en contacto con distintos sectores y organizaciones gremiales, inclusive aquellas que no están dentro de nuestra CGT, y hay un deseo muy grande de adherir y de mostrar ante las autoridades que la gente está agotada, cansada y pidiendo respuesta a reclamos que no tienen respuesta desde hace mucho tiempo", planteó.

Mientras, el titular de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, adelantó que "a mediados de septiembre" el sindicalismo opositor se movilizarán a los ministerios de Trabajo y de Economía para reclamar que se reabran las negociaciones paritarias.

Moyano afirmó que la presidenta Cristina Fernández "despliega soberbia permanentemente" y remarcó que "muchos trabajadores de la CGT oficialista pararan".

El camionero consideró que el gobierno deberá "empezar a tomar alguna medida en respuesta a los reclamos" del paro e insistió con que será en "forma inmediata", debido a la "soberbia que despliega permanentemente" la presidenta.

Presión del gobierno. Reiteró que la decisión de la UTA de no adherirse a la huelga "seguramente fue por una presión del gobierno", y volvió a criticar al jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, al manifestar que tiene "un papel lamentable" por los "disparates, estupideces y gansada" que expresa.

Moyano estimó que la medida de fuerza será "muy fuerte" ya que se sumarán trabajadores pertenecientes a sindicatos que integran la CGT oficialista de Antonio Caló, e insistió que no alienta los piquetes, aunque aclaró que es "respetuoso de la decisión de cada sector".

Remarcó que "esto demuestra claramente el distanciamiento que hay ente la dirigencia y los trabajadores", subrayó el camionero en referencia a los sindicalistas de la CGT alineada al gobierno.

Añadió que "la medida va a ser muy importante, creo que el paro será muy fuerte a pesar de la presión, el temor y miedo que intenta imponer el gobierno a muchas organizaciones gremiales como la UTA, con promesas que seguramente no le van a cumplir".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS