Política

Moyano promete llenar la 9 de Julio con su marcha a pesar del rechazo de la CGT

El camionero sumó ayer las voluntades del PJ bonaerense y de los docentes alineados en el Sadop. Dujovne, Frigerio y Triaca lo criticaron.

Martes 20 de Febrero de 2018

La movilización convocada por Hugo Moyano para mañana mantiene en ebullición al tablero político y gremial. Ayer se sumaron el PJ bonaerense y el sindicato de los docentes privados a las adhesiones de las dos CTA, ATE, gremios de la Corriente Federal de Trabajadores que lidera el bancario Sergio Palazzo, y otros gremios de la CGT aliados al moyanismo, así como sectores "rebeldes" de grandes sindicatos que rechazan la movilización y organizaciones sociales e intendentes bonaerenses por afuera de la estructura partidaria del justicialismo.

El líder camionero aspira a llevar unas 300 mil personas a la avenida 9 de Julio para reclamar, entre otros puntos, aumentos salariales por sobre el 15 por ciento que pretende el gobierno, y una mejora de los haberes de los jubilados.

Pero no pudo remontar el abandono de dos de los triunviros de la CGT, Carlos Acuña (Estaciones de servicio) y Héctor Daer (Sanidad). Lo mismo hizo el gastronómico Luis Barrionuevo, uno de los principales aliados que conservaba Moyano. También se bajaron de la movilización José Luis Lingeri (Aguas), Rodolfo Daer (Alimentación), Diego Quiroga (Asociación de Hipódromos), Roberto Fernández (Colectiveros), Víctor Santa María (Encargados de edificios), Andrés Rodríguez (estatales de UPCN), Gerardo Martínez (Obreros de la Construcción), Mario Calegari (UTA), Armando Cavalieri (Comercio) y Omar Maturano (La Fraternidad).

El gobierno endureció su enfrentamiento. El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, insistió ayer en reclamar que el líder camionero "tiene que presentarse ante la Justicia y explicar el origen de los fondos" en torno a las denuncias en su contra por lavado de dinero, y volvió a atribuir a una cuestión "personal" la convocatoria a la marcha.

"Si tiene tranquilidad con respecto a este tema no hay de qué preocuparse porque a diferencia de lo que ocurría en el pasado en esta Argentina de hoy no se persigue a nadie", advirtió Frigerio.

Para el funcionario, la de mañana "es una marcha que tiene como principal impulsor un tema personal de un dirigente sindical que entiende que no tiene que ser igual que cualquier otro ciudadano frente a la Justicia". "Acá no es que si junta mucha gente en la marcha no va a tener que ir a declarar a la Justicia. Esto, en esta Argentina del cambio, no pasa más. Hoy somos todos iguales ante la ley, desde el presidente hasta cualquier dirigente sindical", subrayó.

Frigerio consideró que "frente a un requerimiento de la Justicia tiene que presentarse y explicar el origen de los fondos" y si "hay tranquilidad respecto a este tema no hay de qué preocuparse".

En una de las últimas medidas en la causa, el juez federal de Morón, Néstor Barral, dispuso que se levante el secreto fiscal, bursátil y bancario de Moyano y de su hijo Pablo, en la causa en la que se investiga el presunto lavado de dinero.

Según la denunciante, la dirigente Graciela Ocaña, "existe un manejo irregular del sindicato de Camioneros" vinculado a "sobreprecios que le cuestan a la obra social de los camioneros y cuyos únicos proveedores son empresas de Moyano".

Por su parte, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne advirtió a Moyano que la marcha "no reemplaza la responsabilidad ante la Justicia" por las causas judiciales que tiene abiertas.

"Más allá de la gente que movilice, todos tenemos que responder ante la Justicia", manifestó sobre la marcha que terminó por fracturar al movimiento obrero, en medio de las causas judiciales que complican a Moyano.

"Miramos con atención esta movilización para preservar el orden y que se altere lo menos posible la vida de los ciudadanos", manifestó el ministro.

Moyano se defendió el sábado al almorzar con Mirtha Legrand y se preguntó "¿Tener algo significa ser deshonesto?" y aseguró que la manifestación "no tiene nada que ver con los disparates que se dicen en la prensa".

El ministro de Trabajo Jorge Triaca se sumó a la embestida macrista. "En esta propuesta de movilización solamente hay intereses personales", señaló, y atribuyó la marcha a "una visión ideológica o política".

Dijo que "algunos tienen miedo de dar respuesta" ante la Justicia, y aseguró que "hay mucha información" sobre la que Moyano debe "responder" ante el Poder Judicial.

Trabajo a reglamento

En medio de su enfrentamiento con el gobierno, los camioneros continuarán en los próximos días trabajando "a reglamento" en sus ramas de caudales, combustibles y residuos, luego de que fracasara ayer una reunión que mantuvieron con la cámara empresaria del sector para acordar el pago de un bono de 9.000 pesos para los trabajadores del gremio.

La medida de fuerza podría perjudicar el transporte de caudales y, en consecuencia, el abastecimiento de los cajeros automáticos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario