Política

Moyano le muestra los dientes al gobierno con una "asamblea" pública

El gremio de los camioneros anunció un mitin "masivo" en Vélez o Huracán para el 15 de noviembre. En esa fecha resolverá si concreta la amenaza de su primer paro contra Cristina.

Viernes 04 de Noviembre de 2011

El titular de la CGT Hugo Moyano, junto a sus hijos Pablo y Facundo, volvieron a cargar ayer con duros reclamos al gobierno de Cristina Fernández acerca de un aumento en el mínimo no imponible y la aprobación del proyecto de ley sobre participación de los trabajadores en las ganancias empresarias.

El secretario adjunto de los Camioneros, Pablo Moyano, adelantó que su gremio realizará "una asamblea de 80 mil trabajadores" el próximo 15 de diciembre -en el estadio de Vélez o de Huracán- para ratificar el reclamo de su sector por "el aumento del mínimo no imponible", en una clara demostración de fuerza.

"Vamos a definir las políticas a seguir. Es una vergüenza que el gobierno se quede con el dinero del salario de los trabajadores", remarcó Pablo Moyano al fundamentar el pedido de los camioneros.

Su hermano Facundo, en tanto, volvió a reiterar el reclamo de participación de los trabajadores en las ganancias empresarias al afirmar -vía Twitter- que "la CN (Constitución nacional) dice que este derecho tiene que ser protegido por las leyes", por lo que "la discusión que tiene que darse es sobre la manera en que tiene que ser legislado este derecho consagrado" en la Carta Magna.

En sintonía, durante un acto en la provincia de Neuquén, el jefe de la central obrera, Hugo Moyano, pidió también la participación de los trabajadores en la rentabilidad de las empresas: "Les puedo asegurar que mientras sea secretario general de la CGT no vamos a descansar hasta que todos los trabajadores tengan participación en las ganancias", sentenció.

Temores. "Les digo a los empresarios, y por ahí a algún funcionario, que no tengan temor, miedo, preocupación, que la participación en las ganancias va a mejorar la relación laboral entre el empresario y el trabajador", y "además se va a cumplir con lo que establece la Constitución nacional".

No obstante, destacó que "hemos avanzado" en materia de derechos laborales "a partir de la asunción de Néstor Kirchner y con la continuidad de Cristina".

"Si hablamos de un país con inclusión, hablamos de que los trabajadores tienen que participar en las ganancias de las empresas, fruto del trabajo. Estas son las cosas importantes para los trabajadores", dijo Moyano.

El camionero participó ayer de un acto realizado en la capital neuquina donde se concretó la entrega de las ganancias a los trabajadores de la empresa petrolera Fox Petrol, en compañía del presidente de la empresa, José Luis Rodríguez Alvarez, y el titular del sindicato petrolero neuquino, Guillermo Pereyra, entre otros.

Preocupación.Moyano dijo haber escuchado "que los empresarios estaban preocupados por la inflación. Me pregunto ¿quiénes son los que marcan los precios? Son los mismos empresarios que se niegan a repartir ganancias, son los que se quejan de la inflación que ellos mismos remarcan los precios. Y se quejan de algo que está en la Constitución nacional", aseguró.

"Los empresarios responsables son los que cumplen, y le digo al presidente de la comisión de Trabajo de Diputados que siga luchando para que la participación de los trabajadores en las ganancias de las empresas se concrete", sostuvo

Además de Moyano, fueron oradores en el acto el presidente de Fox Petrol, el diputado y asesor de la CGT, Héctor Recalde, y Guillermo Pereyra.

El moyanismo activó anteayer su "peso completo" cuando Pablo y Facundo Moyano amenazaron con realizar paros y movilizaciones si el gobierno no dispone el aumento del mínimo no imponible y no se define la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas.

"Si quieren tomar como una amenaza, que se tome como una amenaza", azuzó el líder de la Juventud Sindical.

El kirchnerista Depetri dijo que “presionar no es la manera”

El diputado del Frente para la Victoria Edgardo Depetri advirtió ayer que “presionar” al gobierno nacional para avanzar en medidas como la suba del mínimo no imponible y la participación de los trabajadores en ganancias empresariales “no es la manera”, y vinculó las advertencias de paros y movilizaciones del gremio de los camioneros con “una puja por el poder en la CGT y el PJ”.
  Depetri afirmó que tanto la suba del mínimo no imponible para los asalariados como el tratamiento de la ley de participación de ganancias “son temas que hay que discutir en un marco más integral” porque “la puja de los trabajadores no es con el gobierno sino con los empresarios”.
  “Presionar no es la forma, parece que hay una necesidad de posicionamiento más por la interna gremial y la futura conducción política del PJ que por un conflicto social”, enfatizó Depetri, dirigente del Frente Transversal, aliado a la CTA.
  Señaló también que los reclamos del moyanismo “parecen mezclar intereses de los trabajadores con reclamos sectoriales, disputas de poder y espacios partidarios”.

Rápida respuesta. Depetri fue el primero en salir a responder desde el kirchnerismo, a la advertencia realizada anteayer por Moyano y sus hijos, Pablo (líder del gremio de camioneros) y Facundo (de la Juventud Sindical y sindicato de Peajes) sobre la posible convocatoria a un paro y movilización de camioneros si antes del 15 de diciembre el gobierno no anuncia medidas en ese sentido.
  El diputado recordó a los dirigentes sindicales que “los trabajadores votaron masivamente en octubre a Cristina Kirchner, más allá de la opinión que cada sindicalista tenga de la presidenta y de las políticas del gobierno”, e hizo referencia al “54% de los votos” con los que logró su reelección.
  “Poner al gobierno enfrente de los trabajadores es hacerle el juego a las patronales”, retrucó Depetri.

 

Murió un hijo del líder de la CGT

Emiliano Moyano, uno de los seis hijos del secretario general de la CGT, Hugo Moyano, falleció ayer en forma súbita, confirmaron fuentes policiales.
  El deceso se produjo en la vía pública, luego de sufrir un infarto en una vivienda de la localidad de Parada de Robles, a la altura del kilómetro 74 de la ruta nacional número 8.
  Diversas fuentes consultadas revelaron que Emiliano Moyano, de 39 años, habría compartido antes de su fallecimiento un asado con personas de su círculo íntimo.
  Hugo Moyano recibió la noticia del deceso en la provincia de Neuquén, donde viajó para participar de un acto en el que se anunció el reparto de ganancias con los trabajadores de una petrolera local.
  Emiliano era hijo de la primera mujer del sindicalista, Olga Mariani, y vivía con su madre en la ciudad de Mar del Plata.
  El líder sindical tuvo dos hijos de su primer matrimonio, Emiliano y Pablo, y luego tuvo a Hugo Antonio, María Isabel Paola, Karina Eva Beatriz y Juan Facundo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario