Política

Moyano dijo la relación con el gobierno nacional "no está rota"

“Nunca resultaron exitosos los terceros mandatos”, dijo el líder de la CGT Moyano refiriéndose a su propio futuro al frente de la CGT, pero en respuesta a una pregunta concreta sobre una posible reforma constitucional que habilite la re-reelección presidencial.

Martes 07 de Febrero de 2012

El secretario general de la CGT, Hugo Moyano, se mostró anoche en contra de la posibilidad de que el gobierno promueva una reforma constitucional para abrir la posibilidad de una nueva reelección de la presidenta Cristina Fernández, al afirmar que “nunca resultaron exitosos los terceros mandatos”.

Moyano utilizó la misma frase para deslizar que podría no postularse a una nueva gestión al frente de la central obrera, en donde también lleva dos mandatos, cuando en junio próximo se renueven  autoridades.

“A veces yo pienso en lo que voy a hacer en junio. Nunca  resultaron exitosos los terceros mandatos”, dijo Moyano refiriéndose a  su propio futuro al frente de la CGT, pero en respuesta a una  pregunta concreta sobre una posible reforma constitucional que habilite la re-reelección presidencial. El dirigente de los Camioneros aseveró, por otra parte, que la relación con el Gobierno “no está rota” sino que se encuentra “en un compás de espera”, cuya evolución dependerá, dijo, de las  respuestas oficiales a sus reclamos. Para eso, confirmó, asistirá mañana a la Casa Rosada tras una  invitación que le realizó la Presidenta junto a un grupo de  sindicalistas y dirigentes políticos.

“Nos han invitado a una reunión en mi carácter de secretario  general de la CGT y al resto del Consejo Directivo. No sabemos cuál  es el motivo”, expresó Moyano, aunque según se informó desde el  Gobierno, la jefa de Estado realizará anuncios de importancia sobre  temas vinculados con las Islas Malvinas. En declaraciones al programa "Desde el llano" del canal TN, el líder cegetista recordó que  el último encuentro que tuvo con la mandataria fue en setiembre  pasado.

Consultado sobre si podría concretarse una “reconciliación”  con el gobierno nacional, Moyano respondió que, efectivamente, tiene “la voluntad” de que eso ocurra. Sin embargo, supeditó esta situación a las respuestas que la jefa de Estado deberá dar a sus reclamos, entre ellos el aumento del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, el pago de la  deuda con las obras sociales y el incremento de las Asignaciones  Familiares.

“Lo más importante es la respuesta. Hay mucha gente que está  ansiosa con este tipo de respuesta”, resaltó. El dirigente de los Camioneros mencionó que “tenía muy buena  relación con (el ministro de Planificación Federal, Julio) De  Vido”, pero ahora el vínculo está “congelado, como con el resto” de los  miembros del gabinete. “Esto no va a cambiar en la medida que se apliquen políticas  que no perjudiquen al trabajador”, advirtió.

Al respecto, negó que tuviera “temor” ante la posibilidad de  que la Justicia lo cite a declarar en la causa que investiga  supuestas irregularidades con los reintegros de medicamentos de la obra  social de Camioneros.

“Si yo tuviera algún temor o miedo de algo, andaría  arrastrándome en los pasillos de la Casa de Gobierno. Que hagan lo que tenga  que hacer, tengo la más absoluta tranquilidad de conciencia. Que dejen actuar a la Justicia”, pidió.

Por su parte, se mostró irónico cuando se le preguntó sobre  las últimas declaraciones realizadas por el secretario general del  gremio Luz y Fuerza, Oscar Lescano, quien reclamó su renuncia al  frente de la CGT. “Mientras sea Lescano el vocero de la oposición, bienvenido  sea. Cuando le echaron a 30 mil trabajadores no dijo nada”, recordó  acerca de la actuación que el sindicalista atravesó durante el  menemismo. (DyN)


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario