Política

Moyano denunció a Abal Medina y Berni tras ser acusado por saqueos

El titular de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, denunció penalmente en la Justicia federal al jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, y al secretario de Seguridad, Sergio Berni, por haberle...

Jueves 27 de Diciembre de 2012

El titular de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, denunció penalmente en la Justicia federal al jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, y al secretario de Seguridad, Sergio Berni, por haberle atribuido responsabilidad en los saqueos de la semana pasada en distintos puntos del país.

En su denuncia, que recayó ante la jueza federal María Servini de Cubría, el líder camionero acusó a ambos funcionarios de "intimidación pública, instigación a la violencia y falsas denuncias", luego de haber sido señalado como uno de los autores intelectuales de los disturbios. Moyano "era absolutamente culpado por los funcionarios de alto rango, quienes no actúan sin la venia de la señora presidente, los que en forma asertiva inculpaban a sus opositores", indicó la presentación, que apuntó también contra el diputado kirchnerista Edgardo Depetri.

El líder de la CGT opositora no sólo hizo referencia a las acusaciones en su contra sino también contra Pablo Micheli y Luis Barrionuevo, líderes de la CTA y la CGT Azul y Blanca respectivamente, por los saqueos que comenzaron en San Carlos de Bariloche y se replicaron luego en otros puntos del país, incluso en el conurbano bonaerense.

En declaraciones formuladas en la Casa Rosada, Abal Medina había apuntado por los hechos "a pequeños sectores marginales, algunos vinculados al delito, pero también sectores vinculados a la política, de algún gremio de camioneros, de los Gastronómicos y un sector de ATE que fomentan e intentan generar caos en la Argentina".

Por su parte, Berni, desde Bariloche, adonde había viajado junto a unos 400 gendarmes, había asegurado que los saqueos estaban "organizados" y respondían a "cuestiones políticas", para luego apuntar directamente a dirigentes gremiales opositores. Por ese motivo, la denuncia de Moyano, que fue presentada por los abogados Hugo Moyano (h) y Eduardo Guarna, señaló que Berni y Abal Medina "acusaron con total impudicia al suscripto por haber provocado tales desmanes, lo que no demostraron".

Previamente, y tal cual la explicó en el documento, Moyano constató mediante un habeas corpus preventivo que no existiera una orden de detención en su contra tras haber sido acusado públicamente por funcionarios del gobierno nacional.

"Esto indica que no existía correlato sobre las supuesta autoría intelectual y lo que se plasmaba en la realidad judicial", señaló la presentación judicial al respecto. Además, acusó a los funcionarios de haber dicho "rápidas acusaciones, sin fundamento; pregoneros del caos" y de haber "puesto en marcha la maquinaria mediática y un claro objetivo de provocar temor, alarma y violencia en la población, sea por acción o reacción".

"La responsabilidad del Ejecutivo es clara, ya que quienes detentan el poder, deben ser cautos en sus apreciaciones y poner toda evidencia en manos de la Justicia", advirtió Moyano en la presentación de cuatro carillas, en la que también destacó que los comerciantes de Bariloche "habían prevenido al intendente hace más de un mes la posibilidad de saqueos".

Además, remarcó que "resulta inverosímil" que las estructuras de inteligencia del Estado no estuvieran "al tanto" de los episodios, por lo que deslizó la posibilidad de que los incidentes hayan sido "aprovechados para generar un escenario de conmoción interna y sumar propia tropa". "La clara vocación democrática de los acusados, la templanza esgrimida y el fino sentido ante la provocación cursada, posibilitó actuar dentro de los parámetros institucionales, lo que morigeró la clara perfidia bosquejada por el ejecutivo, en manos de sus voceros Berni, Abal Medina y Depetri", acusó.

Como medida de prueba, Moyano pidió a la jueza tomar en cuenta los dichos de todos los funcionarios en su contra al vincularlo con los saqueos, y realizar una medición "en tiempo, de aire, de imagen y de centímetros en medios gráficos" de la aparición del los mismos.

"Estos hechos violentos quieren frenar la paz social y este gran momento que vive la argentina. Hay sectores interesados en que esto ocurra. Hay sectores del delito, pero también sectores vinculados a la política, a Camioneros, a Gastronómicos, a ATE", había apuntado el jefe de Gabinete. Partes de una polémica que ahora tiene su correlato judicial más allá de los andariveles políticos. Y que continuará en lo inmediato.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario