Política

Moyano cierra filas con otros sectores gremiales y amenaza con un paro si detienen a su hijo

La CGT, la CTA y el Frente Sindical rechazaron la orden del fiscal. El gobierno prevé "complicaciones" por la marcha de hoy por a la Secretaría de Trabajo.

Martes 16 de Octubre de 2018

El secretario general del Sindicato de Camioneros, Hugo Moyano, insistió ayer en que el pedido de detención de su hijo Pablo, solicitado por un fiscal de Lomas de Zamora en una causa por asociación ilícita en el Club Atlético Independiente, es "un disparate". Y no descartó la convocatoria a un paro general si, finalmente, el juez del caso ordena el arresto.

En tanto, la Casa Rosada prevé "complicaciones" en las calles por la marcha prevista para hoy hasta la Secretaría de Trabajo nacional para pedir un aumento en la paritaria. Para la administración de Cambiemos, los camioneros, "cada vez que tienen un problema con la Justicia, arman un conflicto".

Moyano advirtió que "la gente va a reaccionar" si se concreta el arresto de su hijo, acusado de desviar fondos de la entidad de Avellaneda. "No hay ningún motivo real para la detención de Pablo. No creo que se lleve adelante", confió.

En ese sentido, el dirigente adelantó que "Camioneros se va a movilizar" el jueves próximo hasta el aeropuerto internacional de Ezeiza para recibir a su hijo, quien viajó a Singapur para participar de un congreso internacional de gremios del transporte.

"Han mostrado una solidaridad muy fuerte y seguramente ese día, cuando (Pablo) regrese, habrá un grupo importante de trabajadores recibiéndolo", manifestó.

Lo cierto es que el pedido de detención de Moyano logró unificar al sindicalismo, fragmentado en la CGT, las dos CTA y el nuevo Frente Sindical, que organiza la movilización a Ezeiza para respaldar al secretario adjunto de Camioneros.

"Cuando hay una injusticia de esta naturaleza, y es tan evidente, nadie puede dudar que llega un momento en el que la gente se agota, así que no se descarta nada", señaló el referente sindical sobre una posible convocatoria a un paro general por este motivo.

Para Moyano, la causa "es toda una maniobra del gobierno" de Mauricio Macri, que "se ocupa solamente de presionar a la gente" y las denuncias "no son nada serias".

"Las estupideces que se le están imputando, yo no sé... Creerán que era socio en los puestos de choripanes junto a este personaje, Pavote, como le decimos nosotros (por el líder de la barra brava del club de Avellaneda, Pablo Bebote Alvarez)", cuestionó.

De ese modo, el también presidente de Independiente (la entidad señaló que Moyano es "un perseguido político") volvió a defender a su hijo, que tiene pedido de detención por parte del fiscal Sebastián Scalera, acusado de haber desviado fondos del club aprovechándose de su rol de vicepresidente de la institución.

"No creo que esto (la detención) se lleve adelante porque todavía quedan algunos jueces que tienen la dignidad de no aceptar las presiones que le meten", agregó el camionero.

El líder sindical sostuvo que Pablo, "en los pocos meses que estuvo en la CGT, ha mostrado que es una resistencia muy grande frente al gobierno, que quiere quitarles los derechos a los trabajadores".

Respaldo

En tanto, para el secretario general del Smata, Ricardo Pignanelli, uno de los gremialistas que tuvo diálogo fluido con el gobierno, la eventual detención de Moyano sería un "exceso que va a terminal mal, porque es una revancha y el país no está para una revancha".

Pablo Micheli, de la CTA Autónoma, consideró que el pedido de arresto ordenado por Scalera "es una escalada más del gobierno y de fiscales y jueces adictos al Ejecutivo para perseguir a los luchadores populares".

A su turno, el secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, cargó contra la Casa Rosada y advirtió que si se concreta el arresto de Moyano, el movimiento obrero "estará en la calle".

El fin de semana pasado, a través de un comunicado, la CGT había exigido el "cese de las maniobras de hostigamiento y persecución". Y reclamó al gobierno que "se abstenga de seguir atacando a las organizaciones sindicales por el solo pecado de defender dignamente los derechos de los trabajadores".

Por último, Moyano responsabilizó al oficialismo por el asalto que sufrió Héctor Yoyo Maldonado, integrante de la comisión directiva de Independiente (ver aparte).

"Se cae de maduro que los servicios lo atacaron, los manda el gobierno nacional", expresó sobre el hecho delictivo.

"Nadie puede dudar de que llega un momento en que la gente se agota, así que no descartamos una medida de fuerza"

"Rodear" el Congreso

El líder de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, llamó ayer a "rodear" el 24 de octubre próximo el Congreso nacional para que "los diputados no aprueben el proyecto de presupuesto 2019" que impulsa el gobierno. "Tenemos que ir todos juntos", dijo el dirigente, que también rechazó el pedido de detención de Pablo Moyano (Camioneros).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario