Política

Moyano anunció una movilización de Camioneros para febrero

El referente sindical, investigado en varias causas judiciales, endurece su posición ante el gobierno nacional.

Jueves 25 de Enero de 2018

El conflicto entre Hugo Moyano y el Gobierno se encamina a profundizarse luego de que la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros anunciara ayer que realizará una marcha el 22 de febrero al centro porteño en "defensa del convenio colectivo de trabajo" del sector y por "la preservación del empleo y mejoras salariales".

De esta forma, la familia Moyano endurece su postura contra la Casa Rosada, luego de que se conociera el martes pasado otra causa judicial contra el líder camionero, esta vez por presunto lavado de dinero en la compra de dos propiedades en Parque Leloir.

Esta investigación se suma a otras que comenzaron a moverse en los tribunales en las últimas semanas, entre ellas una por presuntas facturas truchas sobre Camioneros y los Gastronómicos de Luis Barrionuevo que detectó la Afip y otra contra Moyano y la empresa OCA por presunta evasión y lavado por 4.000 millones de pesos.

"En un contexto económico que se muestra desfavorable a los intereses y necesidades de la mayoría de trabajadores de diversas ramas, llamamos a una movilización en señal de protesta", sostuvo el comunicado de la Federación de Camioneros emitido tras un plenario que concretó ayer y que contó con las presencias de Hugo y Pablo Moyano.

"La bronca acumulada de los trabajadores es descomunal; nuestra fuerza es directamente proporcional. Este 2018 puede traer peores condiciones para los trabajadores. Necesitamos un plan de lucha independiente de las patronales para enfrentar estas nefastas recetas neoliberales", agregó el documento sindical.

El secretario gremial de la Federación de Camioneros, Pedro Mariani, remarcó que aún no se definió el lugar adonde marcharán los camioneros pero dio por descontado que será "en la calle y en el centro porteño".

A su vez, justificó la movilización al señalar que el convenio colectivo de trabajo (CCT) del sector "está en peligro por el mega-DNU" que firmó el presidente Mauricio Macri semanas atrás con más de 190 medidas, muchas de las cuales apuntan a adjudicarle al Ejecutivo facultades legislativas.

El dirigente camionero sostuvo también que hay otros problemas que atraviesa el sindicato, como el no pago del tradicional bono de fin de año que recibe ese gremio, y adujo que esto se está produciendo "por presión del gobierno a la cámara empresaria".

Temas gremiales

Además, otras fuentes sindicales señalaron que la marcha "no fue convocada en contra del gobierno o como mecanismo de defensa ante ninguna causa judicial, sino por temas gremiales como el intento patronal de quitar el 0,5 por ciento del ítem antigüedad".

El documento también señaló que "el trabajo representa la suprema dignidad del hombre", por lo que "el gremio Camionero ratifica hoy y siempre que en la comunidad argentina solo existe una sola clase de hombres: la de quienes trabajan".

Si bien Mariani buscó ceñir a causas netamente gremiales los motivos de la marcha del 22 de febrero, lo cierto es que existe un claro trasfondo político reflejado en el conflicto que se viene incrementando entre Moyano y el gobierno de Mauricio Macri.

Meses atrás, intranquilo por el futuro incierto de la empresa OCA, que afronta una millonaria deuda con la Afip y emplea a más de 5.000 camioneros, Moyano comenzó a adoptar una postura más dura contra la Casa Rosada y se puso al frente del rechazo a la reforma laboral que el resto de la CGT había acordado con el oficialismo y que al final quedó trabada en el Congreso.

A principios de este mes pareció que el camionero y el macrismo había firmado una tregua con el acto que Moyano compartió con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, en un sanatorio del barrio de Caballito, pero el cauce que siguieron en la Justicia las investigaciones en su contra hizo reflotar la tensión.

El frente judicial que afronta la familia del camionero incluye también una denuncia contra Pablo Moyano en la que fue señalado como supuesto actor indispensable en los negocios de la barra brava del club Independiente, institución que preside Hugo Moyano.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario