Política

Moyano advirtió que va a "seguir insistiendo" en que se apruebe la ley de reparto de ganancias

El líder cegestista salió hoy a responderle a la presindenta de la Nación, Cristina Fernández, quien ayer expresó sus diferencias con la propuesta que elevó a la legislatura. "La justicia social es un trabajo digno, un salario digno y una vivienda digna y todavía no la hay", disparó Moyano, a sabiendas de que criticaba la gestión del gobierno nacional.

Miércoles 23 de Noviembre de 2011

El titular de la Confederación General del Trabajo (CGT), Hugo Moyano, aseguró que mantiene "intacta" su determinación de que se apruebe el proyecto de reparto de ganancias que presentó en el Congreso de la Nación, a pesar de que la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, haya cuestionado la idea ayer al hablar en el congreso de la Unión Industrial Argentina (UIA).

Moyano aseguró que el reclamo de la central de trabajadores se mantendrá "intacto", pese a que la jefa de Estado haya rechazado públicamente que el reparto de ganancias se decida en el parlamento. "Eso lo mantenemos intacto. Nosotros vamos a seguir insistiendo", afirmó el líder sindical.

A fin de ratificar su convicción de que va a seguir adelante con sus luchas sindicales, más allá de su relación con el gobierno nacional, Moyano dijo que en la próxima discusión salarial se hará "en base a la inflación que sigue siendo la del supermercado".

"La justicia social es un trabajo digno, un salario digno y una vivienda digna y todavía no la hay", enfatizó el dirigente del gremio de camioneros, quien relativizó las diferencias que mantiene con el gobierno: "No vamos a poner palos a la rueda".

Hoy desde el gobierno intentaron bajarle el tono a la disputa con Moyano, que ayer tuvo unos de sus capítulos más críticos cuando la primera mandataria calificó a lo "conflictos intersindicales" a los reclamos que se fogonean desde la GCT y rechazó que el reparto de ganancias se fije por ley.

El ministro de Planificación, Julio De Vido, dijo esta mañana que "Moyano puede o no aceptarlo, puede tener una opinión diferente, pero eso no significa un conflicto". Y añadió: "La relación está intacta. Hay momentos con mayores diferencias y momentos de menores diferencias. Pero nada más que eso".

Asimismo, señaló que "La presidenta no está de acuerdo con la aplicación general y por ley. Tenemos una ley de convenciones de trabajo es fabulosa para que cada sector acuerde su propio punto de equilibrio". Y concluyó: "La presidenta no está en contra de que haya reparto, sino de que sea por ley".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario