Política

Miguel Lifschitz: "El rosarino definirá si el gobernador seré yo o Del Sel"

El candidato del Frente Progresista Cívico y Social Miguel Lifschitz apuesta al voto de la ciudad que lo tuvo como intendente para llegar a la Casa Gris y ser gobernador electo.

Miércoles 10 de Junio de 2015

"Creo que el rosarino definirá el domingo si el gobernador de Santa Fe es Miguel Del Sel o soy yo, por acción u omisión", sorprendió Miguel Lifschitz, quien aseguró que el voto de los electores de la ciudad de Rosario puede actuar como fiel de la balanza de unos comicios que aparecen con final incierto ya que los candidatos del Frente Progresista y de Unión PRO Federal llegan a las urnas cabeza a cabeza.

"Apelo y convoco a los rosarinos, y les pido ese apoyo. Me han acompañado en otras oportunidades, me han visto trabajar en Rosario, saben de las obras que hicimos, las avenidas, los hospitales, el nuevo (Hospital de Emergencias) Clemente Alvarez, la Maternidad Martin", mencionó el dos veces intendente y hoy candidato a gobernador.

"Lo mismo que hice en Rosario, pero con más herramientas, quiero hacer en los próximos cuatro años en la provincia, con Mónica Fein en la ciudad", agregó Lifschitz.

El postulante del Frente Progresista admitió que la gran demanda ciudadana es por mayor seguridad y, en ese sentido, prometió tener "al mejor jefe de policía", y aseguró que lo va a someter "a la aprobación de la Legislatura, porque necesitamos que no sólo sea bueno y tenga liderazgo sino que tenga espalda política, y eso se da con acuerdos, con consensos amplios".

El adversario. A días de la elección general, Lifschitz, quien cayó en las Paso por diez puntos a manos de Del Sel, aunque en la compulsa partido a partido el PRO aventajó al Frente Progresista por menos de un punto porcentual, afirma tener "la sensación" de que "vamos ampliando una diferencia —respecto del candidato macrista— que es muy pequeña, pero que va creciendo, y suponemos se va a consolidar esta semana, dándonos un triunfo por 3 ó 4 puntos de diferencia". "Es una elección pareja y de final abierto", advirtió al programa En Profundidad, de Canal 4 Cablehogar.

Con la lupa puesta en Rosario, el candidato a gobernador manifestó su convencimiento que, tras las Paso, "ha habido una confirmación del voto del Frente Progresista en la ciudad", y agregó: "Si al principio había alguna duda sobre si los votos que logró (Pablo) Javkin iba a sumar a Fein, o que los votos de (Mario) Barleta me sumarían a mi candidatura, hoy todas las encestas están marcando que efectivamente eso ocurrió. Pero además —siguió Lifschitz— confiamos que nos acompañarán algunos votos más, de gente independiente o que votó a otro candidato, incluso votos que provengan del peronismo, que por ahí ante la opción (se refiere a una hipotética polarización) se inclinen por el Frente Progresista".

Lifschitz también se refirió a dura puja en Rosario entre Mónica Fein y la candidata del PRO Anita Martínez: "En este último tiempo han quedado claras las diferencias entre ambas candidatas en cuanto a conocimiento, solidez, templanza, capacidad de gestión... y creo que esto ha decidido el voto de muchos rosarinos" hacia la postulante socialista.

El ex intendente tiene claro que su carta de triunfo está en su ciudad. "Confiamos en el voto rosarino —insistió—, que siempre ha sido un voto más progresista, o más innovador, por eso siempre nos ha acompañado, y por otro lado, los rosarinos son quienes mejor me conocen".

"Necesito llegar a la Gobernación con el voto de Rosario, pero además Rosario necesita tener un gobernador que conozca la ciudad y defienda a Rosario. Hemos pagado muy caro la discriminación del gobierno provincial, y recién cuando llegó (Hermes) Binner, y luego con Antonio Bonfatti, la provincia empezó a aportar para la salud pública, se están haciendo inversiones sociales y obras de infraestructura sin antecedentes en la ciudad por parte de la provincia. No me imagino a Rosario gobernada por un gobernador que no la conozca, y está claro que (Omar) Perotti, que es de Rafaela, y Del Sel, que es de Santa Fe, conozcan a esta ciudad como la conozco yo", advirtió.

En esa línea, Lifschitz agregó: "Gobernar Santa Fe no es para cualquiera, es una tarea que requiere experiencia, idoneidad, capacidad, equipos políticos de verdad, dirigentes que acompañen; una estructura política que le dé gobernabilidad desde la Legislatura, desde las intendencias, desde lo que es territorio; no se gobierna solo desde la Casa Gris y por una persona, y en ese sentido me parece que las diferencias son notorias".

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS