Reforma previsional

Michetti: "Si no están las fuerzas de seguridad cualquiera puede hacer lo que quiera"

La vice defendió el accionar de los uniformados y señaló que si no se respeta el orden "estamos ante un problema grave".

Miércoles 20 de Diciembre de 2017

La vicepresidenta Gabriela Michetti respaldó hoy el accionar de las fuerzas de seguridad en las inmediaciones del Congreso durante el debate de la reforma jubilatoria, al señalar que la Argentina ha pasado "de la locura y la aberración" de la última dictadura militar al "otro extremo", en el que "nadie tiene el monopolio ni la legitimidad de la fuerza" y donde "cualquiera puede hacer cualquier cosa".
"Hay que volver a respetar a las fuerzas de seguridad. Es todo una reconstrucción del orden democrático porque, de lo contrario, no tendremos democracia", sostuvo la vicepresidenta, en un breve diálogo con periodistas acreditados de Casa Rosada, al término de una actividad de la Jefatura de Gabinete con motivo de la presentación de un libro sobre el Programa Argentina 2030, a cargo de Eduardo Levy Yeyati.
Michetti explicó que "si no está en el medio la fuerza de seguridad, haciendo cumplir la ley, vamos a tener un problema gravísimo, porque si a alguien no le gustó una política pública y se da cuenta que puede hacer cualquier cosa y nadie le hace nada, estamos en un problema grave".
"En la Argentina tenemos un problema y lo tenemos que asumir todos en relación con cómo hacemos que la ley se cumpla", dijo Michetti, quien añadió que "hemos vivido situaciones atroces de avasallamiento de la integridad humana en la dictadura" y "cualquier cosa que sea ordenamiento de las fuerzas de seguridad, existe el terror de que nos pasemos de largo".
También aclaró que las fuerzas de seguridad "tienen que actuar y hacerlo con sus protocolos" y que si cometen excesos debe ser la Justicia la que deba investigar y resolverlo, al tiempo que cuestionó el accionar de la jueza porteña Patricia López Vergara, quien ordenó que la Policía de la Ciudad realizara su operativo del lunes pasado en el Congreso "sin armas".
"Nos hemos ido a un costado del péndulo y eso también nos pone en peligro, porque llegamos al punto de que una jueza ordene que vayan las fuerzas de seguridad, pero sin armas. Entonces, vos decís, pero lo están mandando a ese señor a que lo maten, porque la verdad es que las otras personas (un grupo de manifestantes) están armadas y están tirando de verdad", apuntó.
Consultada por los cacerolazos que se hicieron sentir en algunos puntos del país, con mayor sonoridad en la Ciudad de Buenos Aires, en contra de la reforma previsional, Michetti sostuvo que se trató de sectores que "no están contentos con nuestro gobierno, que no apoyan nuestras medidas y que votaron distinto, aunque tienen legitimidad para hacerlo".
"Son maneras de manifestarse, y mientras no haya violencia ni amenazas sobre la vida de nadie, están bien. Son genuinas. Es más, la Argentina ya ha tomado un poco esta cosa de los cacelorazos en varias oportunidades. Me parece que por la cantidad no eran como cuando se pedía justicia en la Argentina y que salían dos millones de personas a la calle", completó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario