Política

Michetti pidió "volver a respetar a las fuerzas de seguridad"

Según la vicepresidenta, se pasó de "la locura y la aberración de la dictadura al otro extremo, en que nadie tiene el monopolio de la fuerza"

Jueves 21 de Diciembre de 2017

La vicepresidenta Gabriela Michetti pidió ayer "volver a respetar a las fuerzas de seguridad" y advirtió acerca de que se pasó de "la locura y la aberración de la dictadura militar al otro extremo, en el que nadie tiene el monopolio de la fuerza". Asimismo, vinculó los recientes cacerolazos a un "25 por ciento de kirchnerismo o filokirchnerismo".

"Vamos a tener que dar algún debate público o cultural porque nos hemos pasado al otro extremo: de la locura y la aberración de lo que ocurrió en la dictadura militar al otro extremo, en el que nadie tiene el monopolio ni la legitimidad de la fuerza y cualquiera puede hacer cualquier cosa", sostuvo la titular del Senado nacional.

En contacto con los periodistas acreditados en la Casa Rosada, la referente del PRO hizo mención a los incidentes que se registraron en las inmediaciones del Congreso el lunes pasado y advirtió que en la Argentina hay "un problema en relación a cómo hacer que la ley se cumpla, y hay que asumirlo".

"Como hemos vivido situaciones atroces de avasallamiento de la integridad humana en la dictadura, entonces cualquier cosa que sea ordenamiento a través de las fuerzas de seguridad implica el terror de que nos pasemos de largo. Como existe eso, nos hemos ido a un costado del péndulo, que también nos pone en peligro", analizó.

Al respecto, agregó: "Tenemos que darnos cuenta de que las fuerzas de seguridad tienen que empezar a actuar con sus protocolos. Eso es lo que tienen que hacer, y hay que respetarlas. Las fuerzas de seguridad tendrán que aprender a actuar de acuerdo a los protocolos y profesionalmente".

En ese sentido, Michetti subrayó que "la que tiene legitimidad para el uso de la fuerza es la fuerza de seguridad" y "no cualquiera que agarra un arma y empieza a tirar tiros", porque "sino se estaría en una indefensión absoluta".

Paralelamente, Michetti se refirió a los cacerolazos que se registraron en la Capital Federal, Rosario y otros puntos del país y señaló: "Son una manera de manifestar y, mientras no haya violencias ni amenazas sobre la vida de nadie, están bien. Son una genuina manera de protestar".

"Creo que es un grupo de la población que no está de acuerdo con nuestro gobierno, que no apoya las medidas que estamos implementando y que votó distinto. No me parece algo que rebasa lo que vimos en las elecciones de octubre. Los ligo a ese 25 por ciento de kirchnerismo o filokirchnerismo que no nos apoya", concluyó la vicepresidenta.

El lunes a la noche, cuando Diputados trataba la reforma previsional, se llamó a un cacerolazo pacífico en distintos puntos del país. Un día después, volvieron a convocar desde las redes sociales, aunque esta vez a partir las 19.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario