Política

"Me enerva lo que hacen en Rosario con los gendarmes", sostuvo Macri

Dijo que el gobierno nacional lo hace "antes de una elección y quedó demostrado que después se lo sacan". Pronosticó que el el lunes "el país va a ser una gran fiesta".

Martes 20 de Octubre de 2015

El candidato presidencial por el frente Cambiemos, Mauricio Macri, criticó hoy al gobierno nacional por su “habitual práctica” de enviar fuerzas federales a Rosario antes de una elección para luego quitárselas transcurridos los comicios.

“Me enerva lo que hacen con los rosarinos, por tercera vez mandan gendarmes antes de una elección, cuando quedó demostrado que después se lo sacan”, se quejó el jefe de Gobierno porteño durante su visita.

El líder del PRO prometió trabajar “codo a codo” con el gobernador electo Miguel Lifschitz para terminar con la inseguridad y con el flagelo de la droga y del narcotráfico. “Le voy a pedir un compromiso para profesionalizar a su policía, pero voy a trabajar junto a él para poder entrar y pacificar los barrios más peligrosos”, afirmó.

Macri dijo sentirse “cansado pero con mucha adrenalina” en este cierre de campaña y vaticinó que la “sana rebeldía” que se extendió en este último tiempo por todo el país va a triunfar el domingo en las urnas.

"El lunes el país va a ser una gran fiesta. Vamos a ir a una segunda vuelta, por lo que empezaremos a construir un cambio de clima y de época", señaló.

En su paso por la ciudad, el candidato presidencial aseverío: "Nosotros no nos vamos a olvidar ni de Rosario ni de los santafesinos y vamos a enfrentar en serio al narcotráfico”.

También consideró “una falta de respeto” que Scioli haya “negado” la existencia del narcotráfico en la provincia de Buenos Aires y opinó que el candidato presidencial y actual gobernador bonaerense “no conoce su provincia”.

“Lo invité a que se baje del helicóptero y dialogue con las madres de familias destruidas por el paco. Cada seis cocinas de paco que se abren tres son en el Gran Buenos Aires”, agregó el postulante de Cambiemos.

Por otra parte, Macri reiteró que cree en “una Argentina de diálogo” y ratificó su compromiso de convocar al resto de las fuerzas “para fijar políticas de Estado alrededor de pobreza cero, educación pública de calidad, llevar adelante un plan de infraestructura y derrotar al narcotráfico”.

“Les pido a todos aquellos que el 9 de agosto no nos apoyaron y que quieren un cambio que confíen en mí, que me voten, porque vamos a trabajar con humildad, responsabilidad y mucho diálogo para que esta Argentina crezca y salga adelante”, agregó.

Además, renovó su pedido a los ruralistas para que “aguanten hasta el 10 de diciembre” con la promesa de que si llega a la presidencia va a “sacar las retenciones a las economías regionales y las restricciones a las exportaciones”.

“Contamos con ellos, los necesitamos; queremos que crezcan para que generen 1.000.000 de puestos de trabajo y desarrollen cada pueblo en la Argentina, especialmente en Santa Fe que es una provincia exportadora”, afirmó el líder del PRO.

Macri realizó una caminata por el centro de la ciudad junto a la candidata a diputada nacional por Cambiemos Anita Martínez, quien afirmó que en sus recorridas habituales por la provincia “hay en la gente muchas ganas de cambio, de estar mejor, y vamos a poner el acento en la lucha contra el narcotráfico”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS